Biografía de Félix Pedroche (Majadahonda): “Mi experiencia familiar, económica, laboral y empresarial bajo Gobiernos socialistas”

Suscríbete gratis a nuestras noticias

FELIX GARCIA PEDROCHE. Esta fue mi experiencia económica en hitos, tanto laborales como empresariales, bajo Gobiernos socialistas: Todas mis desgracias económicas me han llegado siempre en etapa de Gobierno socialista. A saber: Año 1972, ya finalizando la etapa franquista, a la edad de 17 años, procedente de una familia numerosa de 6 hermanos y mi padre un pequeño industrial afincado en un pueblecito de Toledo, que no genera ingresos suficientes para tantos como somos de familia. Consigo mi primer trabajo como empleado de banca, entregando el sueldo íntegro en casa para poder pagar la cuota mensual de hipoteca del piso que mis padres se acaban de comprar en Madrid. Comienzo mis estudios universitarios por las tardes. • Año 1983, contraigo matrimonio por la Iglesia y en régimen de gananciales (craso error propio de la época) con una maestra de la escuela privada-concertada (esos que se van al paro en verano), descendiente de familia tradicional socialista castellano-manchega, bajo el gobierno regional del socialista José Bono. Adquirimos nuestra primera pequeña vivienda de 65 m2, con hipoteca (of course). Compagino mi trabajo del banco, con otro como contable en un bufete de abogados por las tardes. Necesitamos más ingresos para pagar el piso. Ahora ya trabajo 14 horas diarias. 

Félix Pedroche

• Año 1985. Nace nuestro primer y único hijo. Mi esposa decide hacer oposiciones para ser funcionaria del Estado (está harta de los abusos en la enseñanza privada). Envía a nuestro hijo con mis suegros a 180 km. de distancia, pues no tenemos tiempo de atenderle ninguno de los dos por culpa de los trabajos. Permanecerá con ellos hasta que comience a ir al Colegio con 3 años. Lo vemos sólo en fin de semana. Yo ni siquiera eso, el trabajo me absorbe. • Año 1987, bajo gobierno socialista, el banco donde trabajo ya va a la deriva. Nos animan a los empleados a que nos vayamos marchando. Hay muy mal ambiente de trabajo. Yo había ya finalizado mi licenciatura en Ciencias Económicas, así que pido la cuenta y decido abrir mi despacho profesional como autónomo, con la capitalización del desempleo. Pago el resto de la hipoteca de la vivienda familiar con el dinero obtenido y firmo otra hipoteca adquiriendo un piso en Madrid como inversión empresarial para ubicar mi despacho profesional de consultoría. • Año 1996. Comienza a gobernar el PP de José María Aznar. Parece que cambia el panorama económico. Decidimos trasladar nuestra vivienda a otra mayor, un chalet adosado de 300 m2 en urbanización que adquirimos tras la venta de los dos pisos (vivienda y despacho). Alquilo un local para mi actividad profesional que ahora empieza a ir viento en popa. La economía nacional sin duda va a mejor.

• Año 1999. Seguimos con el Gobierno de derechas del PP. Mi esposa aprueba sus oposiciones de funcionaria y comienza a trabajar para el Estado. • Año 2000. Seguimos con Gobierno de derechas del PP. Adquiero bajo plano un local de negocio en construcción, firmando hipoteca y cancelando la del chalet ya pagada. Por el despacho profesional pagaba un alquiler de local muy alto y mis rendimientos profesionales habían mejorado sobremanera. A seguir invirtiendo (hipoteca, endeudamiento). • Año 2005. Mi esposa me plantea ahora el divorcio. Dice que casi no me ve y por lo tanto está harta de mí. No lo entiendo, nuestro nivel de vida (coches, viajes) es muy alto. Acababa de reservar para vacaciones de verano un vuelo con hotel en Manhattan (EE.UU). Me huelo la tostada, tiene a alguien en el trabajo, pienso, ya está. Me informan que es su jefe, que se acaba de separar y tiene un lío con mi esposa, les ven siempre juntos en el trabajo. • Año 2006. Bajo Gobierno socialista ya otra vez. Me llega la citación de divorcio del Juzgado. Medidas provisionales: me echan de casa y me imponen una pensión alimenticia para mi hijo de 22 años, de 2000 €/mes (dos mil) que son 24 000€/año, para que siga manteniendo su nivel de vida: estudios, moto, coche, paga, viajes. Decido cerrar mi negocio e irme al paro. No me compensa seguir. Me marcho a vivir al local y pongo mi cama en un despacho de 9 m2. A joderse toca.

• Año 2007. Bajo Gobierno socialista de JL Zapatero. Mi ex ahora me plantea un juicio por lo contencioso, pues no conforme con quedarse con la vivienda, coches y apartamento de vacaciones, también quiere un montón de dinero en efectivo como compensación por el local hipotecado y mi negocio, donde realizo mi actividad profesional, que también está incluido en la p… sociedad de gananciales. “O le doy lo que pide, o vamos al contencioso y se subasta todo” dice. Ya van dos años de juicios y yo sin trabajar (menos mal que sigo con la cabeza en su sitio, a base de deporte y terapia) viviendo de mis pocos ahorros (y sin cobrar del paro, pues soy autónomo). Estoy harto. Decido claudicar y le doy lo que pide, aún sabiendo mi ruina. Al fin y al cabo, vivimos un momento económico dulce, pues según el ingenioso ZP y su ministro de Economía, España está en la Champion League europea y va viento en popa. Nuestros bancos, dice, “son los más saneados del Sistema Financiero Internacional”. Remontaré, pienso, en cuanto salga del complicado divorcio contencioso en que ando enredado y que tanto interesa al h. de p. de su abogado. Ni por asomo vislumbraba el ciclón económico que se nos avecinaba para el año siguiente…. (incauto de mí). Bien, le pido a mi ex que le diga a su abogado que paralice la citación judicial del contencioso que ya me había llegado y vamos a firmar ante notario la liquidación propuesta de la sociedad de gananciales. Al día siguiente ya tenía viviendo en la lujosa vivienda unifamiliar al buitre carroñero de su compañero y funcionario. Mi divorcio fue mi ruina económica, familiar y profesional. La familia de mi ex-, por cierto socialistas de pro, sus consejeros matrimoniales. Entre mi ex y su compañero y funcionario, cargo político del PSOE, se quedaron con todo nuestro patrimonio familiar, conseguido tras una vida entera de trabajo y sacrificios. ¡Qué engaño tan grande¡

• Año 2008. Seguimos bajo Gobierno socialista. Dado que “de llorar no se vive”, decido ponerme las pilas y “aprovechar el tirón económico” que pregonaba el ingenioso ZP. Pido un préstamo de promotor y, junto a otros socios, adquirimos un solar en la provincia de Toledo, iniciando una promoción de viviendas a primeros de año. Todo va viento en popa. Estamos ya a Diciembre de 2008 acabando, 90% de nivel de certificación para finalizar la obra. ¡Zas! la entidad bancaria CCM es intervenida por el Banco de España y nos paralizan la línea de crédito de promotor (igual que a los demás promotores). Nos llaman de la Caja y nos prometen su reactivación más adelante. La obra la paraliza el constructor, que ya no puede avanzar a falta de acabar los remates. • Año 2009. Seguimos bajo el Gobierno socialista de ZP. El presidente de CCM es el socialista Hernández Moltó, siendo presidente de la Comunidad de CLM el socialista José María Barreda. La CCM nos dice que ha parado la construcción porque las certificaciones de obra, mediciones realizadas por la dirección facultativa, están excedidas, y que hemos pagado de más a la constructora. Entre tanto hay que seguir pagando intereses a CCM por las liquidaciones trimestrales de préstamo de promotor. • Año 2010. Seguimos con Gobierno socialista y ZP al frente. Han comenzado las mafias a llevarse puertas y ventanas desvalijando la obra, que es declarada en ruina por la dirección facultativa, que a su vez presenta la dimisión. Me llega el aviso del Juzgado, ejecutan la hipoteca y se queda CCM la promoción tal como está, ya en estado semi ruinoso. Ahora le dan una valoración muy inferior a lo invertido, consecuencia del estado ruinoso de la edificación. Decido iniciar acciones contra la entidad por por estafa. (continuará…)

2 Respuestas a "Biografía de Félix Pedroche (Majadahonda): “Mi experiencia familiar, económica, laboral y empresarial bajo Gobiernos socialistas”"

  1. Avatar
    aitor   15 noviembre, 2019 at 2:09 pm

    no cuenta que la forma que tuvo de lucrarse con el negocio inmobiliario ni nada de su relación actual…

    Responder
  2. Avatar
    Felix   16 noviembre, 2019 at 11:53 am

    ¿Relación actual ?
    Ninguna, vivo sólo, en el local de negocio.

    ¿Lucrarse con el negocio inmobiliario ?
    Ah claro, para los de izquierdas los empresarios y autónomos somos todos unos ladrones y unos delincuentes.
    ¡ Ya veremos como deja el país el divino PS cuando le echen de la Moncloa !
    Vivir para ver…

    (P.D: ¿por qué te escondes bajo pseudónimo ? )

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.