El “aquelarre” musical de las Fiestas de Aravaca 2019 evoca los versos del poeta Blas de Otero en Majadahonda

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

LIDIA GARCIA. “El actor Juan Diego provocó, apoderándose de los versos de Blas de Otero, que las bocas, cautivadas, se entreabrieran, y el silencio del público fuera tan atronador como los aplausos, graves. “Ni una palabra brotará de mis labios que no sea verdad”, recitó, del inmenso poeta que murió en Majadahonda, no lejos de allí. Unas tres mil personas disfrutaron de pequeñas actuaciones gratuitas de Ismael Serrano, Rozalén, Los Fesser, La Mare, Alpargata, Luciérnaga y la familia Pastor“. La periodista Elena Cabrera refleja en El Diario.es el concierto que la Urbanización Rosa Luxemburgo contraprogramó a las Fiestas de Aravaca 2019. Y explica el por qué: “Rebobinemos, por favor. Ya lo hemos contado pero no está de más recordarlo. Este verano, la empresa adjudicataria de la organización de las fiestas de Aravaca recibe la orden del Ayuntamiento de Madrid de alterar la programación musical prevista y acordada en la Comisión de Fiestas de la Junta de Distrito. Se trata de las actuaciones de Pedro Pastor y los Locos Descalzos y de Luis Pastor. La productora ya había firmado las contrataciones y se ve obligada a romper los contratos e indemnizar a los artistas. Pedro Pastor lo califica de “censura”. El Ayuntamiento dice que el criterio es “musical”, que es necesario darle “otro aire” al cartel para que un público más amplio se sienta representado”.

Almeida se cargó a los Pastor con dinero público y provocó otro concierto aún mayor

“Atención, spoiler: al acto reivindicativo han acudido —al tanteo y por lo alto— unas 3.000 personas; al concierto de Team D’Luxe, grupo escogido para sustituir a los Pastor, que se celebraba al mismo tiempo en el Recinto Ferial, unas pocas y desangeladas decenas. No fue hasta que la noche empezó a comerse a la tarde cuando la fiesta se apropió, con alegría, del concepto de aquelarre. Mientras la noticia saltaba de pantalla en pantalla, la palabra salpicó el escenario. Horas antes, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, había alertado del “aquelarre que pretende montar la izquierda esta noche en el distrito de Aravaca”. El acto, un festival de más de 5 horas de música y poesía, organizado por dos pequeñas asociaciones vecinales y con los conciertos de Pedro Pastor y Luis Pastor como platos fuertes, era para el jefe del consistorio un “espacio de confrontación”, señala la crónica.

“Según explican miembros de las asociaciones, en esta población de gran densidad de casas unifamiliares, centros educativos privados (unos 30 frente a solo dos públicos), alto poder adquisitivo, bajo nivel de paro y estudios mayoritarios de nivel universitario, las fiestas de Aravaca eran un páramo desolado y aburrido hasta el año 2016. Desde que los vecinos tuvieron voz en la Comisión de Fiestas, la gente, aseguran, se ha volcado en ellas. La diversión ha vuelto, salvo en la tarde del domingo 8 de septiembre. Este domingo 8 de septiembre (2019), la fiesta está en la Rosa Luxemburgo”, añade la periodista.

“Localizar la urbanización Rosa Luxemburgo en el caleidoscopio cromático de los resultados electores calle a calle es sencillo. Es un cuadrado verde donde Más Madrid es la fuerza más votada, rodeado de baldosas azules del PP y una naranja de Ciudadanos. “Una isla en el océano de la zona nacional”, lo llama Carmen, de 58 años, que ha venido a ver los conciertos con su familia. Una cooperativa ligada al socialismo y al sindicalismo construyó los primeros chalés, pequeños y baratos. Es un frágil y particular reducto de la izquierda que tiene un centro comercial donde a Mariano Rajoy, explica un vecino, le gusta ir a tomar café, a pocos metros de su casa”, concluye el reportaje. Lea al reportaje completo.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.