El coronavirus en 3 futbolistas con casa en Majadahonda: “Aquí está la cosa fea”

Suscríbete gratis a nuestras noticias
Dani Romera se quedó a vivir en Majadahonda

MANU RAMOS. El periodista Rafa Góngora entrevista en La Voz de Almería al ex delantero del Rayo Majadahonda, Dani Romera, y desvela que “vive en Majadahonda“, ciudad en la que se quedó a residir tras jugar una temporada en Segunda A en el Cerro del Espino: “En Madrid está la cosa fea porque hay muchos casos, por lo que cuando salgo a comprar o bien a pasear el perro me pongo mascarilla, siempre hay que hacer las cosas con más cuidado de lo normal. Claro que me gustaría salir más, pero es lo que toca ahora mismo, lo llevo bien en casa. Deseo lo mejor a toda Almería, que os quedéis en casa y un fuerte abrazo para todos mis paisanos”. También Germán Melero en Mundo Deportivo relata cómo “el ex jugador de la Real Sociedad, Markel Bergara (Elgoibar, 1986), declara que en Majadahonda, lugar de residencia, las medidas son estrictas. “Sí. Yo, por ejemplo, bajo cada dos días a hacer la compra y estoy viendo que se están respetando las reglas. Hay mucha vigilancia por la calle. Vivo en Majadahonda y sólo recuerdo una anécdota: había un hombre paseando por una zona tranquila y fueron dos policías corriendo para pararle. El control es muy grande. En los supermercados todo el mundo está obligado a ponerse guantes y en general la cosa está muy, muy seria”.

Markel Bergara vive en Majadahonda

El ex futbolista que fichó por el Getafe aclara que “intento hacer deporte dos veces al día, 20 ó 25 minutos por la mañana y, por la tarde, igual. Cuatro ejercicios para cansarme y poder ganarme la comida. Soy una persona muy inquieta y se me va a hacer largo el partido. Pensábamos que iba a durar 15 días pero tiene más pinta de que se va a alargar. Tenemos una hija de 3 años y medio y la otra de 8 meses. A intentar cansarlas para que duerman, hacerles actividades para que se entretengan… Planear una rutina para un niño no es fácil. Tenemos la suerte de que vivimos en un último piso y tenemos dos terrazas grandes. Muchas veces no las valoras hasta estos momentos. Hace buena temperatura y estamos aprovechando para sacar a las niñas a que tomen un poco el aire en la terraza. Mi mujer está con el teletrabajo y a mí me toca cuidarles más. Al final, no paras en todo el día. Mi ocio solía ser ver fútbol y no estamos pudiendo hacerlo.

El fotógrafo Sergio Reyes captó la celebración del gol de Adrián en el Cerro del Espino

Adrián González, hijo del ex jugador y hoy entrenador Michel, que tienen casa en Majadahonda, ciudad donde viven cuando no están jugando o entrenando fuera, confiesa a Antonio Gallardo el diario As que “Empecé en el Rayo Majadahonda y ahí comencé a medio formarme como jugador. A los 9 años pasé al Real Madrid, hice una prueba en benjamines, me quedé y me pasé el resto de mi formación futbolística en el Real Madrid, hasta los 19 años. Mis padres iban a verme. Mi padre iba bastante, pero entre medias estaba empezando a trabajar en la tele, con Televisión Española, y lo tenía más difícil. Pero siempre estaban mis abuelos dispuestos a llevarme y a traerme. Ellos no faltaban a ningún partido. Mi abuelo paterno era un apasionado del fútbol y tiene mucha parte de culpa de que yo llegara a ser profesional. Me llevaba siempre a los entrenamientos y a los partidos hasta que la salud se lo permitió. Se fue feliz por ver que su nieto pudo ser jugador de Primera División. Lo vio con su hijo y también lo consiguió su nieto. Mi abuelo empezó siendo del Atleti, pero luego el destino le hizo borrarse las rayas y después era muy del Madrid. Estoy muy a gusto en Málaga, pero mi mujer y yo somos muy de Madrid. Mis amigos de toda la vida y mi familia están allí. Durante el año no me muevo de Málaga, por eso no sé qué va a pasar. Cuando termine quiero seguir ligado al fútbol, no sé de qué forma, pero quiero seguir ligado al fútbol. Estoy sacándome el carnet de entrenador para estar lo más formado posible cuando se me acabe la carrera. Pensar que cuando me retire pueda estar dos o tres semanas sin tener nada que hacer más que llevar mis hijos al colegio, me agobia. Tengo que estar activo y lo mejor que puedo hacer es ponerme a trabajar del tirón porque me apetece”.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.