La extraña muerte de Cristina Elena de Borbón en Majadahonda revela su vida en Las Rozas

Suscríbete gratis a nuestras noticias

LIDIA GARCIA. La condesa y ex directora de “Vogue”, Beatrice Wilhelmina Von Hardenberg Furstenberg, madre de la restauradora, gastrónoma y empresaria Cristina Elena de Borbón, propietaria del “Catering Cristina de Borbón” de Las Rozas y fallecida a los 44 años de edad este jueves 13 de febrero (2020) en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, ha declarado al diario La Razón que su hija Cristina “era alma con luz, aquí en esta casa en la que pasaba temporadas estoy más cerca de ella y la siento. Sé que no voy a poder hablar por teléfono como hacía a diario pero sí lo haré cada vez que mire el mar del que tanto disfrutaba. Cristina era demasiado sensible y buena para ser de este mundo. Los ángeles tienen que estar en el cielo”. Su repentino fallecimiento, que la familia ha calificado oficialmente como un “accidente”, ha provocado también una honda consternación entre sus amigos de Las Rozas, donde era muy conocida y apreciada: en el restaurante de Fran, Estela Mosquera, Teresa Comas, Isabel A. Moreno Jiménez, a quien llamaba “mi mejor amiga”… Entre ellos, Luis Pineda (en la fotografía) escribió: “Hoy me he enterado del fallecimiento por accidente de Cristina Elena de Borbón, no fuimos amigos íntimos, pero no dudó en ayudarme cuando se lo pedí. D. E. P.”. O Paqui Segura Mora: “No me lo puedo creer, hace muchos años que no la veía, pero compartimos un viaje a Zaragoza con ella y con Olivia, y no podía ser más divertida. Que la tierra te sea leve Cristina“.

“Cristina Elena hacía gala de sus redes sociales” (Perú Noticias)

La red social de Cristina Elena de Borbón, que todavía permanece activa, refleja que la restauradora era muy amiga de sus amigos, profundamente monárquica, admiradora de la Familia Real Española y con un perspicaz sentido del humor. En uno de sus últimos comentarios públicos, referidos a la noticia de la expansión del “coronavirus”, señaló una foto del rey Felipe VI bajo la palabra “corona” y otra de Pablo Iglesias (Podemos) bajo la palabra “virus”, lo que denota su ironía sobre su vecino de Galapagar. Y es que según la periodista Paloma Barrientos, que la conocía bien, “Cristina heredó esa sensibilidad y esa creatividad que plasmaba en sus platos, que resultaban diferentes a los demás en la textura y la presentación. Estos últimos años lo había dejado y prefería cuidar a sus perros en su casa de campo”.

La aristócrata se definía en su red social como “comprometida”

Cristina Elena de Borbón se formó en el Institute of Culinary Education de Nueva York (Estados Unidos). “Allí permaneció cuatro meses y acabó especializándose en la alta cocina a domicilio y, tras hacer prácticas en restaurantes de renombre como Horcher, Balzac o El cenador de Salvador y acudir a talleres de Sergi Arola entre otros conocidos chefs, montó su propia empresa de catering llamada “Cristina de Borbón”, señala la revista “Hola”. Y sobre su cotidiana existencia en Las Rozas, Paloma Barrientos añade en Vanitatis: “En la casa familiar de su madre, en Las Rozas, cuidaba de los hurones, del cerdo vietnamita y de los muchos perros de acogida que disfrutaban de la libertad que daba el sentirse queridos. En una ocasión, a un amigo que no conocía las debilidades de Cristina se le ocurrió hacer un comentario negativo sobre los hurones. Estos animales tenían su refugio en los cajones donde la joven guardaba sus jerséis de cachemira. Cuando el individuo en cuestión dijo la frase “¿cómo lo puedes permitir?”, Cristina se dio la vuelta y no volvió a dirigirle la palabra. En la casa familiar de Las Rozas se convirtió en la cocinera prodigiosa cuando llegaban los amigos de su madre: siempre cariñosa y dispuesta a revelar sus secretos de cocina”.

Cristina Elena tenía numerosos amigos que la adoraban

En La Razón la periodista añade: “su madre es la condesa Beatrice Wilhelmina Von Hardenberg Furstenberg, ex duquesa de Sevilla aunque siempre se la conoció en España con el sobrenombre de la “duquesa de las ranas” por su afición a coleccionar estos animales. Desde bolsos, a ropa, esculturas, zapatos, menaje de cocina… que inundaban la casa de Madrid, el chalet de Marbella y el apartamento de Miami. Su hija Cristina no heredó esa querencia por el batracio pero sí por los animales en general. En la casa familiar de Las Rozas había cerdos vietnamitas que perfumaba con su colonia. Perros y gatos que convivían en armonía, hurones que dormían en los armarios. Cuando tenía 9 años se llevó un gran disgusto al desaparecer un cerdito que paseaba como si fuera una mascota con su collar y su correa. Las malas lenguas de aquel verano contaban que algún malvado lo robó para cocinarlo. Nunca más se supo y Cristina lo recordaba a los que habían vivido la historia”.

Las causas del fallecimiento han sido discretamente veladas a la prensa

MANU RAMOS. “No se saben las causas del accidente que le ha costado la vida a Cristina Elena de Borbón y que ha dejado en shock a la nobleza española” (Tele 5). “La aristócrata Cristina Elena de Borbón von Hardenberg, cuyo padre es primo del Rey Juan Carlos, murió a los 44 años tras un accidente no revelado” (Reforma México); “Sufrió un accidente del que se desconocen las causas exactas” (Leonoticias); “La hija menor del sexto duque de Sevilla, primo del rey Juan Carlos I, ha muerto tras un accidente” (Perú Noticias)… La noticia del fallecimiento de la prima segunda del rey Felipe VI de España y sobrina nieta del fundador de Marbella, Alfonso de Hohenlohe, ha corrido como la pólvora por los noticieros de todo el mundo. Sin embargo, la prensa española ha querido mostrar una enorme discreción sobre las causas de su fallecimiento para no ahondar en el dolor de su familia, lo que obliga a leer entre líneas. “La hermana de Olivia había sido trasladada al Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda después de haber sufrido un accidente y fallecía a las 3 de la tarde, rodeada de sus familiares”, era la escueta información facilitada sobre las causas del óbito.

Amistad incondicional

Y es que si su madre dirigió la revista “Vogue“, apostando por diseñadores que aún no eran referentes como Manuel Piña, Agatha Ruiz de la Prada, Jesus Del Pozo, Francis Montesinos y los hacía desfilar en el recinto exterior del actual museo del Traje, su hermana Olivia de Borbón, participó en el concurso “La granja de los famosos”. Olivia salió por ello del tanatorio con la voz entrecortada y un gesto de profunda tristeza para atender a los periodistas y agradecerles su tratamiento informativo de la noticia: “Se nos ha ido un ángel. Simplemente agradeceros vuestra amabilidad. Quería daros las gracias por estar aquí y por tratarnos con tanta amabilidad”.

Sentido del humor

Fuera de España, el diario “La República” de Perú señalaba que “Cristina de Borbón mantuvo una vida alejada de los focos a diferencia de su hermana Olivia de Borbón, casada desde 2014 con Julián Porras, padre de sus dos hijos, Flavia y Fernando Enrique. Ella vivía en el municipio madrileño de Las Rozas, mantenía una relación muy cercana con sus hermanos, Olivia y Francisco, y sus sobrinos. Algo de lo que hacía gala en sus redes sociales, donde también compartía su pasión por los animales e instantáneas de sus mascotas”. Y Paloma Barrientos da más pistas sobre su frágil personalidad: “Era inteligente y aparentemente buena estudiante. Su madre Beatriz contaba en aquellos años que “lo que tiene es una memoria de elefante, ingenio y, lo más importante, cae bien”.

Admiradora de Felipe VI

“Lo que no fallaba en esta explicación materna era su dulzura y quizá esa manera ingenua de ver la vida que la hizo muy vulnerable. Cuando los duques de Sevilla se divorciaron, la madre dejó España y se trasladó a Estados Unidos con Cristina y Francisco, sus hijos menores. Olivia, la primogénita, se quedó en Madrid con su padre. Esta separación no afectó de una manera llamativa a los hermanos porque todos los veranos volvían a compartir juegos en la Costa del Sol”, indica la periodista sobre esta aristócrata que consignaba en su red social su situación de “prometida“. Y añade: “Cristina era de ese tipo de personas que son demasiado exigentes consigo mismas. Esa manera de ser hizo que no pudiera disfrutar de la vida con todo lo que el mundo le ofrecía. Era feliz cada vez que visitaba a su hermana Olivia y su sobrinos en Marbella, adoraba a su madre y quería a su padre. Quizá le faltó esa estabilidad emotiva que supone una pareja estable. Descanse en paz un alma limpia a la que añorarán todos los que la trataron y quisieron“.

Una foto con su madre muy difundida estos días

27 Respuestas a "La extraña muerte de Cristina Elena de Borbón en Majadahonda revela su vida en Las Rozas"

  1. Avatar
    Katherine Cindi Zea Zea   16 febrero, 2020 at 8:40 am

    Ese hospital puerta de hierro entran pero nadie sale con vida ese hospital matan a la gente

    Responder
    • Avatar
      Mabel Díaz Vieco   16 febrero, 2020 at 9:13 am

      Katherine Cindi Zea Zea que gilipollez estás diciendo????

      Responder
    • Avatar
      Katherine Cindi Zea Zea   16 febrero, 2020 at 9:27 am

      Mabel Díaz Vieco eso es verdad lo que estoy diciendo no es gilipollez

      Responder
    • Avatar
      aquisoloporcontestarte   14 junio, 2020 at 12:54 am

      Eres imbecil. Ya me encargaré de contestarte cara a cara si tengo la suerte de verte por Majadahonda o las Rozas.
      En el hospital puerta de hierro trabajan muchos profesionales que atienden a miles de pacientes todos los años con un porcentaje de exito muy muy elevado. Seguramente tu o alguien cercano a ti haya tenido una mala experiencia(si no es así es imposible entender tu comentario) pero son muchos mas los que salen VIVOS y eternamente agradecidos a sus doctores, cirujanos,enfermeras,auxiliares…que normalmente nos tratan con sapiencia y mucho cuidado,mimo , y empatia..

      Responder
  2. Avatar
    Teresa   16 febrero, 2020 at 12:08 pm

    No es momento para escribir esas tonterías.
    Respetar a su familia y darles un pésame sentido y querido.
    Descansa en PAZ Cristina.
    Teresa Gómez

    Responder
  3. Avatar
    Alejandro   16 febrero, 2020 at 12:10 pm

    Vaya GILIPOLLECES que dice la katerin¡¡

    Responder
  4. Avatar
    Esther Gonzalez Sanz   16 febrero, 2020 at 6:24 pm

    Vivía en mi urbanizacion con sus pareja y dos perros
    Era bastante discreta.

    Responder
    • Avatar
      Angel Oteros González   15 marzo, 2020 at 10:31 am

      Está en el Cielo con Los Angeles y junto a los santos y cerca tiene ya a su madre.

      Responder
  5. Avatar
    Juan Facundo Aguero Candioti   16 febrero, 2020 at 6:25 pm

    Ilustres son todos, no sólo quienes se llaman Borbón. Llama la atención su edad, tan joven. No es cuando uno espera que se muera alguien.
    Sus familiares y amigos deben estar devastados, pero esa persona es tan importante como el panadero de la esquina.

    Responder
  6. Avatar
    Adolfo Garcia-Gutiérrez   16 febrero, 2020 at 6:25 pm

    Pues ilustre, lo que se dice ilustre, el panadero de la esquina no será e importante solo para su familia, amigos y conocidos.
    En este caso ilustre si, pero importante tampoco mucho. D.E.P.

    Responder
    • Avatar
      Ana   22 febrero, 2020 at 10:47 am

      Un sentido del humor increíble tenía. Totalmente cierto lo de que la corona es un virus.

      Responder
  7. Avatar
    Gemma Cruz   16 febrero, 2020 at 6:26 pm

    Una pena la muerte prematura de cualquier persona y mas cuando como en este caso parece lo que parece

    Responder
  8. Avatar
    Félix Losa   16 febrero, 2020 at 6:27 pm

    En medios no sensacionalistas pone que es un accidente de trafico, sin misterios…

    Responder
  9. Avatar
    Carmen Bello   16 febrero, 2020 at 6:28 pm

    en ningún medio dice que sea accidente de tráfico, solo dice accidente, y eso ya sabemos a lo que suena.

    Responder
  10. Avatar
    Anti Katherine   16 febrero, 2020 at 11:44 pm

    Katherine, la próxima vez te vas de vuelta a cheverelandia al médico…A mi me salvaron la vida y doy gracias cada día. Como se nota lo que se te nota….seguro que en tu país tenéis hospitales mucho mejores por eso sigues aquí,….por cierto que he mirado tu foto en el Facebook y Katherine Cindi Fea Fea

    Responder
  11. Avatar
    Marisa   17 febrero, 2020 at 1:30 pm

    Tenía una pareja estable que la cuidaba , se le veía cariñoso y muy enamorado de ella.

    Responder
  12. Avatar
    Greta   19 febrero, 2020 at 1:19 am

    Katherine cimdi, vete a ***. Encima que venís a quitar el trabajo y a aprovecharos de lo que no os merecéis nos vienes con esas.

    Responder
  13. Avatar
    Herpes Zoster   19 febrero, 2020 at 1:31 pm

    Se habrá suicidado !Que descanse en paz

    Responder
  14. Avatar
    Marta   20 febrero, 2020 at 12:17 pm

    Katherine, te mereces una denuncia como la Copa de un pino. Insensata

    Responder
  15. Avatar
    Ainpat   22 febrero, 2020 at 1:28 am

    Podría haber sido suicidio por ahorcamiento.

    Responder
    • Avatar
      PutirecordS   7 marzo, 2020 at 11:08 am

      Dep

      Vivan los perros, las perras y lo perres

      Responder
  16. Avatar
    Carol   26 febrero, 2020 at 9:03 pm

    Greta, eres una …….ta racista! Q asco das

    Responder
  17. Avatar
    Ana Fernandez   10 marzo, 2020 at 1:15 am

    Como quiera que haya sido es muy triste que esta chica se haya ido…la seguía en f,b y me admiraba su sencillez y la humanidad de su mirada.Siempre la sentí frágil y algo perdida en este mundo de buitres carroñeros.e,p,d mi niña

    Responder
  18. Avatar
    Pili   15 marzo, 2020 at 10:14 pm

    Yo entre al poco de la noticia de su muerte en Instagram y me pareció una persona muy sensible! Lo siento ahora su madre ha fallecido !

    Responder
  19. Avatar
    Marite   13 junio, 2020 at 10:28 am

    Katerin, espero que tu comentario lo les algun mexico de Puerta de Hierro y te denuncie. Payasa!

    Responder
  20. Avatar
    Marite   13 junio, 2020 at 10:30 am

    Sea lo que sea la causa de su muerte, D.E.P.

    Responder
  21. Avatar
    Manuel   14 junio, 2020 at 12:57 am

    Katherine Cindi Zea Zea eres tonta y en tu casa no lo saben.

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.