Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

MANU RAMOS. «Más allá de los documentos presentados, facturas presuntamente modificadas, no se aporta ningún indicio de la desviación monetaria, ni se acredita de modo alguno que pudiera haber existido el fondo al que hacía mención. A ello debe sumarse que no ha aportado ningún indicio que permita advertir gastos o desembolsos que se hubieran podido realizar con cargo a este referido “fondo”, ni se identifica qué actos, qué personas o entidades pudieran haber recibido contraprestaciones con cargo a este “fondo”, ni se justifica su existencia, siquiera indiciariamente, de ninguna manera. Llama la atención que las facturas que se presentan se traten de documentos que provienen de su correo electrónico, por lo que se trataría de archivos de los que ya disponía en el momento en que el Sr. Ortega presentó su primera denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción, y cuando declaró ante este magistrado el pasado 9 de julio de 2020». Con estas palabras, el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, pone en «tela de juicio» las nuevas denuncias del ex alcalde del PP en Majadahonda, Guillermo Ortega, conocido como «Willy«, con las que pretende que le den la libertad condicional y acogerse al estatus de «arrepentido». La noticia la publican los periodistas José María Olmo y Beatriz Parera en «El Confidencial» y añaden que estas denuncias sobre corrupción en el Mercado de Puerta de Toledo, donde lo colocó Esperanza Aguirre al sacarlo de Majadahonda, solo dan una «pista»: «pese a criticar que Ortega haya esperado meses para entregar esta documentación y a advertir que es necesario cotejar los documentos con las cuentas de la empresa para comprobar su versión, el juez considera que los hechos que refiere «suponen un salto considerable» respecto a los investigados en otras piezas, ya que consistirían en una presunta desviación monetaria a través de la sociedad Mercado Puerta de Toledo». El auto advierte que Ortega parte de unas circunstancias personales que afectan a su credibilidad, ya que se trata de una persona condenada que denuncia hechos que le incriminan», valoran los periodistas, que revelan como el magistrado «también avisa de que la documentación presentada «por el momento» tan solo apunta a la existencia de indicios de la presunta comisión de un delito de falsedad documental, delito ya prescrito».

J. Olmo y B. Parera


 Bajo los titulares «Un condenado en Gürtel aporta facturas de un nuevo fondo en B del PP de Madrid. Guillermo Ortega entrega documentos para demostrar una sobrefacturación en la contratación de publicidad y desviados mediante la sociedad Mercado Puerta de Toledo«, este periódico cuenta que el ex alcalde de Majadahonda y antiguo concejal del PP Guillermo Ortega «se ha decidido a tirar de la manta» y para ello «ha aportado una serie de documentos que, según defiende, acreditan la existencia de un nuevo «fondo» en B cercano al millón de euros del que se habría nutrido el PP de Madrid y que fue creado a través de sobrefacturación en la contratación de publicidad y desviado mediante la sociedad Mercado Puerta de Toledo, que él presidía.

El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón

Las facturas contenidas en un ‘pendrive’ han generado la apertura de una pieza más en la macrocausa de Púnica, la número 13. Según especifica un auto al que ha tenido acceso El Confidencial, la versión de Ortega es que este dinero se desviaba para dirigirlo a mejorar la imagen de los miembros de la CAM, del Gobierno Regional y de la presidenta, entonces Esperanza Aguirre. Tras realizar estas acusaciones hace 9 meses en sede judicial, el ex alcalde condenado a 38 años de cárcel ha optado ahora por aportar las pruebas. Ante el juez Manuel García Castellón señaló «de una manera poco concisa», destaca el auto, que gracias a ese fondo se organizaban actos para los medios de comunicación y que había periodistas que cobraban dinero para montarlos. En esta declaración Ortega apuntó también que  la empresa Swat, una de las mercantiles clave en la investigación de la financiación irregular del PP de Madrid, implicada en la contabilidad paralela de las campañas electorales, «era utilizada para pagar gastos del partido de forma encubierta a través de Mercado Puerta de Toledo«.  El ex alcalde de Majadahonda explica esta tardanza en entregar las pruebas por las dificultades para consultar documentos que sufre a consecuencia de su ingreso en prisión, donde cumple una condena a esos 38 años por su vinculación con la trama que lideraba Francisco Correa, alias «Don Vito«. Explica que ahora, tiempo después, ha recibido un borrador que «acreditaría la existencia de irregularidades» y dice que ha decidido «esperar a recibir la documentación completa que le sirva de contraste». Y añade que estas irregularidades acreditarían «la existencia de un sistema de facturación impuesto» que perseguiría satisfacer necesidades económicas del PP de la Comunidad de Madrid. Para ello, aporta como «ejemplo» documentos anexados a correos recibidos en su correo electrónico.

Majadahonda Magazin