Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

La concejala de Movilidad de Majadahonda reconoce que se le olvidó el seguimiento al expediente de renovación de la zona azul porque estaba «en el limbo»

JULIA BACHILLER. El Ayuntamiento de Majadahonda deberá suspender inmediatamente el Servicio de Estacionamiento Regulado tras la aprobación en el último Pleno de este 29 de septiembre (2022) de la moción presentada por el grupo Ciudadanos, la cual recibió el voto a favor del PSOE, y la abstención del gobierno municipal PP-Vox. Abstenerse fue el único recurso que le quedó a la coalición ante el error cometido con la renovación o prórroga de dicho contrato, así como por las consecuencias jurídicas que puede conllevar, ya que la adjudicación venció hace dos años, periodo de tiempo hasta el día de hoy en que los usuarios de estas zonas de aparcamiento están abonando las tarifas solicitadas por el estacionamiento, las tarjetas de residentes y el pago de la anulación de las multas, sin que exista un contrato formalizado con la empresa que realiza este servicio. Unos hechos que desde primero del mes de junio (2022) el partido naranja lleva reclamando al Ayuntamiento, y más en concreto a la concejal de este área, Marina Pont.


Julia Bachiller

Julia Bachiller

LE «ECHA AL MUERTO» A SUS FUNCIONARIOS Y A OTRA CONCEJALIA. Llegado el momento de aclarar lo sucedido y dar una solución, Marina Pont (PP) optó por comenzar pidiendo perdón: “lo primero que quería hacer es disculparme, en mi nombre en primer lugar como concejala delegada del área de Movilidad”. Sus palabras sonaron parecidas a las que realizó el rey emérito cuando estuvo de cacería de elefantes a Botswana, aunque con un añadido: de la disculpa hizo partícipes a los funcionarios porque “así me lo han trasmitido muchos, en nombre de los trabajadores municipales de áreas que han estado  involucradas en la gestión de este contrato, de su prórroga y de la preparación de la nueva licitación”, aludiendo expresamente a las concejalías de Movilidad y Transporte que ella detenta pero también a la de Servicios Jurídicos de su compañera María José Montón, como ella misma apuntó. Seguidamente reconoció que “aquí se ha cometido un error, nadie es infalible, o por lo menos casi nadie, nosotros desde luego no lo somos“. 

La concejala Marina Pont, responsable de la zona azul, con el ex dirigente Carromero, expulsado del PP por el caso del espionaje a Isabel Ayuso

EXPEDIENTE «EN EL LIMBO». A continuación comenzó a relatar los sucesos por los cuales este contrato a día de hoy aún no está formalizado ni prorrogado. La primera prórroga no fue aprobada en comisión en el mes de marzo de 2020 “y no se aprobó debido a la pandemia”. Después, en junio de ese mismo 2020, “la baja médica de la  responsable del contrato, unido a la extraordinaria situación que vivió el departamento de contratación por el volumen de trabajo, junto a todas las nuevas necesidades que vivió todo el ayuntamiento, hizo que este expediente se quedase en el limbo”. Y más tarde hizo mención a la Jefe de Servicio, la cual tras su reincorporación procedió a preparar la nueva licitación, achacando el retraso a “la gran carga de trabajo que ha experimentado el departamento de contratación”. 

La concejala Marina Pont pide perdón por el despiste sobre la zona azul: «no somos infalibles»

ELOGIOS A LA NUEVA FUNCIONARIA «QUE PROCEDE DE LAS ROZAS». Sin embargo, elogió a la nueva Jefa de Servicio de Contratación “por su trabajo y diligencia”, ya que lleva escasamente un año en este puesto y procede del Ayuntamiento de Las Rozas, donde realizaba las funciones de Jefa del Departamento de Recursos Humanos. Por último aventuró que “quedan pocas semanas para formalizar el nuevo contrato”, y aseguró que “hemos intentado no perjudicar el interés general de la movilidad urbana, garantizando que no se produjera un enriquecimiento injusto ni de una empresa ni de la administración, por lo que elevaremos una revisión de oficio a la comisión jurídica asesora de la Comunidad de Madrid para que la liquidación de este contrato guarde todas las garantías jurídicas precisas”. Y finalizó así: “Vamos a solicitar a los servicios jurídicos competentes los informes pertinentes sobre la decisión a adoptar que mejor se ajuste a derecho. Y hasta la recepción de este informe nos vamos a abstener”.

Majadahonda Magazin