El ruido vuelve en agosto a la Gran Vía de Majadahonda: embriaguez, peleas, voceríos, mascotas y música

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

JULIA BACHILLER. Llega el verano 2019 a Majadahonda y junto a él, como todos los años, el intensificado y molesto ruido. Mitigado en parte en los meses de invierno por el aislamiento a que sometemos nuestros hogares y por las inclemencias del tiempo que nos obligan a resguardarnos, son varias las zonas en Majadahonda donde los vecinos se quejan por padecer estas molestas, desagradables y evitables situaciones estivales. ¿Que provoca en agosto ese “sonido inarticulado, sin ritmo ni armonía y confuso, alboroto o mezcla confusa de sonidos”, según define el diccionario la palabra ruido, y que en ocasiones no concuerda con la situación que muchos vecinos vivimos en Majadahonda?. Viviendo en la Gran Vía, como es mi caso, la respuesta es sencilla: los sonidos son articulados claramente por personas, con ritmo rápido y enérgico en su tono de voz, armónicos en ocasiones, y poco confusos, porque claramente se pueden escuchar todo tipo de conversaciones. Este es el motivo por el cual la definición de ruido no considero sea la adecuada y requiere una acepción más simple: yo lo definiría como una falta de respeto hacia los demás, cualidad que vamos perdiendo año tras año y desconozco el motivo, ya que se supone que los niveles de Educación van elevándose.

Julia Bachiller

Tomando como punto de referencia esta misma Gran Vía de Majadahonda, y un corto tramo de la misma, este lugar donde resido puede ser un adecuado barómetro para medir la veracidad de las situaciones a las que a continuación me referiré y que alteran a menudo el bienestar de los vecinos. Antes de continuar hacer una aclaración: el murmullo de los transeúntes o incluso las terrazas de los bares repletas de clientes no es un mal que afecte a los vecinos. Muy al contrario, denota que Majadahonda crece en habitantes y visitantes, lo que beneficia la economía del municipio y al pequeño comercio en el cual se incluye el apreciado sector de la hostelería. El problema viene cuando no sabemos hacer un buen uso de los lugares comunes. Y voy a poner algunos ejemplos prácticos:

Terrazas como la del “As de Bastos” expanden su ubicación a su antojo, incrementando su beneficio en perjuicio de los vecinos. El bar “Latino“, situado en el centro comercial Gran Vía 33, sin nombre visible, abre sus puertas a partir de las 23:00 horas los viernes y sábados hasta las 4:00 de la mañana, haciendo uso de un acceso no adecuado, ya que se utiliza la salida de emergencia del mismo. Su elevada música puede apreciarse continuamente cuando la puerta se abre para que acceda su clientela e incluso a puerta cerrada. Imperturbables hasta su hora de cierre, la clientela que sale al exterior hace constar al vecindario su presencia, así como su estado de embriaguez, con peleas y voceríos durante las horas siguientes, hasta que consideran oportuno retirarse del lugar. Los vecinos, con las ventanas y terrazas abiertas por el calor, deben soportar así sus ratos de expansión y ocio, sus alegrías y sus penas, agravadas por el alcohol etílico que tanto las difunde a altos decibelios. Una presencia policial con sanciones disuasorias por ruido sería exigible apelando al artículo 325 del Código Penal, tras la última reforma en vigor a partir del 1 de julio de 2015: “Será castigado con las penas de prisión de 6 meses a 2 años, multa de 10 a 14 meses e inhabilitación especial para profesión u oficio por tiempo de 1 a 2 años el que, contraviniendo las leyes u otras disposiciones de carácter general protectoras del medio ambiente, provoque o realice directa o indirectamente (…) ruidos”. El citado artículo 325 del Código Penal revela que es la gravedad del riesgo producido la nota clave que permitirá establecer la frontera entre el ilícito meramente administrativo y el ilícito penal.

De menor importancia pero también evitables son los dueños de los perros, nuestras queridas y apreciadas mascotas de compañía, los cuales se dejan atados en el exterior mientras sus propietarios se introducen en algún local de la zona para trámites diversos o tomar un café, sin preocuparse lo más mínimo de que durante ese tiempo su mascota solicite su presencia con ladridos continuos. A riesgo de ser tachada con el apelativo de racista, es evidente que en los últimos años el incremento de la población de origen latino y marroquí se ha incrementado. Y es admirable comprobar como muchos de ellos se han adaptado a la ciudad sin olvidar sus orígenes y costumbres, que conviven en armonía con el resto de los vecinos. Otros, por el contrario, consideran que consumir alcohol en la vía publica y portar altavoces con música elevada debe de ser tolerado por los demás. O utilizar las calles como urinario público.

Una de las definiciones que da la RAE para la palabra respeto dice así: ”El respeto es un valor que permite que el hombre pueda reconocer, aceptar, apreciar y valorar las cualidades del prójimo y sus derechos”. Es decir, el respeto es el reconocimiento del valor propio y de los derechos de los individuos y de la sociedad. Esto es aplicable también a los que realizan el llamado “botellón”, que tantas molestias causa a vecinos e incluso desperfectos al mobiliario urbano. Ya se ha experimentado su alejamiento con los denominados “Botellódromos”, lugares de esparcimiento alejados de zonas habitadas donde los usuarios se responsabilizan de los actos y actividades realizadas en su interior, pero el caso del que se creó en Granada, que multiplicó el “efecto llamada” y llegó a albergar a 20.000 jóvenes con problemas de orden público, hizo bueno el refrán español de ser peor el remedio que la enfermedad. El consumo de alcohol en la vía pública en establecimientos no autorizados (no digamos si además son menores) debería acarrear las mismas sanciones que el consumo de drogas.

En conclusión, Majadahonda es una ciudad, en mi apreciación, con mucho encanto por su ubicación y por sus vecinos. Todos queremos una Majadahonda limpia de ruidos y suciedad, que nos proporcione un confort para vivir en ella, y la responsabilidad de esto recae en gran parte sobre el comportamiento de los propios vecinos. En todo momento he evitado culpar al gobierno municipal o a las fuerzas de seguridad, ya que considero que un replanteamiento en nuestra forma de actuar en torno al ocio nocturno, el negocio de la noche y el orden público, facilitaría la labor de ambos. Pero todo lo que expongo es veraz e igualmente susceptible de tenerlo en consideración.

22 Respuestas a "El ruido vuelve en agosto a la Gran Vía de Majadahonda: embriaguez, peleas, voceríos, mascotas y música"

  1. Avatar
    Maria Martinez Segarra   4 agosto, 2019 at 10:44 am

    Totalmente de acuerdo. Y no tiene que ver con el nivel cultural. Ni con la ciudad. Pasa en toda España.

    Responder
    • Avatar
      Ciudadano   5 agosto, 2019 at 6:44 am

      El ruido es lo peor de Majadahonda. Nos hace tercer mundista

      Responder
  2. Avatar
    Santi V. Trasierra   4 agosto, 2019 at 10:48 am

    Acertadisimo el artículo. Lo que está ocurriendo en Majadahonda desde hace unos años es una auténtica vergüenza. Se está expulsando al vecino de toda la vida y al comercio del centro y se está sustituyendo por tiendas de chinos, locutorios, fruterías de género barato.
    En plena Gran Vía en el local de la antigua sureña( no recuerdo ahora el nombre del nuevo negocio) es imposible sentarse a tomar algo a última hora de la tarde ya que los vecinos que tienen justo encima son de lo más molesto, sacan un altavoz al balcón y nos hacen “disfrutar” a todos los que por allí pasamos de su música caribeña.
    Lo de la cantidad de comercio y oficinas que han abandonado el centro del pueblo es otro tema que se debería tratar.

    Responder
  3. Avatar
    Kike   4 agosto, 2019 at 12:26 pm

    La nueva concejala de seguridad comentó que terminaría con la situación de Majadahonda, botellones, robos, ruidos, horarios terrazas, control de mesas autorizadas en bares, venta de bebidas alcohólicas, etc., entiendo que no es una promesa política como tantas otras realizadas por su partido, ahora sí, después de más de 30 años, ahora si, tener paciencia majariegos

    Responder
  4. Avatar
    Carmina Madrigal   4 agosto, 2019 at 12:27 pm

    Urge terminar de una vez con este problema. No podemos convivir con el ruido, que como bien apunta Julia no es más que una consecuencia de la falta de civismo. Algo hay que hacer para que los incívicos no campen a sus anchas por Majadahonda.

    Responder
  5. Avatar
    Alejandro   4 agosto, 2019 at 2:50 pm

    Como siempre, la culpa del Ayuntamiento, que nos frie a impuestos, pero la policia PASA EN CANOA.
    La policia de Majadahonda es de lo mas ineficaz que hay.
    Una verguenza de Ayuntamiento.

    Responder
  6. Avatar
    Raquel   4 agosto, 2019 at 4:00 pm

    Puede ser que en la actualidad se haya agravado el problema pero lo que comentan pasa desde hace muchos años en el centro de Majadahonda. Ese pueblo tiene dos grandes problemas: el precio desorbitado de la vivienda y una policía totalmente ineficaz (que por cierto es de las que más cobra de la Comunidad). Tengo 40 años y la mayoría de mi generación nos hemos tenido que ir por no poder pagar una vivienda. Y quien puede? Los sudamericanos porque se meten 40 en una casa. Y como todo el servicio doméstico que contratan los ‘ricos’ de la zona son extranjeros por no pagar dos duros más pues se ha llenado el pueblo de latinos. Yo me he ido a vivir a Leganés y muchos majariegos lo miran con miedo, pues les garantizo que nunca he pasado tanto miedo como en la Gran Vía de Majadahonda cuando los sudamericanos borrachos se te echaban encima diciéndote cosas cuando ibas sola de noche. En Leganés los bancos están llenos de abuelos y allí están llenos de sudamericanos bebiendo desde primera hora de la mañana. Todos los sitios son cada vez más inseguros pero al centro de Majadahonda el Ayuntamiento lleva años dándole la espalda. En las urbanizaciones con seguridad privada se vivirá muy bien pero donde yo vivía en Majadahonda hasta se metían a mearse dentro del portal. Me fui por falta de dinero pero ahora no lo cambiaría.

    Responder
  7. Avatar
    Jesús María García Ubaldo   4 agosto, 2019 at 4:12 pm

    El parque de Colon es un altavoz en la madrugada y un vertedero de restos.
    Yo creo que se debería multar el no tirar la basura en las papeleras y dejarlas en el cesped

    Responder
  8. Avatar
    Una vecina más   4 agosto, 2019 at 4:59 pm

    Una vecina de Majadahonda.
    NORMAL QUE PASE ESTO, ESTAMOS EN VERANO Y CADS UNO ES RESPONSABLE DE SUS ACTOS. Y AHORA TIENE LA CULPA LA CONCEJAL DE SEGURIDAD Y LOS POLÍCIAS Y EL ALCALDE.. Y VETE TÚ A SABER A QUIÉN PONÉIS MÁS DE CULPABLES.!!!!!! CADA UNO ES RESPONSABLE DE LO QUE HACE.
    JULIA ESTE ES ARTÍCULO DEL VERANO. PUES IGUAL QUE PASAN TODOS LOS VERANOS, QUIEN QUIERA TRANQUILIDAD YA SABE LO QUE TIENE QUE HACER!! +++

    Responder
  9. Avatar
    Información primero   4 agosto, 2019 at 5:08 pm

    Y PARA, LO QUE OS QUEJÁIS TANTO, COKABORAD UN POCO VOSOTROS Y DEJAD DE INSULTAR A LA POLÍCIA LOCAL Y CUESTIONAR SU TRABAJO. LO QUE HACE FALTA SON MÁS POLÍCIAS EN LA CALLE, QUE HAY UNOS CUANTOS QUE PUEDEN SALIR Y POR LA NOCHE, Y MÁS POLÍCIAS COMO EN OTROS MUNICIPIOS. TRABAJANDO MAÑANA, TARDE Y NOCHE. Y LA POLÍCIA LOCAL DE INÚTIL NO TIENE NADA!!!!!!!!!! I FORMATOS BIEN PRIMERO!!!!!

    Responder
  10. Avatar
    Violeta   4 agosto, 2019 at 6:27 pm

    Estimada Julia: una noche de verano un vecino mio (sudamericano) le llamo la atencion a un joven español borracho que estaba orinando en su portal. La respuesta del joven español fue “si no te gusta vuelvete a tu pais inmigrante de mierda” Es muy comodo culpar de todo al inmigrante. En el centro ya no quieren vivir ni los inmigrantes. Si te tienes que levantar temprano para trabajar necesitas descansar de noche y seas inmigrante o español, en el centro con el ruido no se descansa. Ni inmigrantes ni españoles quieren vivir en una casa con el portal orinado. El inmigrante en cuanto puede se alquila un piso en una urbanizacion lejos del centro. El inmigrante teabajador no es tonto y tambien quiere calidad de vida para el y para su familia. En el centro ya dolo vive gente msyor e inmigrantes que di son trabajadores en cuanto pueden se largan del centro. Al final solo quedara viviendo en el centro mala gente y sera peligroso aparcar el coche o sentarte en una terraza… entonces se daran cuenta del error wue se cometió maltratando al vecino trabajador del centro… peto será tarde. Vivo en el centro.. sufro los gritos de los borrachos y porque los escucho se que no don sólo marroquíes y sudamericanos, hsy mucho niño de papá de urbanización que viene al centro a hacer lo que jamas haría en los jardines de la urbanización: emborracharse gritar hasta la madrugada y orinar los portales… pero vienen a hacerlo sl centro porque las autoridades lo permiten. Cuando rl centro sea un guetto de malvivientes va a ser peligroso para el niño de urbanizacion venir con el coche a emborracharse al centro… y peligroso para sus papas venir a mediodía a tomar algo en las terrazas. Se habran cargado el centro y se habran perjudicado todos… peto solo se ve el beneficio inmediato que se obtiene hoy con la venta de alcohol sin ver las consecuencias a largo plazo. Como te crees que puede ir a trabajar un vecino de parque Colon con toda la semana de musica a todo volumen en el parque durante las fiestas de este sño? Por que no se hacen los conciertos en el recinto ferial como hace Las Rozas? Alli se gobierna pensando tambien en el que reside en el centro… aqui sólo se gobierna para las urbanizaciones mas caras que estan lejos del centro.

    Responder
  11. Avatar
    Estanis , cómo dejaste esto majo   4 agosto, 2019 at 6:55 pm

    La solución pasa por disponer de una política de seguridad local real y no la mentira y el saco de humo sobre el que se erige el cuerpo de policia local.
    Donde antes había 5-6 patrullas ahora solo hay tres. Donde antes eran 130 en la calle, ahora solo hay 84 para el turno de 24h. Luego otros 30 no hacen calle, noches, fines de semana ni festivos (pero cobran como si lo hicieran). Y como no hay gente hacen horas extra, que no se pagan, pero se compensan en tiempo libre que luego es imposible disfrutar porque no hay efectivos.
    Ese es el dia a día para una población de 73.000 habitantes.
    Para tener un servicio de calidad lo primero es cuidar a quien lo tiene que dar.
    Y atentos, que vienen las fiestas!!

    Responder
  12. Avatar
    Carlos Pinto   4 agosto, 2019 at 6:55 pm

    Y Vox que hace en el Gobierno? 60 dias han tardado en meterse para mamar de la teta municipal y al votante si te he visto no me acuerdo. Otra vez os va a votar vuestra madre.

    Responder
  13. Avatar
    Natalia   5 agosto, 2019 at 9:14 am

    Yo vivo en la calle cuesta frente al parque que está en la iglesia, es imposible tener un sueño tranquilo soy extranjera y lastimosamente las personas que escucho en la noche con sus borracheras son la mayoría gente latina que pena esta situación tan vergonzosa ,cada verano se repite la misma historia .

    Responder
  14. Avatar
    Vecina de escudero   5 agosto, 2019 at 9:46 am

    Todo esto no es nada como en la calle escudero eso sí que es horroroso es día y noche si quieres pasa con carro de un bebé no puedes corran el paso yo se pone denuncias ayuntamiento y no te hacen caso llamas ala policía y no vienen ya no sabemos que hacer

    Responder
  15. Avatar
    Sandra (zona Colon)   5 agosto, 2019 at 12:50 pm

    señores, no metamos las fiestas del municipio en esto..que en todos los pueblos de España hay una semana al año fiestas patronales!!!!! y de toda la vida han sido en el pueblo y es como tienen que ser.. lo que no es normal es que el mes de agosto entero tengamos que aguantar los ruidos, orines y peleas de la gente, hagan algo!!

    Responder
  16. Avatar
    fernando de frutos   5 agosto, 2019 at 1:49 pm

    Buenos días, mi nombre es Fernando de Frutos propietario del As de Bastos y de la Taberna del As. Tras varias publicaciones en su magacin tengo que mostrar mi malestar. Algunos me conocéis mantuve una reunión este año con un miembro de vuestro equipo y seguro que del Círculo de empresarios etc

    El pasado mes de Julio como el 17 , 18 leí un artículo vuestro en el que se trataba el tema de los ruidos en las terrazas , las molestias nombrabais algunos nombres de esos locales entre los que no estaba ningún local mío pero si la foto del encabezamiento del articulo marcada con círculos azules , una foto que es de la asociación de vecinos que me hizo hace por lo menos 3 años y en la cual tras una reunión con ellos en el circulo convocada por mi amigo ( luis ) se les desmontó el chiringuito de las terrazas demostrando lo que pagamos y el espacio que tenemos. A gente que vive en el Pinar del Plantío. Ese artículo que publicasteis no me gustó nada. Si no se habla de mi por qué narices ponen una foto encima de tanto tiempo y con los circulitos azules.

    Pero ayer ya el artículo empezó con los ruidos del verano de la Gran vía incluso hizo una aclaración diciendo que el murmullo incluso las terrazas de los bares no eran molestia lo contrario era beneficio etc. Hasta que zas fotito de la terraza de la Taberna del As ( No As de Bastos ) diciendo que se hace por nuestro beneficio y en perjuicio de los vecinos. Pues no no es así amiga Julia. Ocupamos lo que pagamos ya que puedes pagar los metros que pidas, tenemos permiso tanto del ayuntamiento como de Vodafone como del pisotón. Y ya que desde tu ventana ves ese espacio de la gran vía podéis fotografiar la terraza de la pescantina que se extiende hasta la esquina de las apuestas , o a la gente que se sienta a fumar porros y a beber en el portal del BBVA o las peleas del antro que está en Gran vía 33. Espero no verme más señalado en este medio de lo contrario tendré que tomar algún tipo de medida. Un saludo y feliz verano.

    Responder
    • Avatar
      Majariego Indignado   24 septiembre, 2019 at 8:57 am

      Estimado Fernando, no estoy para nada de acuerdo con su afirmación “…que puedes pagar los metros que pidas..”, refiriéndose a la ocupación de las terrazas por los establecimientos de hostelería. Se está olvidando de que existe una normativa que regula dicha ocupación, por lo que no, no se puede pagar los metros que se deseen, si no los que en función de la normativa pueda tener el establecimiento. De hecho, la Policia Local marcó a diferentes establecimientos, entre ellos el suyo, unas marcas en el suelo señalando los limites de la terraza, y esto no lo cumple ni usted ni la gran mayoría de establecimientos. Otra cosa es que los establecimientos adyacentes al suyo le hayan dado permiso de ocupar sus fachadas, pero una cosa es esa y otra poner 60 mesas para un establecimiento de 5m2.
      Le puedo asegurar que con la normativa en la mano, usted ni prácticamente ningún bar/restaurante de la zona la cumplen…
      En la licencia se indica el numero máximo permitido por cada terraza y ademas si no me equivoco hasta hay un dibujo de cómo debe ser la ocupación de dicha terraza.
      Me parece que ha sido demasiado atrevido al hacer este comentario, porque aquí cada uno sabemos lo que hay….

      Responder
    • Avatar
      Majariego Indignado   24 septiembre, 2019 at 8:59 am

      Igual a usted le dan un trato preferente y por eso el “puedes pagar los metros que pidas”

      Responder
  17. Avatar
    JOSÉ MARÍA BABOT VIZCAÍNO   5 agosto, 2019 at 5:09 pm

    Este alcalde, y su gabinete, si no ha cortado, de raíz, los desmanes, lleva mala gobernación en Majadahonda. Pocas cosas vamos a ver mejorar, presuntamente, de este que no manda, siquiera (hoy no la he visitado, mañana iré e saludarla) que la bandera ondee limpia y reluciente en la calle Viento de Majadahonda..

    Responder
  18. Avatar
    Carolina Zaballos   6 agosto, 2019 at 8:27 am

    Totalmente de acuerdo con lo de gente incivilizados.pero no solo en la Gran Vía. El parque colon es un asco, vas y puedes ver todo el césped lleno de basura, si si basura,porque los jóvenes que allí se reúnen son tan “cerdos” porque no se les puede llamar otra cosa, que no recogen absolutamente nada. Yo creo que aunque haya servicios de limpieza,no están para recoger la mierda de los demás. Y en el parque de la iglesia para que contarlo, a cualquier hora del día gentuza borracha y fumando porros, cada vez que pasas x ahí el olor es insoportable a cualquier hora y mira q suele haber policía, pero si no les hacen nada da igual. Últimamente salir a pasear x Majadahonda sin cabrearse x ver estas estampas es inevitable.
    Es la imagen de ciudad que queremos dar?
    Un lugar por donde no se puede pasear sin toparte con borrachos,drogados o gentuza que te dice cosas o que quiere quitar los balones a los críos.
    Creo que algo falla en la nuevas hornadas juveniles y en la gente que últimamente viene aquí a vivir sin civilizar.
    Un poquito de respeto hacia los demás es lo único que pedimos algunos vecinos. Si quieres hacer fiestas alquila un local, ni los parques, ni las calles son para celebrarlas y en tu casa hasta cierta hora que seguro tienes vecinos

    Responder
  19. Avatar
    Teresa TalCual   6 agosto, 2019 at 12:06 pm

    El parque de la Granadilla tampoco se libra de los maleducados que después de pasar la noche de botellón lo dejan todo tirado, habiendo papeleras por todas partes ¡Un poco de civismo por favor!

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.