“Las 60 casas en las que he intervenido y los bancos de los que he prescindido” (IV): La interesante vida de Mayte Spínola (El Plantío)

Suscríbete gratis a nuestras noticias
Mayte Spínola en Cala Xada

JULIA SÁEZ-ANGULO. En este capítulo, la emprendedora y empresaria Mayte Spínola (Madrid, 1943), residente entre El Plantío y Mallorca, describe “Cala Xada” también en “Sol de Mallorca”: “En el verano de 2019, tuvo lugar la inauguración de mi nueva casa Cala Xada en “Sol de Mallorca“, casa que adquirí al 50% con mis hijos Rocío y Borja. A ella vino invitada la princesa Al Sabah con su hija, hermana del actual emir de Kuwait. Esta es la décima casa que abro en “Sol de Mallorca” y confío en que sea la última. En total han sido 60 las casas en la que he intervenido y colaborado, ayudando a mis hijas, hermanos o sobrinos. En Mallorca empezaron a surgir las primeras compras y ventas inmobiliarias por mi parte, y después siguieron los pisos y casas sucesivamente para mis hijas y para mí en Madrid, Miami, Extremadura, Mallorca y actualmente en Viena, donde he adquirido una casa muy querida para mí”.

Julia Sáenz-Angulo

“Sin darme cuenta, como jugando a las casitas, me convertí en una profesional del sector inmobiliario. En 2003, fundamos la firma Vertical Real Estate, mi hija Rocío, con Beltrán Gómez Acebo, Jaime López Ibor y Alfonso Bustamente. Fue una etapa en que aprendí muchísimo de los jóvenes y disfruté junto a ellos. Fue un trabajo fuerte, donde vendimos los mejores edificios de Madrid, desde el edificio Milenium junto a la Puerta de Alcalá, hasta Velázquez 29, así como urbanizaciones enteras. Nunca hemos tenido la firma de aceptación previa de un cliente, nos bastaba su palabra y el compromiso de adquirir, que es lo que a mi criterio más vale”.

“Cuando murió mi marido en 2014 di un paso atrás y le dije a mi hija Rocío y Beltrán que solo actuaría en alguna operación puntual de Vertical Real Estate, porque tenía que dedicarme a mi propio patrimonio, al Grupo pro Arte y Cultura, GpAyC, que fundé y, por supuesto, a vivir el resto de vida que Dios me conceda y disfrutarla con más libertad de movimiento. Mientras Dios me de salud pienso hacerlo. Respecto a los Bancos, aunque mi marido y ex cuñados también tuvieron uno en su momento, he procurado prescindir de ellos. Siempre me he autofinanciado. Nunca he querido dar un paso mayor del que podía dar. En cada operación inmobiliaria de venta o compra, nunca he vendido nada si antes no tenia otro bien inmueble para comprar. Las operaciones siempre han sido simultáneas en la venta y en la compra; ha sido otro lema económico financiero que he llevado a cabo toda mi vida, para así cubrir un riesgo patrimonial que podría acontecer No aconsejo meterse más allá de lo que uno puede digerir. Me asesoré siempre por mis abogados Bernardo Cremades y Javier Orts”.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.