Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

«Caso Enfermeros»: «González Jurado (der) promovió una sucesión exprés que benefició a su delfín, sucesor y hoy enemigo Florentino Pérez Raya (izq): inversiones en Majadahonda, Villaviciosa de Odón y Somosaguas (Pozuelo)

ANGELA GALARZA. La profesión de magistrado o juez no es sencilla y la complejidad de varios casos que han aflorado este mes de enero (2023) instruidos, juzgados o con derivadas en Majadahonda, Villaviciosa de Odón y Somosaguas (Pozuelo) así lo demuestra. No menos complejo resulta el caso en el que la Audiencia de Madrid ha visto «apropiación indebida continuada» en el saqueo de 20 millones del Colegio de Enfermeros de España. Advierte indicios de «una pluralidad de acciones para obtener beneficios económicos» por el anterior presidente para desfalcar las arcas. Lo cuenta, entre otros muchos, el periodista Esteban Urreiztieta. Máximo González Jurado es el protagonista y otros artículos que se enlazan se refieren a «la mansión de 4,2 millones del ex presidente de los enfermeros» o «El ex presidente de la Enfermería española desvió fondos para pagar las bodas de sus hijos». González Jurado había sido denunciado por su sucesor en el cargo «por desviar más de 20 millones para reformar y decorar sus viviendas privadas, comprarle una casa a su hija o pagar las bodas de sus hijos y el funeral de su padre» y ahora «comercializa una espectacular vivienda en la localidad madrileña de Villaviciosa de Odón«. El inmueble, que publicitaba una conocida inmobiliaria como la que es «posiblemente la mansión de diseño más lujosa de Madrid», cuenta con 2.000 metros cuadrados repartidos en 6 dormitorios en suite, 6 baños, 2 aseos, 3 salones, 3 cocinas, 1 spa interior, 1 cine privado, sala de fiestas, un gimnasio con 2 vestuarios y hasta un garaje para 14 coches.


González Jurado: «apropiación indebida continuada», según la Audiencia de Madrid

«González Jurado justifica la mansión con los ingresos obtenidos en la década de los 90 a través de una clínica podológica de Córdoba, «considerada probablemente la mejor y más avanzada de España» y una tienda de ortopedia. «El último año que ejercí, en 1992, mi facturación oficial superó los 450.000 euros», sostiene. En cuanto a la vivienda de Villaviciosa de Odón asegura que decidió construirla porque necesitaba una casa «sin barreras arquitectónicas para su madre» y que invirtió todo su patrimonio «de los últimos 50 años» por lo que recalca que la «mansión» está sufragada «con absoluta transparencia» y que no tendrá ningún problema en acreditarlo, «si fuese el caso, en vía judicial».

Consejo General de Enfermería

El periodista Iker Gurpegui de «El Cierre Digital», que recuerda como el Colegio General de Enfermería, que agrupa a 300.000 profesionales que abonan en torno a 20 millones de euros anuales, estuvo regida durante tres décadas por Máximo González Jurado quien en 2017, «abandonó el cargo alegando unos «motivos personales» que pudieron ser la excusa tras comenzar a ser investigado. Por aquel entonces González Jurado promovió una sucesión exprés que benefició a su delfín, sucesor y hoy enemigo Florentino Pérez Raya, que ha denunciado que bajo los treinta años de gobierno de su antecesor se desviaron fuertes sumas económicas en favor de este. Era público y notorio que el Consejo General de Enfermería (CGE) hacía aguas en algunos aspectos ya que, como contó El País, gastó 25 millones de euros en las dos últimas décadas en impulsar tres proyectos faraónicos que han resultado fallidos: un complejo sociosanitario en Salobreña (Granada), un campus universitario en Majadahonda (Madrid) y una gran residencia en la Costa del Sol. Pero lo investigado hoy en día no habla de «chapuzas» sino de presuntos delitos de malversación, apropiación indebida, estafa y cohecho contra la cúpula del anterior Consejo que, a pesar de los indicios, anteriormente se libró porque varios delitos habían prescrito».

El presidente de los enfermeros contrató al interiorista más caro de España: Fermín Verdeguer

«Gastos en champán, marisquerías, el funeral de su padre y las bodas de sus hijos podrían apuntar a González Jurado, que alardeó de tener «la mansión más lujosa de Madrid» que puso el pasado año en venta por más de 4 millones de euros. «Entre los acabados destacan los revestimientos en mármol travertino exterior e interior, las duchas con aromaterapia y simulación de nieve o la alarma con detectores de intrusos mediante rayo láser en las ventanas. Pero también las puertas acorazadas en los dormitorios y un botón de pánico con conexión a la central de alarma», señala el mismo medio. En la querella se asegura que «imputó y repartió de forma continuada entre las entidades del grupo corporativo gastos relativos a presupuestos de decoración» por valor de más de 4 millones de euros y de beneficiar al decorador Fermín Verdeguer, que percibió más de 840.000 euros que fueron cargados a los enfermeros españoles. Fuentes de la investigación señalan que González Jurado, también propietario de una casa en la urbanización de Somosaguas, «habría dejado como pistas varios correos en los que le pide a Verdeguer que camufle los gastos con facturas al CGE para mejoras que no se produjeron en las instalaciones de la institución. Pérez Raya, que ganó en octubre las elecciones al CGE, tampoco se libra de las críticas ya que abandonó la presidencial del Consejo Andaluz de Enfermería cuando Redacción Médica publicó su sueldo anual, casi medio millón de euros al año, y destapó que 5 de sus familiares trabajaban para el Consejo, sumando estos sueldos anuales por encima de los 200.000 euros», finaliza el reportaje.

 

 

Majadahonda Magazin