Fernando Pérez (Taller de Fotografía de Majadahonda): “Hemos aprendido a mirar”

Suscríbete gratis a nuestras noticias
Fernando
Fernando Pérez, fotógrafo y alumno de Angel Baltanás

PAULA GARCÍA. Fernando Pérez ha sido alumno durante cuatro años del Taller de Fotografía de Majadahonda impartido por Ángel Baltanás. Con motivo de la jubilación de este acreditado fotógrafo y profesor, MJD Magazin le entrevista para conocer como han sido sus clases y qué enseñanzas estéticas se pueden extraer de ellas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Exposición de alumnos del profesor Baltanás

¿Qué le ha parecido el curso del taller de fotografía de Majadahonda?
—En líneas generales un curso muy interesante y sobre todo ameno. Durante todo este tiempo he estado conectado a la fotografía y espero que se mantenga en años venideros. Las clases comenzaban con una primera toma de contacto con el trabajo realizado por los alumnos a lo largo de la semana y una segunda parte de conocimiento y manejo de los programas específicos de fotografía.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Alumnos del taller de fotografía con Angel Baltanás

¿Cuál es su referente como fotógrafo a nivel nacional, histórico o internacional?
—Sinceramente no tengo ningún referente a nivel fotográfico. Tengo mis preferencias en cuanto a temas o géneros, y es en ese aspecto en el que me suelo parar cuando veo una fotografía que me gusta.

¿Cuál es su género preferido dentro de la fotografía?
—Afortunadamente, bajo mi punto de vista, no tengo un sólo tema que me guste o atraiga en fotografía. Para mí, si una fotografía es buena, o al menos a mí me gusta, con eso ya es suficiente. Dentro de este curso de fotografía hemos trabajado muchos temas diferentes y creo que cada uno de ellos nos ha aportado una visión distinta.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Exposición de los alumnos del taller

¿Como era el método de trabajo con Ángel Baltanás?
–Cuando Ángel nos proponía un tema nuevo para fotografiar, por ejemplo “Miradas”, a partir de ese momento nuestra forma de ver y de mirar era diferente. Creo que empezábamos a ver cosas que antes pasaban desapercibidas ante nuestros ojos y de alguna manera nos enriquecía para apreciar lo que ocurre a nuestro alrededor. Si encima éramos capaces de llegar a plasmarlo en una fotografía, eso era lo satisfactorio. Un ejemplo muy gráfico se produce cuando uno trabaja en los primeros cursos el tema “Reflejos”. A partir de ese momento uno sólo ve reflejos por todas partes, y además eres capaz de fotografiarlos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Exposición del taller de fotografía en Majadahonda

¿Cuáles son sus criterios estéticos para realizar una imagen?
—A mí particularmente me gusta concentrarme mucho en el encuadre. Creo sinceramente que una buena fotografía empieza por un buen encuadre.

¿Cuánto tiempo ha asistido al curso y qué ha aprendido o en qué ha mejorado?
—Al curso he asistido cuatro años. Hemos conocido el manejo de la cámara y sus características y hemos salido con la cámara a la calle con diferentes condiciones de luz. Hemos trabajado la fotografía en movimiento, también en escenario, y realizado fotografía de estudio con iluminación de apoyo. Hemos trabajado muchos géneros fotográficos… y sobre todo hemos aprendido, en la medida de nuestras posibilidades, el manejo de las diferentes herramientas de los dos programas más conocidos de fotografía: Photoshop y Lightroom. En resumen, hay algo que yo al menos he aprendido del curso de fotografía y es a ver las cosas de diferente manera a como las veía antes. Como he comentado anteriormente, hay cosas que ya no te pasan desapercibidas, y aunque sea con el móvil, tratas de fotografiarlas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Fotografías del taller de Majadahonda

¿Por qué eligió ese curso? ¿qué tiene que no tengan otros?
—Destacaría el buen ambiente encontrado con los compañeros de curso. También, por último, decir que es una gran idea exponer nuestros trabajos a final de curso en una muestra en la Casa de Cultura.

Fotografías de Elena Bermúdez de Castro (alumna de Angel Baltanás):

Deja un comentario

Su correo no será publicado.