Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

La rehabilitación de este edificio histórico en La Rioja corrió a cargo de dos arquitectos de Majadahonda

MIGUEL SANCHIZ. En mi infancia, el siglo pasado (XX), los niños queríamos ser policías o bomberos y las niñas, enfermeras o maestras. Luego llegó el Exin Castillos y probablemente, muchos años más tarde, el juego del Lego, que abrió la senda de los futuros arquitectos. El Consejo Europeo aprobó el 21 de junio de 2020 la creación del programa Next Generation EU, el mayor instrumento de estímulo económico jamás financiado por la Unión Europea, en respuesta a la crisis sin precedentes causada por el coronavirus. El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, propuso una licitación publica para la elaboración en la ciudad de Haro de un proyecto básico y de ejecución para la rehabilitación de un edificio que sirviera para centro de participación activa y centro de día destinado a personas mayores. ¿Y quien gana el concurso?. Fue Atob Partners S.L.P Sociedad Profesional de Arquitectura, colegiada en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid con el nº 70.913, un estudio de arquitectura de Majadahonda cuyos fundadores son Ainara Iturrarte Calle e Iván Jesús Castro Martin, dos jóvenes arquitectos que un día decidieron montar su estudio de arquitectura en esta ciudad del Oeste de Madrid.

Miguel Sanchiz y su sección de entrevistas

Ainara, no es frecuente cruzarte en tu vida con una arquitecta, ¿como te decidiste a escoger esta difícil profesión?. –Mi tío Jon siempre me motivó el interés por las artes plásticas. Al ser mi tío un gran escultor en Gipuzkoa, toda mi infancia y adolescencia he estado vinculada con el mundo de las bellas artes, pero mi padre y mi madre fueron los que definitivamente me infundieron el valor que me faltaba para estudiar arquitectura. La historia de las mujeres arquitectas ha sido muy dura y frecuentemente menospreciada. Es esta una profesión dominada históricamente por hombres ¿Es fácil ahora el desempeño de tu profesión?. –Lo bueno y lo bonito no suele ser fácil nunca. A cada uno le tocan vivir los tiempos que le tocan. Yo he tenido la suerte de haber podido estudiar a grandes arquitectas como Zaha Hadid, Carme Pinós, Ray Eames, Kazuyo Sejima, etc. Considero que el ejercicio de la profesión de arquitecto es duro en general, independiente del género.

Ainara Iturrarte Calle

Echando un vistazo a la historia de la mujer arquitecta nos encontramos con una serie incomprensible de menosprecio a la mujer. Eileen Gray, que trabajo junto a Le Corbusier, sufrió el que este estuviera «indignado de que una mujer pudiera hacer una obra tan significativa en un estilo que él consideraba propio”. Se refería a la Villa modernista E1027 en la Costa Azul. Denise Scott Brown, genial arquitecta, urbanista y escritora nacida en Zambia, trabajó con su socio Robert Venturi, a quien se le otorgó el premio Pritzker aunque a ella se la excluyó. Venturi manifestó su descontento no asistiendo al acto de entrega del premio. Todo este preámbulo justifica la pregunta: ¿En este siglo XXI, la mujer arquitecta está tan discriminada?. –Yo creo que no. La mujer en el mundo de la arquitectura no ha estado más discriminada que en otros ámbitos. A lo largo de la historia podemos ver un gran elenco de mujeres arquitectas de gran relevancia dentro y fuera del ejercicio de la profesión de arquitecto, como por ejemplo a la genial Zaha Hadid.

Volviendo a vuestro trabajo, ¿qué supone para tu carrera ganar esa licitación en un concurso con fondos de la Union Europea?. –Para todo el equipo que conformamos Atob Partners es un éxito inmenso. El que el Gobierno de La Rioja confíe en nuestras propuestas para destinar fondos del erario público europeo a la rehabilitación de un edificio catalogado por Patrimonio, es para nosotros un reconocimiento muy significativo. Vayamos ahora a nuestra ciudad, ¿cómo ves Majadahonda urbanísticamente?. –Estoy enamorada de mi ciudad. Majadahonda es una ciudad maravillosa, con unas dotaciones y servicios envidiables. La conservación de elementos urbanos es muy buena, tiene grandes avenidas, amplias zonas verdes y comerciales que funcionan tanto en el casco antiguo como en la periferia, buena comunicación con los servicios de transporte público de tren de la Comunidad de Madrid, así como por carretera con dos de los grandes cinturones de Madrid. Por ponerle un pero a Majadahonda, se ha quedado sin suelo para hacer nuevos desarrollos urbanos.

Iván Jesus Castro Martín

La otra parte del estudio de Arquitectura se llama Iván Jesús Castro Martin, joven arquitecto nacido en Salamanca pero majariego de adopción y sentimiento. ¿Por qué escogiste la arquitectura como profesión?. –Ha sido vocacional. Desde pequeño siempre quise ser arquitecto y aunque no comprendía realmente lo que significa serlo, mi corazón siempre me tiró por esos derroteros. Gracias a mi familia tuve la suerte de poder venir a Madrid a estudiar arquitectura y ahora mismo tengo la gran suerte de poder descubrir lo que significa ser arquitecto desde el estudio que fundamos Ainara y yo en Majadahonda. Los arquitectos sois gente de números y artistas que además de diseñar edificios y ciudades os preocupáis del bienestar de los ciudadanos, ¿cómo se armoniza todo esto?. –Con análisis, paciencia, constancia y buena voluntad, siempre buena voluntad. Tenemos el privilegio de poder hacer ciudad, de poder dar forma al espacio que habitamos todos nosotros todos los días. Es una gran responsabilidad, pero con buen hacer, humildad y buena voluntad es prácticamente imposible errar el tiro.

Tu fuiste becado por el Gobierno español para realizar una estancia de investigación en la Universidad de California, Berkeley (UCB), así como para recibir cursos de urbanismo en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), ¿podrías explicarnos lo que significa haber podido formar parte de esas instituciones y el valor que posee en tu especialidad?. –Es un honor y un privilegio haber realizado una estancia de investigación en UCB, ya que es la mejor universidad pública de Estados Unidos, así como haber podido recibir formación de otra de las universidades más prestigiosas a nivel mundial como es el MIT. Me especialicé en el urbanismo y la metodología BIM y así fundamos Atob Partners con un alto perfil tecnológico e innovación para poder aportar nuestro granito de arena a la profesión.

Tengo que preguntar lo mismo sobre Majadahonda: ¿cómo ves urbanísticamente tu ciudad?. –Desde que vine a estudiar a Madrid siempre he tenido un apego especial a Majadahonda, tanto es así que hasta me enamoré de una majariega. Sentimentalismos aparte, tengo poco más que añadir a lo dicho por Ainara. Majadahonda cuenta con una localización envidiable y ha sabido aprovechar sus virtudes haciendo un tejido urbano y productivo excepcional. Y ahora, una pregunta a los dos: ¿qué significa esta elección del Gobierno de la Rioja para el futuro de vuestro estudio de arquitectura?. –Ganar el primer concurso público al que Atob se presenta siempre hace ilusión. El reconocimiento de haber ganado un concurso de esta magnitud hace que crezca nuestro prestigio como estudio de arquitectura. Agradecemos a la mesa de contratación del Gobierno de La Rioja haber depositado su confianza en nosotros. Pregunta para los dos: ¿proyectos de futuro?. –A nivel profesional siempre hay muchos proyectos y miramos el futuro con optimismo. A nivel personal esperamos seguir complementándonos y hacer que la familia que hemos formado se asiente y aumente en Majadahonda. Queremos tener pequeños arquitectos yendo al colegio del Tejar, igual que hizo mamá.

Majadahonda Magazin