Religión:Ponen en valor el Museo Mapfre de Majadahonda

MANU RAMOS. La Sala de Santo Domingo en Salamanca acoge la inauguración de la exposición ‘Alma Charra’ en la que se recogen dibujos y esculturas de Venancio Blanco y que podrá visitarse hasta el próximo mes de noviembre (2021). Se trata de un recorrido que evoca el sentimiento y arraigo que tenía el artista con Salamanca, con sus campos y sus personajes. Julio Domingo, presidente de la Fundación Mapfre, recordó en “El Norte de Castilla” la feliz relación que la entidad tuvo con Venancio desde finales del pasado siglo y que se consolidó con la inauguración del Museo de Escultura Religiosa del Monte del Pilar en Majadahonda. Además desde hace más de siete años viene manteniendo un fructífero convenio expositivo con el Ayuntamiento de Salamanca y la Fundación Venancio Blanco.

Bajo el pseudónimo de “Una feligresa”, el pasado 13 abril (2021) la web “Infovaticana” publica el siguiente comentario: “No es un caso único. En Majadahonda ha ocurrido lo mismo en la parroquia de Santa María, donde un antiguo vicario episcopal progresaurio y dictadorzuelo lleva años tratando mal a todos los vicarios parroquiales que siempre se han ido hasta el gorro de tal zopenco… El último, a los tres meses, también en situación de «discernimiento». Eso sí, el párroco, de 76 años, sigue y sigue, con el consentimiento del vicario y del cardenal… ¡Una pena! ¡Qué buenos vasallos, si hubiera buenos señores!”. El despiadado ataque se produce a consecuencia del artículo titulado “De una parroquia de Madrid” escrito por otro articulista bajo el pseudónimo de “La Cigüeña De La Torre”.

Religión: Pozuelo, Majadahonda y Aravaca dan ejemplo misionero

La Cadena Cope informa que unas 700 personas de Madrid, Valencia y Barcelona entre laicos, consagradas y legionarios de Cristo, participaron a partir del Jueves Santo “en la propuesta misionera del Regnum Christi para compartir la fe y servir a la Iglesia”. Y añade: “Otra unidad de Familia Misionera de Madrid, formada por 300 personas entre adultos, jóvenes y adolescentes, se organizará en grupos para apoyar los oficios en 12 parroquias de Pozuelo, Majadahonda y Aravaca, sin salir de la propia localidad y sin misiones en las calles. Tendrán tiempos de voluntariado en la fundación Altius para colaborar con los más necesitados, y retransmisiones online para aquellas familias que no puedan físicamente participar por estar en cuarentena”.

 

Majadahonda Magazin