Mis relaciones “secretas” con el Rayo Majadahonda (y II): el entrenador Antonio Iriondo Ortega

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
Antonio Iriondo y J. Federico Mtnez

J. FEDERICO MTNEZ. Mi problema más preocupante es que no tengo desmemoria. Por eso no puedo borrar de mi mente, por ejemplo (y por eso no lo he escrito nunca), una larga conversación (casi 4 horas) con varios comensales en el restaurante Verde Oliva de Majadahonda, donde hicimos una tertulia sobre fútbol. Y me acuerdo también de otra posterior. En ambas estaba Antonio Iriondo y tiempo después me permití sugerirle, ya que él también la había olvidado, que si dejaba que Enrique Vedia le pusiese controles o vigilantes, acabaría por enterrarse. “¡Si ni siquiera puedo nombrar al director deportivo!”, fue su lamento. Y eso fue su tumba. Mientras tanto el presidente, experto en sembrar cizañas y urdir enredos con los que distraer a la tropa y dividir a los coroneles, es hoy víctima de sus numerosos cadáveres en el armario. Si ellos no se acuerdan de la conversación, yo de momento, tampoco.

El entrenador Sandro Pochesci

Lo que sí recuerdo fue que me tocó el triste papel de mensajero para informar a Iriondo del fichaje de su futuro (y frustrado) sustituto, el italiano Sancho Pochesci, urdido por el director deportivo Movilla y publicado por su jefa de prensa en un medio de comunicación italiano en el que colaboraba. Pochesci iba a entrar en el club de tapadillo y a las primeras de cambio, cuando vinieran mal dadas, sustituiría a Iriondo. Lo llamé a las 7.00 de la mañana con el titular de la web italiana “Tutto Mercato” que daba la noticia. Esa misma noche, Iriondo (que desconocía la operación) presentaba su órdago a la directiva: “O Movilla o yo”. El entrenador sabía el pasado de Movilla en el At. Madrid y con qué artimañas presionaba a los entrenadores para que lo alinearan. Y a cada club que llegaba, nuevo escándalo.

Movilla e Iriondo

El ex director deportivo del Salamanca y jugador del Zaragoza, Rayo Vallecano, Hércules, Málaga, Murcia, At. Madrid y tantos otros, que a pesar de su carácter volcánico en su profesión es un crack, salió del Cerro del Espino por la ventana. Su silencio costó su peso en oro (aunque es más bien menudito). Pero su jefa de prensa, cómplice del desaguisado, fue confirmada por Vedia en el cargo dentro del club: informaba al presidente de lo que hacía y deshacía Iriondo, hábilmente colocada a su sombra. Los siguientes responsables de prensa de Media Base Sport, claro, la mantuvieron. Pero así no había forma de trabajar en el vestuario.

La Directiva

Podría hablar de los encuentros y desencuentros de Iriondo con la directiva en general y con algunos de los directivos en particular. O con los restantes miembros del cuerpo técnico. Hasta de sus tropiezos con algunos fotógrafos o determinados periodistas, entre los que por fortuna yo no me encontraba. Mucho de esto es público y notorio si se sabe hurgar en la hemeroteca. Otras cosas no tanto. Lo que ocurre es que me han diagnosticado alzheimer y no me acuerdo de nada. Por eso los secuaces y “hooligans” de Enrique Vedia atacan tanto al Magazin, claro. Y eso que perdí la memoria la última vez que fui al Cerro del Espino y aún no la he encontrado. ¡Hasta la Guardia Civil la está buscando!. Fíjense si me acordara de algo, lo que dirían los esbirros presidenciales. Lo único que no entienden es por qué cuanto más nos denigran más crecemos. Eso les tiene intrigados. Por eso me alejé de estas quimeras y enredos presidenciales, porque yo sí creo en las incompatibilidades y en los conflictos de intereses y todo lo que se aleje de la honradez espartana y quijotesca me perturba.

Pedro Calvo, Iriondo y Jose Luis Hdez en una Asamblea del Rayo Majadahonda

Lo siento, sé que voy contra la opinión generalizada, pero visto la que se avecina, ha hecho bien Iriondo en irse. ¡Claro que sé que es un magnífico entrenador! ¿Entonces por qué las críticas? Pues porque estamos acostumbrados a las loas en exclusiva y eso hace que los personajes pierdan la cabeza. Solo el Papa es infalible, y no debería serlo, por más que lo diga la doctrina de la Santa Madre Iglesia en la que yo creo, por cierto. Pero Iriondo no es un líder espiritual por mucho que se infunda la túnica naranja del Hare Krishna. Cuando los emperadores y generales romanos aparecían ante su pueblo enfebrecido y eran aclamados triunfalmente, un esclavo que sostenía sobre sus cabezas una corona de laurel les susurraba al oído «recuerda que eres mortal»: era el «memento mori». La costumbre servía para que los líderes no se creyeran dioses. Y algunos pensaron que Iriondo era la reencarnación de Buda. Me temo que, mal aconsejado en materia de comunicación y con todos los condicionantes de la presidencia que expongo (los que se saben y los que van a seguir saliendo), también él ha respirado aliviado. Y aunque “alguien” le obligaba, no se sé qué pintaba como entrenador en las Asambleas del club echándole un capote a las tropelías del tridente, (cuando él conoce bien a los tres) que han terminado llevándoselo a él por delante también.

Los analistas de LaLiga se esforzaron en decirle a Iriondo sus errores: no hizo caso

Los errores tácticos de Iriondo, que los tuvo y muy graves, no empañan su trayectoria, diría incluso que lo enaltecen. Analistas reputados de la Segunda A como Tony Pinilla o Julio Morell los han analizado concienzudamente porque se parecen mucho a los que cometía la Cultural Leonesa en su estreno de la división de plata un año antes. Pero en lugar de agradecer la labor del “Memento Mori”, el presidente prefirió demonizar al mensajero. Los resultados están a la vista. Los expertos dicen que el sistema de Iriondo, que inventó Johan Cruiff y le copió Paco Jémez, es magnífico para las escuelas de fútbol pero naufragan en el deporte profesional porque carece de “Plan B”. Por eso no sirve para amarrar resultados, ni para colgarse del larguero cuando el rival es manifiestamente superior y a lo máximo que puedes aspirar es a sacar 1 punto o a lograr un contraataque a la espalda.

La “presidenta” Eva Hermida felicita a Iriondo: también va a las asambleas

Tampoco es útil la malabarista salida de balón jugado, siempre y por sistema: con 61 goles en contra no se puede mantener la categoría de plata. Y por eso los especialistas aseguran que solo es valida en equipos de muy alto nivel (FC Barcelona, Manchester City, Juventus, París SG…). El Almería, que ha estado 3 temporadas al borde del precipicio en la última jornada, lo ha entendido en esta. Y he visto en directo sus partidos con el Cádiz o Granada (rivales superiores): cuando el entrenador Fran Fernández vislumbraba en el minuto 35 que el intercambio de golpes lo mataba, replegaba al equipo con dos líneas de 4. Así sacó al menos 8 empates (8 puntos) que le han dado la permanencia con mal juego. Y luego ha dejado para rivales inferiores el fútbol vistoso, que lo ha tenido y mucho.

Iriondo en una de sus clases de yoga

Por eso Iriondo siempre mantuvo, en contra de un sector mayoritario de la afición, que fue un error garrafal marcharse del Wanda, campo que favorecía su estilo de juego. Son las cuentas del presidente: ahorrarse 200.000 euros para perder luego 7 millones. Así arruinó su pastelería, un negocio a priori boyante. Y otro fracaso, esta vez personal, de Iriondo: no pudo impedir que el presidente dejara de basar su gestión en engañar a tanta gente. La distancia entre los grandes líderes y aquellos que se les considera mediocres, no se mide por la cantidad de aplausos y loas de sus seguidores, sino por cuál es la medida de su carácter. Un líder de verdad afronta los desafíos con naturalidad y valentía por más cruda que se presente la realidad. Y en este caso era más valeroso marcharse que quedarse. Iriondo es un líder, por eso el otro se queda aferrado al cargo, sabe que sin la poltrona será pasto de los caimanes o de los psiquiatras. Ya lo fue una vez y por eso entró en el fútbol.

Abraham Lincoln y Abraham García

“Se puede engañar a todo el mundo algún tiempo… se puede engañar a algunos todo el tiempo… pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo”. Lo dijo Abraham Lincoln (no confundir con Abraham García, célebre entrenador amigo de Iriondo). Le faltó añadir que a todo abuso de poder le sale siempre un grano en el trasero. Ese es el incomprendido contrapoder de la prensa, que hace tiempo perdió por haberse entregado a los oropeles y ahora algunos intentamos recuperar desde la absoluta independencia y ejemplaridad. ¿Con errores? Muchísimos. ¿Con corrupciones? Ni una. Ha acertado Don Antonio y algún día, usted que es inteligente y que lo vislumbra con sus últimas declaraciones, sabrá por qué…

6 Respuestas a "Mis relaciones “secretas” con el Rayo Majadahonda (y II): el entrenador Antonio Iriondo Ortega"

  1. Avatar
    Álvaro   16 junio, 2019 at 12:42 am

    Impecable Don Federico

    Responder
    • Avatar
      Socio de toda la vida   16 junio, 2019 at 12:15 pm

      Alvaro haztelo mirar

      Responder
      • Avatar
        Álvaro   16 junio, 2019 at 3:07 pm

        Háztelo mirar, la directiva lo hace fetén, atacan al club sin razón… no vas a parar nunca de sermonearnos Padre Vedia?

        Responder
      • Avatar
        Abonado   16 junio, 2019 at 10:02 pm

        Padre vedia como tan acertadamente te llaman porque pareces el o uno de los dos acotilos desgastarrodillas.
        A iriondo le han hecho muchas trampas la directiva. Uno de los que no le queria ni ver era el vice porque le dijo a su hijo que no lo queria tener en el equipo y desde entonces no lo puede ni ver. Eso no es ser muy interesado. Haztelo mirar

        Responder
  2. Avatar
    RMR   17 junio, 2019 at 3:05 am

    Soy de Zaragoza y del Real Zaragoza, tengo que reconocer que me hubiera gustado que se hubiera salvado el Rayo, me gustaba como jugaba. Cuando bajó me dio pena y empecé a leer noticias para ver si volvéis a donde mereceis y ver por que teníais pocos socios. Leeiendo estos artículos empiezo a entender todo. Muy mal en convertirse en SAD, y más con esa gente que decis, aquí en Zaragoza hemos y seguimos teniendo ladrones en la directiva así que se de lo que me habló. Espero que os vaya bien por que os lo merecéis y los mafiosos de la directiva se vayan. Desde Zaragoza un aficionado al Rayo más.

    Responder
    • Avatar
      Álvaro   17 junio, 2019 at 10:27 am

      Te agradecemos los deseos, pero créeme si te digo que el ascenso fue a pesar de Vedia y que con este personaje manejando el club el Rayo termina desapareciendo antes de 2025. Garantizado. A ver si hay suerte para el Real Zaragoza el año que viene y vuelve a primera que es lo que le corresponde por palmarés y por afición.

      Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.