Las inmobiliarias de “Malú” entran en “pugna comercial” por vender su casa de Majadahonda: críticas a Engel & Volkers

Suscríbete gratis a nuestras noticias

LIDIA GARCIA. “Malú no consigue deshacerse de su casa de Majadahonda. La cantante puso a la venta la vivienda el pasado junio por 920.000 euros, tras irse a vivir con Albert Rivera“. Así titula la revista “Lecturas” el cambio de estrategia de la cantante tras irse a vivir con el ex líder de Ciudadanos y anunciar la llegada de su primer hijo. Y hay más detalles: “La relación entre Malú y Albert Rivera no podría ir mejor. Tras muchísimos meses de especulaciones, la cantante y el ex político confirmaban el pasado jueves 4 de diciembre que están esperando un hijo. “Nos gustaría vivir este deseado embarazo con la mayor tranquilidad para poderlo disfrutar como merece. Una vez más, gana el amor”, afirmaba el catalán en su perfil de Instagram. Sin embargo, no todo son buenas noticias para la cantante. Malú no consigue vender el chalé que tiene en Majadahonda. La intérprete lleva intentando deshacerse de él desde el pasado junio, cuando se mudó junto a Rivera a la exclusiva organización de La Finca, en Pozuelo. Para conseguir traspasarlo, la intérprete ha decidido cambiar drásticamente la estrategia”.

Nueva estrategia comercial para vender la casa de Malú

Le baja el precio: “Tras unos meses intentando venderla, la primera medida que ha tomado Malú ha sido bajarle el precio. En principio, la cantante lo puso a la venta por 920.000 euros. Ahora en cambio, se puede adquirir por 885.000 euros“. La vacía por completo: “Además, la artista se lo ha llevado la mayoría de cosas que tenía en la casa. Cuando la puso a la venta, el chalé estaba totalmente amueblada. Sofás, mesas, frigorífico… la cantante lo dejó todo allí. Sin embargo, parece haber cambiado de opinión y la ha desprovisto de todas las cosas”. Cambia de inmobiliaria: “Por último, la intérprete también ha decidido cambiar de inmobiliaria. En la actualidad, la venta del chalé la está gestionando Engel & Volkers. Esta compañía está especializada en propiedades de lujo y destaca por la discreción”. Quien no parece muy conforme con el cambio es su antigua agencia, que ha despotricado contra la cantante:

Malú tiene la casa “bastante guarra“, titula Silvia Armesto en “El Economista”. Y lo justifica con el despecho de su antigua vendedora, que parece entrar en “pugna comercial” contra los nuevos comerciales de Engel & Volkers por el estado en el que presentan ahora la casa: “El jardín lleno de hojas, menos mobiliario, cables tirados y cuchillas de depilar olvidadas en el baño: son algunos detalles que dan una idea de cómo ha dejado la casa Malú antes de irse a vivir con Albert Rivera. “La casa está muy guarra”, nos dice la experta inmobiliaria que conoce la propiedad a la venta, aunque ya no se encarga de ello. Y es que Malú ha cambiado de inmobiliaria, como adelantaba “Socialité”, porque no consigue vender su casa. Sin embargo, la cantante también ha modificado el precio al incrementarlo en 10.000 euros. “Lo ha subido porque la nueva empresa que se la va a vender le pide más comisión y ella ha decidido repercutirlo en el precio final”, dice nuestra fuente, que no quiere desvelar su nombre por miedo a represalias. “Las nuevas fotografías publicadas son de menos calidad y desmerecen a la vivienda: el jardín está lleno de hojas, hay mucho menos mobiliario, se ven cables tirados y lo peor de todo: hay cuchillas de depilar olvidadas en el baño. O sea, yo creo que Malú tiene la casa bastante guarra, porque lo de las cuchillas es muy fuerte, ¿no?”, se pregunta la ex vendedora.

Sin embargo, a pesar de su aspecto “desaliñado”, la casa sigue siendo muy coqueta, el barrio de Majadahonda donde se ubica es de los mejores y al ponerse ahora en manos de profesionales del sector de la vivienda de lujo todo cambia: “El chalé de Majadahonda cuenta con una parcela de 400 metros cuadrados, los mismos que hay construidos. La casa tiene cuatro plantas con seis dormitorios, cinco cuartos de baño, jardín y piscina. Entre las diferentes comodidades que tiene la vivienda destacan el ascensor, aire acondicionado, calefacción por gas natural, garaje o gimnasio. La artista adquirió esta propiedad en el año 2004 y terminará de pagarla en el 2034, ya que la tiene hipotecada. En ella vivió hasta que decidió mudarse a la casa que Albert Rivera tiene en la urbanización de La Finca, una de las más exclusivas de Madrid. Esta no es la única propiedad con la que hasta ahora contaba Malú. La cantante se compró el pasado 29 de octubre su última casa, con una hipoteca por valor de 1.052.000 euros. La segunda propiedad que tiene la artista está situada en Aravaca. En este caso se trata de una vivienda unifamiliar de 291 metros cuadrados y que era propiedad de su madre. Aunque todavía no han sido vistos juntos, Malú y Rivera ya hacen vida de pareja e incluso viven juntos en la urbanización La Finca, una zona muy exclusiva ubicada en la madrileña localidad de Pozuelo de Alarcón“, concluye la revista Lecturas.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.