Salud Majadahonda: tumor cerebral y neumonía retroceden por el Dr. Rodríguez-Boto y Neumología

Suscríbete gratis a nuestras noticias
Dr. Gregorio Rodríguez-Boto

“Una nueva era conceptual en el entendimiento y manejo de los tumores del sistema nervioso central (SNC), donde deben considerarse la presencia de la alteraciones genéticas para considerar implicaciones pronósticas y terapéuticas. Ahora, el siguiente paso es diseñar nuevas terapias atendiendo a ese perfil molecular“. Quien así se expresa es el doctor Gregorio Rodríguez-Boto, neurocirujano del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda que explica en Diario Médico la actualización en la clasificación de tumores realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2016. Este nuevo enfoque ha permitido al médico de Puerta de Hierro Majadahonda dirigir una nueva línea de investigación sobre mutaciones genéticas de los tumores cerebrales en el que ha confirmado que “los pacientes con tumores cerebrales que tienen una mutación en el gen del isocitrato deshidrogenasa (IDH1) presentan un mejor pronóstico”. Un estudio que abre nuevas fronteras y líneas de trabajo en la investigación de estos tumores, pero también en el tratamiento clínico de estas patologías. Uno de los objetivos marcados tras la realización de estos estos estudios de Gregorio Rodríguez-Boto es el diseño “de fármacos dirigidos frente a esas mutaciones concretas, y en la posibilidad de reposicionar las moléculas disponibles”.

Por otra parte, el servicio de Neumología del Hospital Puerta de Hierro Majadahonda ha participado en un estudio que permitirá identificar un tipo de neumonía con un alto índice de mortalidad mediante un análisis de sangre. La investigación ha posibilitado la identificación de un subtipo inmunológico de Neumonía Adquirida en la Comunidad (NAC). Se trata de una enfermedad infecciosa que afecta entre 2 y 3 personas por cada 1.000 habitantes al año y que afecta especialmente a las personas mayores de 65 años y en pacientes con enfermedades respiratorias, cardíacas y hepáticas. Gracias a este estudio, un simple análisis de sangre podrá identificar con mayor exactitud esta variedad de neumonía y poder tratar así a los afectados con una mayor eficacia y mejor atención. De forma paralela, gracias a los datos obtenidos por este estudio se ha abierto la puerta al desarrollo de nuevos fármacos destinados a tratar esta dolencia. Las investigaciones del Hospital Clínic de Barcelona, Hospital La Fe de Valencia y del Hospital Clínico Universitario de Valladolid han sido los responsables de este descubrimiento en el que también han colaborado otros centros españoles como el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda.

Fuente: El Periódico

Fuente: Diario Médico

Deja un comentario

Su correo no será publicado.