El arquitecto Salvador Sastre expone su visión del Monasterio y sus paisajes regionales en El Escorial

Suscríbete gratis a nuestras noticias

JULIA SÁEZ-ANGULO. El arquitecto y pintor Salvador Sastre expone medio centenar de pinturas que recrean el monasterio de El Escorial y su paisaje, en los cuadros de gran formato (100 x 100 cm), y un homenaje a los paisajistas españoles del XIX, que han pintado el paisaje español de las distintas regiones, hoy Autonomías, en pequeño formato (16 x 22 cm). La exposición se muestra en la Sala Exterior de la Casa de Cultura de San Lorenzo de El Escorial (c/ Floridablanca, 1), hasta el domingo 1 de septiembre. Salvador Sastre (La Coruña, 1945), residente en San Lorenzo de El Escorial, hace un recorrido por los grandes nombres del paisajismo español que han recreado las distintas regiones de España: desde su Galicia natal a Madrid, pasando por Asturias, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Cataluña, País Vasco, Andalucía, Murcia, Extremadura, Navarra, La Rioja, Canarias… No olvidemos que el siglo XIX fue el de la exaltación romántica del paisaje al que se atribuía la idiosincrasia del territorio. Sastre ha recreado en pequeño formato esos paisajes de los grandes pintores y los ha puesto a buen precio, 52 euros. Los puntos rojos se reparten con profusión en toda la sala de exposiciones, son muchos los que quieren tener un paisaje de su tierra en un d´apprés del pintor.

Julia Sáez-Angulo

“Yo pinto muy rápido y por eso me permito ofrecer los cuadros a este precio asequible”, dice Sastre. “Los arquitectos vemos y pintamos volúmenes, después llega el sentido del color”, explica. Salvador Sastre recuerda su formación en la escuela Técnica de Arquitectura de Madrid, donde “los alumnos trabajábamos y sufríamos mucho”. Recuerda con gratitud la docencia de los arquitectos Fernández del Amo o Julio Cano Laso y la arrogancia de algunos profesores prefiere olvidarla. Reconoce que los arquitectos tienen dificultad de trabajo en la actualidad, pero “¿qué profesión no la tiene? Hoy exportamos titulados universitarios –lo que es un derroche- e importamos inmigrantes no cualificados. Desalentador”. Y recuerda que hace unos años, Salvador Sastre hizo una exposición sobre el Jardín de los frailes del monasterio escurialense, en alusión a la célebre novela de Manuel Azaña.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.