Crespo (“Gurtel”) coincide con “Willy” Ortega (Majadahonda) en que la condena no vale porque un juez se durmió

Suscríbete gratis a nuestras noticias
El dirigente del PP, Pablo Crespo (Gurtel) y su abogado, el invidente Miguel Durán (ex ONCE)

EUROPA PRESS. La defensa del que fuera número dos de ‘Gürtel’ y ex secretario de organización del PP en Galicia, Pablo Crespo, condenado a 37 años y medio de cárcel por la primera etapa de actividad de esta trama corrupta, ha pedido al Tribunal Supremo -pendiente de revisar este asunto en casación-, que tenga en cuenta la investigación que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) realizó en su día a un miembro del tribunal que juzgó el caso, Julio de Diego, por dormirse durante el juicio. Pide concretamente que requiera al CGPJ el informe que en su día realizó Ángel Hurtado, presidente del tribunal que juzgó el caso en la Audiencia Nacional, donde se aludía a “movimientos con la cabeza” de su compañero, a lo que se añadía que le tuvo que llamar la atención por utilizar el teléfono móvil.

El pasado 21 de diciembre, el promotor de la Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Ricardo Conde, acordó el archivo de esta denuncia, que había sido realizada por otro de los procesados en la causa, el ex alcalde de Majadahonda (Madrid) Guillermo Ortega, si bien advirtió de determinados modos” del magistrado constitutivos de “demérito profesional”. La defensa de Crespo, que ejerce Durán&Durán Abogados, considera que estas circunstancias deben ser tenidas en cuenta por el Tribunal Supremo a la hora de resolver los recursos de casación presentados contra la sentencia dictada en su día por la Audiencia Nacional.

Pablo Crespo (izq) y Willy Ortega (der) en el juicio de la Gurtel

“Observamos un comportamiento, actitud y postura del ilustrísimo señor De Diego que, además de ser de todo punto inaceptable e incompatible con los estándares que imprimió la propia Sala Segunda de este Tribunal Supremo -en clara alusión al juicio televisado del ‘procés’- (…) proyecta un inequívoco desprecio por algunos de los principios más esenciales del proceso penal”, al renunciar con su comportamiento a “seguir en un estado de rigurosidad y seriedad un litigio de especial dificultad”, denuncia la defensa de Crespo.

En su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press y que firma el abogado Miguel Durán, se insiste en que “no parece, pues, admisible ni tolerable, conforme a una concepción garantista del proceso penal, que un miembro de un tribunal, en el acto más solemne de un procedimiento, esto es, el acto de juicio oral, haga ostentación de un flagrante desprecio por lo que allí sucede, cayendo “ensimismado”, si es que quiere recurrirse a dicho eufemismo cuando lo cierto es que simple y llanamente estaba transitando entre la vigilia y el sueño; el sueño y la vigilia”. Buena prueba de ello son las cabezadas que por propia definición son los “movimientos o inclinación que hace con la cabeza quien, sin estar acostado, se adormece”, añade, aludiendo a las imágenes de De Diego en el juicio que aporta la propia defensa en su escrito.

Alude igualmente el abogado, sin citarlas a la parte de la sentencia que argumenta a favor de condenar al PP como partícipe a título lucrativo en esta causa, que se atribuyen a un tercer miembro del tribunal, José Ricardo de Prada. Concluye el escrito señalando que la conducta de De Diego les parece “inaceptable e inasumible en un proceso con todas las garantías” que ha terminado con una sentencia “que no sólo ha condenado a un buen número de personas a penas privativas de libertad gravísimas, sino que, además -y ello es público y notorio- ha servido para “derribar” un Gobierno de la Nación Española, puesto que algún o algunos párrafos de dicha Sentencia han servido de base para la presentación de una moción de censura que acabó con el Gobierno de Mariano Rajoy”.

INFORME DE HURTADO: En su informe al CGPJ, el presidente del tribunal de la ‘Gürtel‘ afirma que llamó la atención en varias ocasiones a De Diego “por no mantener la compostura exigible”, por su ‘escasa atención’, ya que le vio “manejar el móvil” durante las sesiones. No obstante, sobre el hecho de que el magistrado pudiera haberse quedado dormido en alguna jornada, Hurtado indicó que no podía hacer tal “categórica” afirmación debido al ángulo de la cámara con el que fue captado. La defensa de Crespo incluye en su escrito estas imágenes. Hurtado explicó a la instructora del caso que, en uno de los recesos del juicio, decidió advertir a su compañero de tribunal para que evitar “mantener esa actitud y compostura”. “Aunque no recuerdo las palabras exactas que me contestó, lo que me vino a responder es que yo no tenía que decir nada”, indicaba el escrito.

Suscríbete
Recibir aviso
guest
2 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios
La Lola
La Lola
hace 8 meses

Igual que Margallo ?

Alejandro
Alejandro
hace 8 meses

Cierto, se dormía, se duerme y se dormirá, pero que cara más dura tienen los gurteleros ¡¡