Una madre de Boston que vive en Majadahonda desvela 3 secretos para que los hijos sean bilingües

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

LIDIA GARCIA. “Nunca olvidaré uno de los primeros días en el ascensor dirigiéndome a la escuela cuando estaba hablando con él. Levantó la vista y dijo con tristeza: “Mami, no te entiendo“. Eso fue muy difícil, pero no cambié. Mientras tanto, todos los demás a mi alrededor le hablaban en español: en la escuela, mi esposo (que es español), toda su familia cercana, etc. Por cierto, mis dos hijos van a escuelas públicas (estatales) en Majadahonda, que son principalmente en español. (nota: no crea lo que dice una escuela pública acerca de ser “bilingüe”)“. En 2006, Michelle Amato (que aparece en esta fotografía durante unas vacaciones en España) dejó su hogar en Boston (EE.UU) y se mudó a Majadahonda (Madrid). Han pasado ya 12 años y ahora tiene un trabajo a tiempo completo trabajando tanto en español como en inglés, un esposo español y dos hijos “spanglish”. Su relato biográfico, que recogió “The Local.es“, puede ayudar a los padres e hijos que aspiran con su escolarización y formación a ser bilingües:

“No hace mucho tiempo, en uno de los parques locales de mi vecindario (mis lugares favoritos desde hace aproximadamente 5 años y medio), estaba hablando con mi hijo cuando otro padre se me acercó. Este padre español quería saber cómo pude hacer que mi hijo me respondiera en inglés. ¿Cómo lo hice? Esto puede parecer una pregunta extraña, pero en realidad es un problema común con los padres bilingües por lo que he visto en varias conversaciones. Al parecer, en este caso, el chico del parque estaba casado con una mujer francesa, y aunque ella siempre hablaba con sus hijos en francés, solo respondían en español, nunca en francés. Resumiría cómo el cambio a inglés funcionó para mí en 3 puntos”:

La Firmeza. Una vez que decidí que iba a hablar en inglés no volví al español. A pesar de que fue muy difícil al principio y mi hijo no me entendía. Si cambia de un idioma a otro, quedará claro que el español es una opción, pero si “no entiende” en el otro idioma y ellos quieren algo, ellos descubrirán cómo decirlo. Además, frente a otras personas y amigos, incluso si no entienden lo que dices, no cambia la forma en que hablas con tus hijos solo por las personas que te rodean. Para hablar con otros, está bien hablar en otro idioma, pero no cambies el diálogo con tus hijos.

La Tenacidad. Si me dieran un centavo por cada vez que me dijera “No entiendo” … Durante más o menos un año, cada vez que mi hijo decía algo en español lo repetía, traducido al inglés (“oh, quiere decir …”), y luego respondía en inglés. Una y otra vez. Definitivamente fue agotador y hubiera sido fácil saltarme esto, pero estaba decidida. Otra cosa que hice fue comenzar a hablarle a mi esposo en inglés. Cuando estamos solos, cambiamos al español, pero como casi nadie más habla inglés a mi alrededor, creo que me ayudó tener más un ambiente de inglés en casa.

La Paciencia. Esta fue probablemente una de las partes más difíciles, pero nada sucede de la noche a la mañana. Mi segundo hijo nació un par de meses antes de la última cirugía de Nico (fue operado de amígdalas y nasal), así que durante un tiempo hablé con el bebé en inglés y con Nico en español. Ahora hablo con ambos en inglés, pero en realidad es el bebé el que responde en español (aunque esto es más natural con los niños que escuchan dos idiomas desde el principio). Todo a su tiempo”. Una versión de este artículo apareció por primera vez en el blog de Michelle, Spanishized.com. Para más información, siga su blog o su página en facebook.

7 Respuestas a "Una madre de Boston que vive en Majadahonda desvela 3 secretos para que los hijos sean bilingües"

  1. Avatar
    Monica De Diego Larriba   11 julio, 2019 at 9:05 am

    ¡Anda ya!yo lo hubiera hecho antes , pobre niño

    Responder
  2. Avatar
    Monica De Diego Larriba   11 julio, 2019 at 9:06 am

    ¿Y si alternamos un poco los idiomas?

    Responder
  3. Avatar
    Michelle Amato   11 julio, 2019 at 9:35 am

    Hola Monica. ¿Qué quieres decir con que lo hubieras hecho antes? En mi opinión si intentas mezclar los idiomas va a ser muy complicado que hablen el idioma que no sea dominante. un saludo

    Responder
  4. Avatar
    Michelle Amato   11 julio, 2019 at 9:40 am

    Ahora veo la confusión: falta una parte importante de mi artículo! No sabía que se iba a traducir y publicar solo una parte aquí. Por favor lee el artículo original donde hablo de los problemas médicas que tuvo mi hijo mayor y la razón porque es un caso un poco especial en el que pasé una temporada hablándole en español en vez de en inglés. Falta esta parte!

    https://spanishized.com/2019/06/29/raising-bilingual-kids-in-spain-how-im-making-it-work/

    Y a los editores: hubiera sido mejor preguntar antes de publicar una parte sin el contexto.

    Responder
  5. Avatar
    Angel   11 julio, 2019 at 10:21 am

    El dominio de un idioma ya sea, inglés, español, aleman, francés, etc. Comienza por dominar las 4 destrezas de los mismos:.
    Expresion oral, , escrita, auditiva y lectora. Por mucho que le hablen a un niño en el idioma materno o paterno nunca van a dominar las 4 destrezas linguísticas.
    Otra cosa muy diferente es que se comunique en la lengua materna o paterna.

    Igual que los niños españoles van al colegio y aprenden Lengua Española, otros niños con diferentes lenguas extrajeras serán analfabetos en su lenguas maternas o paternas sino van a un centro especializado que complete su aprendizaje por muy nativos extranjeros que sean sus padres. El dominio de un idioma se tiene cuando dominas las 4 destrezas lingúísticas. Lo demás es hablar por hablar.

    Responder
  6. Avatar
    Rosa   11 julio, 2019 at 1:00 pm

    “Y a los editores: hubiera sido mejor preguntar antes de publicar una parte sin el contexto.”

    Michelle, que no te sorprenda nada de este “periódico”, son capaces de cualquier cosa.

    Responder
  7. Avatar
    Sonia Larrañaga   11 julio, 2019 at 1:53 pm

    Gracias por tu testimonio Michelle, ya ponía el artículo que “para más información, siga su blog o su página en facebook”. Ahí me fui y estaba perfectamente claro. Me será muy util para mis hijos. Un saludo. ¡Y gracias MM sois sensacionales!

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.