Críticas a URJC por querer comprar el edificio de la London School en Majadahonda en plena “crisis” del “master Cifuentes”

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
Ramos y Monzoncillo: el coche oficial aparcó en prohibido

JORGE RUBIO. “Hace poco se ha conocido que el rector, acompañado del Vicerrector de Postgrado visitó Majadahonda para interesarse por un edificio que quedó sin actividad en esa localidad madrileña. Tan parado está como el que la URJC adquirió en la calle Tutor de Madrid, relacionado con el Canal de Isabel II. Otra inversión inútil”. El periodista Severino de Madrid Actual desvela una “Declaración” del departamento de Matemática Aplicada, Ciencia e Ingeniería de Materiales y Tecnología Electrónica de la URJC que a su juicio “pone el dedo en la llaga de los males de la Universidad Rey Juan Carlos”. Y lo hace mencionando la noticia de MJD Magazin que desvelaba la presencia del rector Javier Ramos y el vicerrector Monzoncillo a Majadahonda para interesarse por el derruido edificio de la London School of Economics ubicado junto a la Estación de Tren. “Mucho ha dolido en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales que una información con apariencia de haber sido cocinada con datos del vicerrectorado de Estrategia de la misma URJC y publicada en el diario El Mundo señale al conjunto de la Facultad como un lastre para la Universidad Rey Juan Carlos por su exceso de alumnos. Las reacciones de solidaridad no se han hecho esperar desde otros campus, ya que esas informaciones se han recibido como un ataque injusto al conjunto de la URJC desde la privilegiada y elitista Escuela del Rector. No se produjo con tanta intensidad una reacción semejante a la inversa, después del enfrentamiento tabernario que Ramos mantuvo con profesores de la Escuela de Informática en la cafetería del campus de Móstoles. Ramos nunca les ha perdonado que se le grabara cuando, hace años, intermedió para que el catedrático David Ríos retirara su candidatura a Rector, opuesta a la de Pedro González Trevijano”.

“El 11 de abril el departamento de Matemática Aplicada, Ciencia e Ingeniería de Materiales y Tecnología Electrónica, dirigido por el catedrático Joaquín Rams, hizo pública una Declaración manifestando “su profunda preocupación por los graves hechos en los que se ha visto envuelta nuestra Universidad en relación con los casos que están siendo publicados a raíz de la participación como alumna de Dña. María Cristina Cifuentes Cuencas en el máster en Derecho Público del Estado Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos”. El texto de la Declaración fue remitido a los directores de los restantes departamentos de la URJC, que se han ido sumando después de trasladarla a todos sus profesores. En este documento se pone en tela de juicio la gestión llevada a cabo por el rector Ramos. Su contenido se va extendiendo pacíficamente entre el profesorado pero corre como la pólvora. Por primera vez en la historia de la Universidad Rey Juan Carlos parece que los directores están de acuerdo: “consideramos necesario que se tomen las decisiones necesarias para restituir la confianza en los procedimientos y personal de nuestra Universidad”. La Universidad lleva de buen grado el nombre de un monarca, pero está hastiada de rectores absolutos. Se dice que los capitanes están tomando el control. La mayoría de la URJC está ya a la espera una segunda señal…“, concluye el periodista.

El rector Ramos y el vicerrector Monzoncillo en Majadahonda

Aunque la URJC fue la Universidad madrileña que mayor despido masivo de profesores realizó a causa de la crisis –para luego contratar a otros de la “nueva cuerda” hasta sobrepasar su número anterior– la noticia también da cuenta de que “entre esas ayudas no deja de sorprender la construcción en suelo público, en el campus de Fuenlabrada, de un enorme hangar gestionado privadamente por una empresa que realiza actividades comerciales que poco tienen que ver con las propias de la universidad. El edificio ya está funcionando. A él puede accederse desde el exterior del campus evitando los accesos al recinto: algo verdaderamente sorprendente. La ampliación de los hangares está en estudio y para ello se han contratado arquitectos que disfrutan de contratos de alta dirección. Mientras tanto, no han entrado en estudio los edificios que se precisan en los distintos campus para el normal desarrollo de la actividad docente e investigadora.

Imagen tomada por el PSOE

Por otra parte, el Grupo Municipal Socialista de Majadahonda denuncia en un comunicado el estado de abandono de la que iba a ser la sede de London School of Economics en la ciudad. “Vayas perimetrales caídas por el viento y un manto de escombros y cristales presiden la entrada a las instalaciones de un inacabado complejo docente que pretendía ser pionero a nivel mundial. La ausencia de vigilancia privada ha convertido la zona en el epicentro del pillaje en Majadahonda. “Han desaparecido todo tipo de cableado e instalaciones, los marcos de aluminio de las ventanas e incluso parte de las barras de acero que conforman la estructura ornamental del edificio”, ha denunciado la portavoz socialista, Socorro Montes de Oca, quien también ha señalado que va a ser muy complicado “poder aprovechar algo, ya que se han llevado todo los materiales y equipamientos de valor”.

Fotografía del PSOE

Montes de Oca ha mostrado su sorpresa al conocer que el alcalde, Narciso de Foxá afirmó en medios de comunicación que las instalaciones “están en perfecto estado de conservación y no están abandonadas, que la empresa constructora puso vigilancia y el ayuntamiento han tomado medidas para continuar la vigilancia del edificio”, detalla el comunicado. Y concluye: “La parcela en cuestión tiene 17.000 metros cuadrados y 8.000 metros cuadrados de edificabilidad y está ubicada en la zona del Monte del Pilar, en las inmediaciones de la estación de Cercanías. El Ayuntamiento inició un expediente de recuperación de la cesión de uso de la parcela y ahora se tendrá que hacer cargo de un edificio inacabado, en ruinas, y sobre el que hay una deuda con la constructora, por lo que “pedimos es que se aceleren los trámites para que concluyan las obras del edificio sin mayor coste para los vecinos y que se tomen las medidas oportunas para evitar el acceso a las obras y, con ello, el peligro que supone” (Comunicado completo).

Deja un comentario

Su correo no será publicado.