El Supremo se decanta por encausar al juez de Majadahonda y nombra instructor al magistrado Andrés Martínez Arrieta

Suscríbete gratis a nuestras noticias
Andrés Martínez Arrieta
El juez Andrés Martínez Arrieta, instructor de la causa

MANU RAMOS. Toda la prensa nacional se hace eco de la decisión final sobre el juez de Majadahonda: la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha abierto una causa penal al magistrado del Tribunal Constitucional Fernando Valdés, designado a propuesta del PSOE, al apreciar indicios de la comisión de un delito de maltrato sobre su esposa. La Sala ha designado instructor de esta causa al magistrado Andrés Martínez Arrieta. En un auto, notificado este martes 15 de septiembre (2020), la Sala afirma que en la exposición razonada elevada por el Juzgado de Instrucción nº 7 de Majadahonda, tras sintetizarse el contenido de las diligencias, se expresa que de ellas “resultan indicios de la eventual comisión, por parte del investigado, de hechos que pudieran encajar en dicho delito, criterio que es asumido por la Fiscalía”, según revela la periodista Isabel Vega del diario ABC. «Pese a las manifestaciones del investigado y de su cónyuge, el examen de las declaraciones prestadas por dos testigos y las referencias de uno de los agentes actuantes conforman una base indiciaria suficiente para descartar en este momento cualquier decisión diferente a la incoación de diligencias», dice la Sala.

Valdés, magistrado del TC desde 2012 a propuesta del PSOE, fue arrestado el pasado 11 de agosto por agentes de la Guardia Civil en su domicilio del municipio madrileño de Majadahonda y permaneció unas horas detenido, para pasar después a disposición judicial. La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Majadahonda, especializado en Violencia Sobre la Mujer, Elena Garde, se hizo cargo del asunto, pero el magistrado está aforado ante el Supremo, de modo que es la Sala Segunda (de lo Penal) de este tribunal la única que puede investigarle. Entre las pruebas a practicar, según solicitó la Fiscalía, están los interrogatorios del magistrado y su esposa, los de los dos testigos que presenciaron las llamadas de socorro de la segunda y un informe pericial sobre los efectos en el magistrado de la medicación debido a la enfermedad que padece.

Suscríbete
Recibir aviso
guest
1 Comentario
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios
Alejandro
Alejandro
hace 8 días

Esa es la actitud ¡¡