Lágrimas de una vecina de Majadahonda con 81 años “desesperada” por ruidos y humos

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

SONIA BLUE. “Me llamo Juana, tengo 81 años y vengo desde la desesperación a este pleno. Y quiero ser escuchada porque tengo derecho a ello. Yo tengo una casa que hace muchos años eran dos casitas juntas. En una me pusieron un bar y así ha estado muchos años. Hemos protestado lo que no está escrito y este ayuntamiento nos ha ayudado muchísimo, han ido los servicios técnicos, han sonorizado una vez, no estaba bien, han sonorizado dos veces, tampoco estaba bien. Ellos cierran a la una, cierran a las dos, mis hijos han sufrido lo que no está escrito y por fin se muere el dueño y queda el heredero. Y el heredero cierra por jubilación. El bar ha estado tres meses cerrado este verano, pero resulta que luego pasa a dos hermanos, se le pasa a un yerno y pide una licencia para cambio de propietario. El bar no reúne condiciones, no tiene salida de humos, total, un desastre, pero está abierto”. Una nueva denuncia por ruido, humos y actividades molestas llegó este martes al pleno del Ayuntamiento de Majadahonda. Y su relató conmovió a todos los asistentes porque la mujer que lo describía rompió a llorar delante de todos al explicar su drama y señalando a políticos y funcionarios municipales.

“Se produjo el cambio de propietario, que no sé si le han dado la licencia, si la tiene o no la tiene, pero en resumidas cuentas como no tenía salida de humos a mí me pone una bombona con una salida de humos por mi fachada, por mi finca. A mí no me pide permiso, a mí no me dicen nada, fui por allí por casualidad, porque me fui de allí aburrida con mis hijos, sin poder descansar. Nos fuimos y alquilamos la casita, pero se me fue un inquilino, se me va otro, y yo dependo de ese dinero para vivir porque con 600 euros de pensión… Trabajé 18 años en una cocina guisando para 500 niños, donde me han querido mucho. Mi marido de taxista no podía dormir… En resumidas cuentas, no quiero alargar más esto, me ponen ese tubo y en mi casa parece que hay un avión metido. Fueron los servicios técnicos del Ayuntamiento y certificaron que el bar no reúne condiciones, que tiene que hacer una obra, pero esa obra no llega. Y yo ya vengo aquí a suplicarle que eso se cierre de una vez o que tomen medidas, que lo quiten. No puedo tener inquilinos para poder pagar mis impuestos a este ayuntamiento, ¡ya está bien!, gracias por escucharme, porque esto es desesperación”.

Le respondió el alcalde Narciso de Foxá: “Ya le he dicho al concejal que hable con usted, yo no sé cómo está el expediente, si está para quitarlo o para no quitarlo. Supongo que esta abierto el local”, a lo que la vecina respondió reiterando el problema: “yo no sé si la licencia es provisional, no sé si se la han dado para que siga trabajando, pero como no tenía salida de gases me ha puesto un tubo grandísimo. Ya han ido a los servicios técnicos a ver y le dicen que eso no está bien porque si no hay salida de humos se lo quitan. Entonces el del bar hace una caseta sin permiso en un terreno que no es suyo, poniendo un tubo de gases en mi propiedad. Pero con el ruido del extractor los inquilinos no pueden vivir, como no he podido vivir yo”.

“Cuando este señor insonoriza se le queda un techo de dos metros pero ahora lo ha cogido otro señor y lo ha tirado abajo. ¿Como se pone a tirar esas obras que este ayuntamiento hizo en su día? ¿Otra vez hay que llamar a los servicios técnicos para que vuelvan a insonorizar? ¿Cómo funciona esto?. ¡Que me lo expliquen los funcionarios, nuestro alcalde, quien sea!. Además he recibido amenazas: “si me quitas esto, te mato”. ¡Mañana me pueden dar a mí un corte porque a este señor no le viene bien que le quiten su negocio! ¡pero qué pasa aquí, ya está bien de sufrir tanto!, ¡no se puede permitir esto!. Tengo cinco hijos, he criado a dos hijos más de mi hermana que murió de cáncer, he atendido a mi madre durante 34 años, he estado en un colegio donde todo el mundo me quiere, ¿Por qué tengo este infierno en mi casa? ¿Quién tiene la culpa de todo esto?, ¡Que me lo digan, que ya está bien!. ¡Yo no tengo dinero para un abogado, porque no tengo para comer!. ¡No tengo ninguna carrera ni tengo estudios, pero sí tengo vergüenza y educación para respetar a las personas!”.

Narciso de Foxá respondió: “ahora el concejal se reunirá con usted, pero creo que el ayuntamiento sí ha hecho cosas por usted y usted lo ha dicho”, algo que en su inocencia corroboró la vecina: “muchísimas, usted cuando tenga mucho ruido llame usted a la policía, yo no tengo quejas de la policía porque ha ido y los ha echado fuera, pero él ha cerrado cuando ha querido, aunque después me haya dado la lata para que no podamos dormir. También he llamado a la Guardia Civil y allí ha estado. Si algo funciona bien en este ayuntamiento es la Guardia Civil, la Policía, la asistenta social, que he necesitado de ella y la he tenido. Y ya vengo a usted como último recurso, para que me escuchen los políticos, que ya está bien”, retirándose del pleno entre sollozos y lágrimas. Escuche la intervención de los vecinos en el pleno en Radio MJD.

8 Respuestas a "Lágrimas de una vecina de Majadahonda con 81 años “desesperada” por ruidos y humos"

  1. Avatar
    Alejandro   27 febrero, 2019 at 12:27 pm

    Total, que el alcalde que a Dios gracias, se va NUNCA SABE NADA DE NADA, NUNCA,, menos mal que se va.

    Responder
  2. Avatar
    Maria Gope   27 febrero, 2019 at 5:10 pm

    no estaria mal que la noticia estuviese un poco trabajada, ni idea de periodismo. Aprendan a redactar que no hay quien se entere, tan sólo transcriben y no dan ninguna información.

    Responder
  3. Avatar
    Maria Martinez Segarra   27 febrero, 2019 at 10:46 pm

    En este país no se respeta el descanso y como se ve no te ayuda nadie
    Es una vergüenza
    Pobre señora
    No tengo palabras

    Responder
  4. Avatar
    Leonor   28 febrero, 2019 at 1:21 am

    A los políticos no les importamos nada sólo hacen q trabajan para nosotros pero es mentira trabajan para ellos….este alcalde no va a hacer nada.
    Tendríamos q echarles a todos y q se pongan a trabajar y q venga gente nueva q les importemos algo los ciudadanos. Qué vergüenza de alcalde!!!!!

    Responder
  5. Avatar
    Gabriel Sánchez Álvaro   28 febrero, 2019 at 1:29 am

    Pues yo propongo una solución a la americana…a lo mejor no soy el más indicado para dar soluciones,pero viendo lo visto,si los propietarios la están haciendo la vida imposible y se quedan tan panchos,contando sus billetes y riéndose del sufrimiento de la pobre anciana octogenaria que podría ser mi abuela y propongo como si lo fuera,por que soy majariego hasta la medula,y me da vergüenza tener individuos insensatos en mi pueblo. HACER UNA QUEDADA MEGACACEROLADA,LO MAS CERCA QUE LA LEY NOS PERMITA DE LA CASA DE LOS INDIVIDUOS, POR LLAMARLES DE ALGUNA MANERA,POR QUE HACERLE ESO A MI ABUELA,ME LLEVARIA A TOMAR ACCIONES QUE ME LLEVARAN A PRISION UNA LARGA TEMPORADA,POR QUE LES SACO A PALOS,VAYA GENTUZA POR DIOS¡ LO DICHO,ME ANOTO EN LA LISTA DESDE YA PARA COMETER LA CACEROLADA,PARA QUE SIENTAN EL DIENTE POR DIENTE…

    Responder
  6. Avatar
    Marisa Fresno   28 febrero, 2019 at 9:14 am

    Gracias Magazin, por articulos como este merece la pena leeros todos los días.

    Responder
  7. Avatar
    Matilde   2 marzo, 2019 at 5:51 pm

    Esto es majadahonda la ciudad sin ley. La ciudad del bar, del trapicheo, del robo, etc políticos corruptos donde sólo importa ganar las siguientes para seguir chupando del bote una y otra vez ninguno pone solucion para una ciudad limpia d ruidos y orden pobre familia aguantar una y otra generación un bar que era una casa de trabajadores sin poder descansar

    Responder
  8. Avatar
    Harto Pérez   12 marzo, 2019 at 1:12 pm

    Mi familia y yo llevamos padeciendo en nuestras carnes años de música a volumen demencial y humos de un local colindante que también carece de salida de humos acondicionada. Hemos puesto casi 20 denuncias, hemos ido en persona y esto sigue así, sin que se haga absolutamente nada. Como un policía muy amable nos recomendó, hay que ir a los plenos a sacarles los colores a este atajo de politicuchos, todos iguales, todos mirándose el ombligo. En el apartado de salidas de humos, en este pueblo no hay normativa alguna. El que quiera abrir uno de estos negocios lo abre sin impedimento alguno, para el Ayuntamiento embolsarse los impuestos, con un “bueno, ya sabes que tienes que arreglar esto” como unica exigencia al que abre el negocio. Si os dáis una vuelta por el centro veréis que son muchos los antros que expulsan sus humos a pie de calle, como el Kcaptura que apesta 3 manzanas enteras por las noches o el Sabor Latino (tal vez debería llamarse Hedor Latino), ambos contiguos en la Pza de la Constitución, por donde cada vez da más miedo transitar cuando cae la noche. Por cierto, el Kcaptura con record de denuncias, el ANTRO más denunciado del pueblo, que ya hasta da pena llamar a la policía de lo hartos que están. LA ÚNICA SOLUCIÓN ES MARCHARSE DE ESTE PUEBLO, cada vez más degenerado. Aquí no se puede vivir ya. No hay más que darse un paseo por el centro para ver el Bronx en el que vivimos. Además de locales infractores, algunos incluso frecuentados por políticos, jovenes de todos los colores con bafles inalámbricos molestando a todas horas, haciendo pintadas, orinando, bebiendo, magreándose en público. Una inmundicia de pueblo. Sodoma y Gomorra eran dos parques de atracciones infantiles al lado de lo que es Majadahonda.

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.