LIDIA GARCIA. El crimen de la calle Oeste de Majadahonda sucedido este 14 de febrero 2021, Día de los Enamorados, sigue siendo un enigma, aunque cada vez se conocen más datos. Esta mañana numerosos periodistas hacían guardia a la puerta de la casa de este lujoso barrio y preguntaban a los vecinos, pero ninguno vio nada ni sabía nada, tan solo oyeron la “bronca” entre la pareja y los disparos que primero acabaron con la vida de la mujer y posteriormente con los que intentó suicidarse el asesino, cosa que no consiguió. El parte de la Guardia Civil menciona que el matrimonio tenía 5 hijos, 4 chicas y 1 chico, ya mayores de edad, y que sobre la 1 de la madrugada se produjeron los altercados. Varios vecinos de este discreto barrio de chalets individuales que rodea el pequeño Pinar de Fuente Marcela, llamaron a policía municipal de Majadahonda y Guardia Civil cuando oyeron gritos y disparos. Otro dato relevante es que la casa, un coqueto chalet independiente de dos plantas y de 180 metros cuadrados construido en 1965 y con una calidad de construcción normal, salió publicado en el portal “El Idealista” por valor de 467.000 euros, aunque no a la venta, de lo que se podrían deducir discrepancias en una pareja ya mal avenida por esta cuestión, pues en el momento de la tragedia solo se encontraba en la casa una de las hijas, Alicia de 22 años. También se ha sabido que una vez perpetrado el crimen en la calle, el hombre de etnia gitana, chatarrero de profesión y portugués de origen, sin permiso de armas tampoco, se pertrechó en la casa y tuvo que ser sacado por la Guardia Civil, que escuchó desde fuera los disparos con los que pretendía suicidarse. La esposa, tendida en la casa y desnuda, tenía dos disparos, uno cerca del hombro y otro en el cuello, por lo que murió desangrada. Y el marido, al que los vecinos solo aciertan a describir como “huraño” y sin modales, fue ingresado en el Hospital Puerta de Hierro. De momento ha salvado la vida, aunque está custodiado por la Guardia Civil día y noche.

Cartel de la casa en venta en “El Idealista”

EUROPA PRESS. La muerte de una mujer de 52 años anoche por un disparo en la localidad madrileña de Majadahonda es un caso de violencia de género, el segundo asesinato machista de la región este año, según la hipótesis con la que trabaja la Guardia Civil de Madrid, han indicado a Europa Press fuentes policiales. Los primeros en llegar al lugar han sido efectivos de la Policía Municipal de Majadahonda que han encontrado a esta mujer inconsciente en parada respiratoria y han iniciado maniobras de soporte vital básico hasta la llegada de una UVI Móvil del Summa-112, cuyos sanitarios han continuado con esas maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzada por espacio de 45 minutos. Al cabo de ese tiempo, han confirmado el fallecimiento de esta mujer que tenía un impacto por arma de fuego en el hemitórax derecho, muy cerca del hombro. Los sanitarios ha tenido que atender también a un hombre de 61 años, también de nacionalidad española, que presentaba varias heridas autoinflingidas por arma de fuego en hemitórax y en cuello. Se encontraba consciente pero lo han tenido que sedar porque las lesiones eran de carácter grave y lo han trasladado entubado al Hospital Puerta de Hierro. Asimismo, los sanitarios han tenido que asistir a una joven de alrededor unos 22 años, que ha sido identificada como la hija de ambos y que presentaba una crisis de ansiedad. Finalmente, ha sido trasladada también al Hospital Puerta de Hierro.

AGENCIA EFE. El detenido por matar a su mujer en Majadahonda (Madrid) se atrincheró en la casa. El presunto autor de la muerte de su pareja la pasada madrugada en una vivienda del municipio madrileño de Majadahonda se atrincheró durante varios minutos en la casa con un arma de fuego, y la Guardia Civil tuvo que asaltar la vivienda para reducirle. Este matrimonio, que tiene cinco hijos -cuatro mujeres y un hombre-, según los vecinos, llevaba más de una década viviendo en esta tranquila zona de viviendas unifamiliares en este municipio del Oeste de la región.

INVESTIGACIÓN DE LA GUARDIA CIVIL. El Grupo de Homicidios de la Guardia Civil, con apoyo del Laboratorio, se encuentra investigando lo sucedido y ya han acudido al lugar de los hechos para realizar una inspección ocular y recabar pruebas. Además, mantienen custodiado en el hospital al autor del disparo, que había mantenido una relación con la fallecida. No tenía denuncias previas y en la actualidad no contaba con ninguna orden de alejamiento ni se encontraba protegida por el sistema Viogén. El arrestado no tenía licencia de armas. Según las primeras investigaciones, tras una discusión entre la pareja, el hombre ha cogido una carabina del calibre 22 y ha disparado a la mujer, que murió desangrada.

Avisada la Guardia Civil, el presunto asesino se ha atrincherado en su casa y cuando han llegado los agentes se ha disparado en varias ocasiones, pero ningún tiro ha sido mortal. Si se confirma, como todo parece indicar, se trataría del segundo caso mortal de violencia de género en la región de este año y el tercero en mes y medio. El 17 de enero una mujer de 83 años fue asesinado en calle Benadalid, en el madrileño distrito de Vallecas, a puñaladas por su marido, de 85 años, que también se intentó luego quitar la vida autolesionándose con el mismo cuchillo. El anterior crimen machista ocurrió el 31 de diciembre en Torrejón de Ardoz.

 

Majadahonda Magazin