La Guardia Civil le «echa un cable» a Torrelodones, Galapagar, Guadarrama, Collado Mediano, Becerril de la Sierra y El Boalo

«Mientras uno de ellos abría las arquetas de la luz, los otros iban detrás con una furgoneta donde recogían los cables»

MANU RAMOS. Seis municipios del Oeste de Madrid (Torrelodones, Galapagar, Guadarrama, Collado Mediano, Becerril de la Sierra y El Boalo) han visto aliviados sus cortes de luz ya que la Guardia Civil detuvo a tres personas por robar cable de cobre del alumbrado público, con el agravante de que son reincidentes. Se les atribuyen 17 hechos delictivos en estos 6 pueblos donde lograron sustraer 7.335 metros de cable cuya valoración alcanza los 65.000 euros. Una nota de prensa de la benemérita fechada este 18 de julio (2024) informa que agentes pertenecientes al Equipo Roca de la Guardia Civil de San Lorenzo de El Escorial, en el marco de la operación “Trofas Copper”, lograron detener a los presuntos autores materiales de la sustracción de más de 7.000 metros de cable de alumbrado público. Los hechos ocurrieron durante los últimos meses en estas 6 localidades y los autores actuaban simulando trabajar en alguna obra de las inmediaciones existentes en las localidades seleccionadas, valiéndose de prendas de trabajo de la construcción. leer más…

De Betanzos a Mesón do Vento: Viajes de Verano en el «Camino Inglés» de Vicente Araguas (V)

Sol y Sombra con una pared en el Camino: para llegar a Mesón do Vento hemos caminado unas 8 horas, superando las dificultades de Vilacoba y Vizoño, con el embalse de Beche por medio

VICENTE ARAGUAS (Julio de 2024). Esta es la etapa reina, llegue a Bruma, Mesón do Vento o, cuán largo me lo ponéis, Ordes. Depende. De dónde podrán dormir los chicos, y es que mover a medio centenar de ellos a veces no es sencillo. (Como abrir la ventana aquella de Joaquín Marco.) Esta vez Mesón do Vento, vaya usted a saber si “Del Viento” (como en el episodio de “La Casa de la Troya”; latrocinio estudiantil de quesos y chorizos) o “De Bento”, nombre propio que en español valdría para Benito; ¡qué sabe nadie de nada! Mesón do Vento pertenece a Ordes, y es un lugar destartalado allá en lo alto, con instalaciones eléctricas y de telefonía, donde se habla, todavía, un gallego purísimo, vaya una cosa por la otra. Porque lo cierto es que las circunstancias obligan a la nocturnidad (y alevosía) en el salón de banquetes de un hotel. Mal por el Concello de Ordes, el único de nuestro peregrinaje que ha dejado de ceder pabellones a los escolares foráneos. Y es que a lo que llaman turismofobia, tantísimo que matizar al respecto, se le añade ahora una cierta peregrinofobia. Lo que me parece una sandez hacia algo, el peregrinaje jacobeo, tan cosmopolita como introductor en nuestro país del románico. Por ejemplo. Pero para llegar a Mesón do Vento hemos caminado unas 8 horas, superando las dificultades de Vilacoba y Vizoño, con el embalse de Beche por medio, hoy un lugar agradabilísimo, lejos ya de aquel páramo que nos encontramos los peregrinos de los años 16 y 17, los primeros en que me aventuré, con escolares, digo, por el Camino Inglés. leer más…

Actualidad

Comentarios

Majadahonda Magazin