El pulso entre Borja Cabezón y Zacarías Maíllo “calienta” las primarias del PSOE Majadahonda

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
Borja Cabezón y Zacarías M.-Maíllo: diálogo de sordos

J. FEDERICO MTNEZ. Con la presencia de casi medio centenar de afiliados, la Asamblea del PSOE de Majadahonda registró este sábado un decidido y por momentos tenso pulso político entre el secretario general, Borja Cabezón, y el ex portavoz municipal, Zacarías Martínez Maíllo. Según fuentes socialistas que asistieron a la reunión, este último solicitó una presencia del secretario general más activa en Majadahonda y un mayor impulso político de la dirección del partido sobre la gestión de la ciudad. También le reprochó haber faltado a su palabra cuando dijo que se iba a retirar de la política local. Borja Cabezón a su vez justificó su ausencia en razón de su nuevo cargo en la Moncloa en el gabinete asesor del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por lo que dijo que delegaba en las concejalas Socorro Montes de Oca y Elisa Piñana.

Ventura, Cabezón, Socorro y Zacarías fueron grupo municipal

El secretario general recordó que también Zacarías había regresado a la gestión pública tras dimitir como secretario general del PSOE de Majadahonda hace casi 20 años, acusándole también de no hacer política y cruzarse de brazos desde que fue cesado como portavoz municipal. En el debate se registraron intervenciones a favor y en contra de ambos contendientes, participando la actual portavoz municipal Socorro Montes de Oca y el presidente del partido, Manuel Fort, en favor de las tesis de Borja Cabezón, mientras que Luis Ventura y Estela Maeso lo hacían en favor de Zacarías. Hubo también intervenciones conciliadoras advirtiendo del retroceso electoral que podría producirse si ambos “bandos” continuaban su enfrentamiento ante las “primarias” que decidirán la candidatura a la alcaldía de Majadahonda.

Borja Cabezón ganó la secretaría general y cesó a Zacarías de portavoz municipal

Siempre según esta versión, Zacarías Maíllo fue el primero en intervenir y le echó un pulso a Borja Cabezón reclamando un PSOE más pegado a Majadahonda, pues según su análisis, la actual dirección había dejado de hacer política en la ciudad, lo que ocasionaba una pérdida de credibilidad. Zacarías lamentó que si en 2016 y 2017 se empezaba a recuperar el PSOE en la ciudad como consecuencia del deterioro del PP, en 2018 se volvió a perder la referencia como principal partido de la Oposición. Y le reprochó a Borja Cabezón haber dicho en 2015 que su ciclo en Majadahonda había terminado después de 7 años para después volver, con lo que a su juicio perdía credibilidad él y el partido.

Borja y Zacarías expusieron en la Asamblea su distanciamiento político

De acuerdo a lo que oyeron varios asistentes a la Asamblea, el ex portavoz enumeró los “errores” que había cometido el PSOE desde que Borja Cabezón accedió a la secretaría general: no participar en las movilizaciones en Majadahonda por el 8 de marzo (Día de la Mujer), no informar del escándalo del máster de Cifuentes y sustituirlo por un acto en favor del presidente chileno Salvador Allende, no conmemorar el aniversario de la II República y la muerte del alcalde socialista majariego Candelas Gregorio Millán, no participar en el 1 de Mayo Día del Trabajo, no festejar el triunfo de la moción de censura de Pedro Sánchez… Y lo más grave en su opinión: que al hilo de la sentencia sobre el “caso Gurtel” se hiciera una actuación “ridícula” en el Ayuntamiento anunciando una moción de censura sin hablar previamente con los grupos. Por todo ello acusó a Borja Cabezón de no cumplir con su obligación política realizando una gestión solo administrativa y orgánica. Y le pidió que tomase las riendas e hiciese política municipal, por lo que se ponía a su disposición para ponerse las “pilas”.

El Grupo Municipal ha cambiado su lugar y sus funciones

Por su parte, la respuesta de Borja Cabezón no fue menos contundente, según sus partidarios. De acuerdo a esta versión, le reprochó a Zacarías que no acertase en los tiempos políticos, le pidió que aceptase como demócrata que un 60% le votó a él para cambiar de proyecto en Majadahonda, le dijo que no era concreto para definir lo que son los pasos “firmes” que a su juicio hacían falta en la política de Majadahonda y negó que hubiese diferencias sustanciales entre la portavocía municipal de 2016 y 2017 (Zacarías) y la de 2018 (Socorro). Siempre según este relato de fuentes socialistas, Borja Cabezón también le recordó que en 2001 Zacarías perdió unas votaciones primarias y luego volvió de concejal en 2011 aunque había dimitido antes como secretario general. Por eso, según su argumento, ambos habían actuado igual porque las circunstancias personales y generales cambiaron y ellos también. Y por eso lo único que admitió fue que nadie en el PSOE sabía que iba a gobernar de nuevo España y menos aún que le iban a llamar a él del gabinete del presidente en la Moncloa. Por eso recogió la oferta de colaboración de Zacarías, rogándole que hiciese “de una vez por todas” política en Majadahonda, según fuentes del PSOE.

Luis Ventura interviene en un acto: se arrepintió públicamente de esta foto

La “segunda línea” de ambos sectores también registró varias “escaramuzas”. Por el sector de Zacarías intervino Luis Ventura, que según estas fuentes, manifestó que no suponía ser “revanchista” decir que en Majadahonda nadie había entendido la destitución como portavoz de Zacarías, ya que tenía “prestigio”, poseía “contacto en la calle” y era “buen orador”, por lo que consideraba un “error tremendo” su cese. En su opinión, esta decisión haría perder muchos votos, dicho esto sin “demérito” de la actual portavoz. También acusó a Borja de “sectario” porque había aplicado su afinidad personal a la Agrupación, algo que en su opinión ni los trabajadores del Ayuntamiento, ni los vecinos, ni los militantes entendían. Y lanzó una velada acusación al decir que el caso de Zacarías y Borja no era el mismo porque un portavoz no podía cobrar 50.000 euros para venir a Majadahonda “una vez al mes”.

Manuel Fort

Fuentes socialistas señalan que le respondió el presidente del partido, Manuel Fort, que afirmó que a la actual dirección le era muy difícil trabajar porque el sector de Zacarías había construido una Ejecutiva “paralela” que se dedicaba a criticar constantemente todos los “fallos” de la actual, con lo que se hacía muy complicada su labor. Fuentes de este sector señalaron que Fort desveló que no había sido una sino dos veces las que la sede del PSOE fue atacada con pintadas y que la Ejecutiva decidió dejarlas unos días para que se viera el “escarnio”. Y aprovechó para acusar al sector de Zacarías de llamar a la prensa para que se les viera limpiar la sede. También indicó que ya estaba elaborando el programa electoral para que el “candidato o candidata” a alcalde que se elija en la agrupación lo aproveche.

Estela Maeso

La “tercera línea” de confrontación la protagonizaron mujeres de ambos sectores. Por la línea de Zacarías intervino la ex miembro de la Ejecutiva e historiadora, Estela Maeso, que reclamó la presidencia de la Asamblea para una mujer, algo que se le concedió públicamente a ella para la siguiente convocatoria, según señalan fuentes socialistas. Estela Maeso dijo que la presente Mesa de la Asamblea no era paritaria, al estar constituida solo por hombres. Y negó haber llamado a la prensa para borrar las pintadas de la sede, algo que hicieron varios militantes ya que la Ejecutiva no había informado que se debían dejar sin borrar para hacer público el “escarnio”.

Elisa Piñana (derecha) junto a Socorro y Zacarías

Según esta versión, le contestó primero la concejala Elisa Piñana alegando que ninguna mujer había querido estar en la Mesa de la Asamblea y que ella misma nunca había protestado cuando le elegían secretaria de actas, por lo que juzgaba pretencioso querer ser presidenta. También Borja Cabezón intervino para acusar a Zacarías de deslealtad por pedir esa “mesa paritaria” públicamente y no decírselo antes de la Asamblea. Y la portavoz Socorro Montes de Oca reprochó también a Zacarías que dijese que no se hacía política en el Grupo Municipal cuando él también era concejal, lo que a su juicio le parecía “contradictorio”.

Tomás Hdez

Otros militantes que intervinieron fueron Tomás Hernández, que tachó de “positiva” la gestión de la actual Ejecutiva “salvo” en lo relativo al cese de Zacarías. Y reclamó más participación de los nuevos afiliados y el derecho a la critica de los que quedan en minoría para que no se vayan a su casa y dinamicen la agrupación con su oposición constructiva. Por último, el militante Antonio, conocido popularmente como “Toño”, intervino para advertir que el PSOE de Majadahonda tenía un problema “serio” y “enorme” por su incapacidad de superar la dinámica de confrontación interna, lo que a su juicio impide hablar de los problemas de Majadahonda o de la política que se hace en el Ayuntamiento, algo en su opinión grave cuando se produce a 8 meses de las elecciones locales. “Toño” sugirió buscar las fortalezas y debilidades del PP y del PSOE y debatir sobre el perfil del candidato a alcalde, por lo que solicitó que los dos “bandos” se pusiesen a trabajar para garantizar un mejor resultado electoral que el actual.

5 Respuestas a "El pulso entre Borja Cabezón y Zacarías Maíllo “calienta” las primarias del PSOE Majadahonda"

  1. Avatar
    Antonio   9 septiembre, 2018 at 7:10 pm

    Nunca segundas partes fueron buenas.Hay que buscar una persona comprometida , preparada,participativa ,de elevada moral ética y que en su historial se ha significado por tener implicaciones en la defensa de los valores sociales , medioambientales ,etc.Seria muy aconsejable que la persona propuesta para la alcaldía de Majadahonda no trajera del pasado rencillas , intereses , y hechos que puedan acariciar que cuando tengo un cargo en el partido , en él estoy y luego desaparezco cuando se me ha retirado.Hay demasiadas chaquetas e intereses en los partidos actuales.

    Responder
  2. Avatar
    Jaime   9 septiembre, 2018 at 7:14 pm

    Hace falta tener cara dura el tal Cabezón, acusar a Maillo de no trabajar después de cesarlo, cuando el estuvo cuatro años de portavoz ganando 60.000 euros al año y no pisó por el Ayuntamiento. 240.000 euros trincó por la cara!!!! Eso no es corrupción?

    Responder
  3. Avatar
    Carmina   9 septiembre, 2018 at 10:41 pm

    He trabajado con los protagonistas del artículo y me parece increíble que Borja Cabezón tenga apoyos en su asamblea. Un señor que no dió un palo al agua en cuatro años de portavocía, que no tenía ni la menor idea de lo que pasaba en la calle ni en el ayuntamiento, que se dedicó a sus tejemanejes en Ferraz y a colocar a sus amigos, que cobró religiosamente la dedicación exclusiva para asistir solamente a los plenos (y no a todos).
    Muy engañados deben estar o muchas promesas ha debido hacer, aunque yo no me fiaría en absoluto.
    Estoy segura de que hay más gente en el PSOE de Majadahonda que la facción de Cabezón que sea capaz de hacer política municipal de verdad. Si no es así veo un negro futuro para un partido tan necesario en nuestro pueblo.
    Se me ocurren unos cuantos que pisan las calles (no sólo la suya) y conocen perfectamente el ayuntamiento.

    Responder
  4. Avatar
    Paco   10 septiembre, 2018 at 2:04 pm

    Una cosa es un ayuntamiento y otra la Moncloa. Pedrito Sánchez es un desastre para España, eso lo ve un ciego.

    Responder
  5. Avatar
    JOSÉ MARÍA BABOT VIZCAÍNO   13 septiembre, 2018 at 12:58 pm

    Es curioso. Cuando la Sra. Aguirre estaba en el candelero, llamó a formar parte de algo a F oxá, y ¿qué hizo allí este al que le entregamos la vara de alcalde sin saber si se la dábamos para manda, gobernar o para rascarse la espalda?. Ahora el indecente Sánchez, ha llamado a Cabezón, ¿para qué?. Nadie sabe lo que va a hacer allí, porque este Cabezón, según mi opunto de vista, es menos que nada. Los catalanes, les dicen, a personas que no son ni hacen nada, solo salir en la foto, les dicen que son una “bleda”, (una acelga). Pues eso, así estamos ahora, en la actualidad con estos dos gobernantes majahondíes.

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.