La «superjueza» Delia Rodrigo (Majadahonda): «Examinadas las diligencias «se constata que la instrucción no ha finalizado» porque es necesario recabar, por ejemplo, el resultado de la comisión rogatoria remitida a Andorra o el informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil respecto a la documentación intervenida en las entradas y registros»

AGENCIA EFE (18 de junio de 2024). La jueza Delia Rodrigo de Majadahonda ha decidido extender la investigación sobre el ‘caso Supercopa’ otros seis meses. Este caso, que involucra a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) durante la presidencia de Luis Rubiales, sigue bajo escrutinio debido a varias diligencias pendientes. Según la información publicada por AS, el auto de la magistrada indica que es fundamental recabar información adicional, como el resultado de la comisión rogatoria enviada a Andorra y el informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sobre la documentación incautada en los registros. La investigación aún no ha concluido, y la jueza considera necesario tomar declaración a los investigados y testigos implicados, así como realizar otras diligencias derivadas de estas declaraciones, informa Mundiario. También la web Iusport recoge que la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda, que instruye el ‘caso Supercopa‘, ha acordado prorrogar otros seis meses la instrucción, según informa Telecinco. Así consta en un auto de la magistrada Delia Rodrigo en el que indica que examinadas las diligencias «se constata que la instrucción no ha finalizado» porque es necesario recabar, por ejemplo, el resultado de la comisión rogatoria remitida a Andorra o el informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil respecto a la documentación intervenida en las entradas y registros. Apunta que aún debe tomar declaración de los investigados y testigos que constan en la causa y practicar otras diligencias que deriven de las anteriores. Esta prórroga fue solicitada, entre otras partes, por la Fiscalía Anticorrupción, que interesó en un informe esos seis meses adicionales «atendida la evidente complejidad de la investigación», concluye.


La titular del juzgado de instrucción número 4 de Majadahonda (Madrid) acuerda ampliar la causa respecto a 15 personas e imputar, entre ellas, al exfutbolista y empresario Gerard Piqué, quien habría pactado una comisión anual de 4 millones de euros por el acuerdo que trasladó dicha competición a Arabia Saudí.

Por su parte, el actual presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Pedro Rocha, ha defendido que no hay «rasgo alguno» de que participase en los contratos que investiga una jueza de Majadahonda (Madrid), como el que llevó la Supercopa a Arabia Saudí, y ha pedido que revoque su imputación, que considera «inconsistente». En otra providencia firmada esta semana, a la que también ha tenido acceso esta agencia de noticias, la jueza requiere a la RFEF, a petición del Ministerio Público, una serie de documentos que debe hacer llegar al juzgado «a la mayor brevedad». Y detalla que necesita el informe del Órgano de Cumplimiento Normativo, de mayo de 2022, que fue firmado por Francisco Javier Puyol; las grabaciones completas correspondientes a las reuniones de la Asamblea General de la RFEF de 2018, de diciembre de 2020 y de mayo de 2022; el reglamento de funcionamiento interno de la Comisión de Cumplimiento Normativo; el reglamento del Comité de Auditoría y Control Económico Externo; y las declaraciones de concurrencia o conflicto de intereses firmadas por los miembros de la RFEF en los años 2018 a 2022. Por otro lado, acuerda la declaración del exdirector de la Asesoría Jurídica de la RFEF Pedro Manuel González Segura como investigado para el día 2 de julio de 2024 a las 10.00 horas y la declaración como testigo del responsable de ‘compliance’ de la selección Francisco Javier Puyol para ese mismo día a las 11.00 horas.


«Además de los Rubiales, Cueto o Caravaca, entre los imputados se encuentra Pedro Rocha, quien pretendía que la jueza le desimputara, pero lo cierto es que no solo sigue imputado, sino que igual todavía se lleva alguna sorpresa.»

Por último, El Confidencial destaca: «La magistrada Delia Rodrigo, a lo suyo». Y explica que mientras en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas «todo era cordialidad, casi al mismo tiempo y a escasos kilómetros, se conocía que Delia Rodrigo, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 4 de Majadahonda, emitió este lunes una providencia por la que ha decidido ampliar 6 meses más el periodo de instrucción del conocido como caso Brodie, a contar desde la prórroga ya vigente, que terminaba este mes. Cabe recordar que, además de los Rubiales, Cueto o Caravaca, entre los imputados se encuentra Pedro Rocha, quien pretendía que la jueza le desimputara, pero lo cierto es que no solo sigue imputado, sino que igual todavía se lleva alguna sorpresa. No en vano es el presidente de la institución a la que, tal y como puede comprobarse en el documento al que ha tenido acceso este diario, la magistrada sigue requiriendo una información que la RFEF no le termina de enviar. Así, solicita, «para que se remita al juzgado a la mayor brevedad» o «justificando, en su caso, la ausencia de la misma», una serie de documentación que ha pedido en varias ocasiones. Desde el Informe del Órgano de Cumplimiento Normativo, «al parecer del 26 de mayo de 2022 y firmado por Francisco Javier Puyol Montero», a las grabaciones completas correspondientes a las reuniones de la Asamblea General de la RFEF, con fechas 17 de diciembre de 2020 y 30 de mayo de 2022″, finaliza la crónica.

La agencia Efe, sin embargo, revela que la defensa de Rocha ha recurrido la resolución de la titular del juzgado de instrucción número 4 de Majadahonda (Madrid) que acordaba ampliar la causa respecto a 15 personas e imputar, entre ellas, al exfutbolista y empresario Gerard Piqué, quien habría pactado una comisión anual de 4 millones de euros por el acuerdo que trasladó dicha competición a Arabia Saudí. En su recurso, al que ha tenido acceso EFE, el presidente federativo pide la nulidad de dicha resolución y el archivo de la causa respecto a él, al considerar que «la decisión incriminatoria» de la jueza no se debe basar en «meras sospechas o prospecciones ayunas de aval probatorio, aunque sea provisional». Pedro Rocha acudió a declarar ante la magistrada el pasado mes de abril en calidad de testigo, si bien salió del juzgado como investigado. En su recurso, Rocha subraya la «ausencia de datos incriminatorios» en su contra y critica que se le atribuya una «culpa in vigilando» y se le achaque no haber convocado a la Comisión Económica para analizar las prórrogas del contrato de Arabia Saudí o reclamar el expediente. Cuestiona que la jueza le atribuya una «obligación de control» que le convertiría en una especie de «garante de la legalidad» de los citados contratos, por los que también está investigado su antecesor, Luis Rubiales. Explica que, en el momento de los hechos, él era presidente de la Federación Extremeña y era Andreu Camps, en condición de secretario general técnico, quien impulsaba la convocatoria de la Comisión Económica y recababa la documentación. A él, como al resto de asistentes, dice, «todo eso les venía dado».

Aparte de recordar que «es claro» que los contratos que se investigan «fueron extraídos del control del área económica de la Federación», cuestiona «el giro judicial, lacónico, según el cual la normativa interna federativa de procedimiento económico» le constriñe, como vicepresidente económico, a la hora de intervenir en la aprobación del contrato de Arabia Saudí o el que adjudicó a la empresa Gruconsa obras de reforma del estadio sevillano de La Cartuja. El presidente de la RFEF reitera que sólo se analizaban los contratos que implicaban un gasto en la Federación, «pero no la percepción de emolumentos» y recuerda que el entonces comisionado de control externo, Tomás González Cueto -también imputado-, rechazó que hubiese conflicto de intereses en la mediación del entonces jugador blaugrana Gerard Piqué en el contrato de la Supercopa, finaliza Efe.

Majadahonda Magazin