Informe en EE.UU sobre Empresa y Empleo en España/Majadahonda (y II): “comprar horas por tiempo libre”

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

NURIA LANZA. El reportaje de la web norteamericana de tecnología y negocios “Idigital Trends” (New Jersey) que menciona a Majadahonda como una ciudad europea pionera en las nuevas formas laborales de las empresas exitosas del siglo XXI, reseña “Final feliz“, la novela de Isaac Rosa. Y lo hace para apuntar que “Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad” es “el acrónimo en inglés (VUCA) que describe a las empresas a partir de 2008 y que conduce a nuevas formas de trabajar y vivir. Vincenç Àlvaro de ManpowerGroup, un experto multinacional en gestión de recursos humanos, señala que “desde 2011, hemos hablado sobre el talento como la clave para la sostenibilidad empresarial a largo plazo”. España se ha proclamado líder europeo en contratos temporales, según los últimos datos de Eurostat, pues los aumentó a 3.2 millones en 2018, una situación que va creciendo desde la década de 1980. Además, en el último estudio de Manpower sobre “Cómo resolver la escasez de talento“, el 24% de los 1.000 gerentes de recursos humanos entrevistados en España dijeron que tenían dificultades para encontrar los perfiles correctos para sus organizaciones. Por su parte, el informe de 2018 sobre Colocación Laboral de Graduados Universitarios, preparado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, recoge que “el 51% de los nuevos graduados que obtiene trabajo lo encuentra en puestos por debajo de sus calificaciones”. Una vez más, divorcio entre Universidad y Empresa y fracaso de la gestión política de la Formación Profesional, escasamente valorada socialmente y sin embargo primada laboralmente en el mercado empresarial.

Sin contar con los funcionarios públicos, que amparados por los políticos, viven en un “oasis” de estabilidad laboral total sin apenas control externo y donde se prima la ineficacia sobre la diligencia, este informe norteamericano señala que “el mercado laboral español vive en la paradoja, entre la precaria realidad de muchos, que vinculan contratos sin disfrutar de mínimos básicos, y la atención de un exiguo 15% contratado por empresas de entre 50 y 249 trabajadores, que sí tienen los más innovadores beneficios en Recursos Humanos. En el laberinto del trabajo, la flexibilidad finalmente ha prevalecido. Aunque la novedad es que “no va en una sola dirección para cubrir las necesidades de las empresas”, como subraya Vicente, sino que ahora “se ofrecen beneficios sociales. Manpower enfatiza que el 47% de los españoles destaca la flexibilidad como uno de los tres factores principales en su carrera profesional, en comparación con el 38% del promedio mundial”

“No solo se trata del teletrabajo y horarios bajo pedido dependiendo de los objetivos, sino de “tener un equilibrio entre la vida profesional y personal”, enfatiza Àlvaro. Eso es conciliación. Ese axioma que en el siglo XIX ya fue enunciado por Robert Owen, el promotor del movimiento obrero británico, con su lema histórico: “8 horas de trabajo, 8 horas de ocio, 8 horas de descanso“. Idoia de Paz, directora en el área de Capital Humano en Deloitte, advierte: “Pensar solo en el permiso de maternidad o paternidad es dejar fuera a una parte importante de los empleados”. Las formas de trabajo no solo se han vuelto obsoletas, sino que también se limitan al cumplimiento de los derechos básicos. “Las empresas ya están implementando fórmulas como comprar horas por tiempo libre, un día o tarde libre para cumpleaños, días semanales de teletrabajo…”

Las empresas con hasta 10 empleados son las que prevalecen en España. La Encuesta de Población Activa (EPA) informó que del promedio de 19.327.700 personas empleadas en 2018 en España, 7.338.800 eran asalariados de pequeñas empresas. Según el Instituto Nacional de Estadística, las condiciones que el 49.55% de los trabajadores no pueden hacer que su horario sea más flexible para atender a hijos o familiares dependientes. ¿El más penalizado? no es la mujer. De los 4.8 millones de personas que interrumpieron su trabajo durante un mes para cuidar a los niños, solo el 12.89% eran hombres, en comparación con 4.2 millones de mujeres”. Por último, el absentismo laboral (los “vagos”, como se les conoce en España sobre todo en el sector público), también se enjuician así: “el 43.75% de las empresas han detectado abuso de prácticas absentistas, según el V Informe sobre el absentismo laboral de Adecco, donde también se reconoce que el 63% de los empleados lo compensa alargando su jornada laboral debido a los descansos prolongados o al uso de asuntos personales en el trabajo”, concluye el informe.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.