Los concejales de Majadahonda debaten sobre el edificio cerrado “Rosa Agazzi” pero no se ponen de acuerdo sobre su uso

Suscríbete gratis a nuestras noticias
Inserta este código⬇ captcha

JULIA BACHILLER. El histórico edificio municipal que albergaba a la antigua escuela infantil Rosa Agazzi de Majadahonda lleva años cerrado y su destino final fue debatido de nuevo en el último pleno del Ayuntamiento de Majadahonda. Se discutió ante la negativa de la Guardia Civil de hacer uso del mismo tras ser cedido gratuitamente por el Equipo de Gobierno en enero del pasado año. Todos los grupos votaron a favor por unanimidad recuperar el emblemático edificio y el concejal de Seguridad Manuel Ortiz explicó que el centro volvería a ser gestionado por el Ayuntamiento “ante la incapacidad de cubrir los costes necesarios para adecuar el edificio” por parte de la Guardia Civil, que rechazó la cesión del mismo. Ortiz es partidario de “seguir tendiendo una mano a la Guardia Civil porque creemos que es beneficiosa para nuestra ciudad su presencia en el centro”. Y para finalizar aseguró que se les ofrecerían otras opciones. El grupo IU proponía en una moción destinarlo a un uso cultural, educativo o social. 

Aunque los grupos no son partidarios de que el edificio siga cerrado más años no se pusieron de acuerdo sobre su futuro uso. David Ayuso (Ciudadanos) definió la decisión de la benemérita como “darnos calabazas” porque “prefieren quedarse donde están”, algo que su grupo no entiende: “ahora están en un edificio alquilado”. Para finalizar enumeró diversas funciones a las cuales podía ser destinado, destacando la burocrática: ser otra sede para dependencias municipales ya que muchos funcionarios se encuentran “hacinados en determinados puestos”. Zacarías Martínez Maíllo (PSOE) saco a relucir en su réplica el importe que supone a los vecinos su actual emplazamiento: 500.000€ al año. Y continuó asegurando que “ese edificio no tenía las condiciones para ser un cuartel de la Guardia Civil”. Por último aprovechó la ocasión para criticar al Gobierno del PP por insistir en traer al centro de la ciudad las instalaciones de la benemérita usando un símil amoroso: “cuando a mí no me quieren, pues lo dejo”. Y finalizó diciendo que el futuro uso del edificio debería dedicarse a “lo que más les convenga a los ciudadanos”.

Irene Salcedo (Somos) tachó de “proyectos fracasados” todas las iniciativas a las cuales se ha sometido el edificio, solicitando a la secretaria municipal, Celia Alcalá, el informe técnico del cual carecía el expediente y sin el cual su grupo se abstendría en la votación. A continuación la secretaria le aseguró que ese informe se encontraba en la documentación que se entregó en la cesión a la Guardia Civil cuando se cedió el edificio. Por su parte, Juancho Santana (IU) solicitó un destino urgente del edificio, motivo por el cual dijo que más tarde presentaría una moción aportando una propuesta concreta. Mercedes Pedreira (Centristas) imaginó en su desenfadado tono habitual la opinión de la Guardia Civil: “Vaya castaña pilonga que nos han dado”, considerando como “inhabitable” el inmueble pero asegurando que “me da pena que hayan renunciado”.

Recuperadas ya las instalaciones del colegio, ahora llegaba el turno de proponer un nuevo destino a las mismas, como así hizo el concejal Juancho Santana (IU). En su moción solicitó el uso de este espacio para fines “culturales, educativos o sociales” pero fue rechazada con la oposición del PP y la abstención de Ciudadanos, recabando solo 8 votos a favor de PSOE, Somos, Centristas e IU. Todos ellos expresaron su respaldo pero con sus respectivas alegaciones: Mercedes Pedreira (Centristas) únicamente solicitó “su cambio de nombre dependiendo de a lo que se destine su uso”, ya que la moción contemplaba el mantenimiento del mismo, a lo que el concejal de IU accedió.

El grupo Somos manifestó su aceptación, al igual que PSOE. La abstención de Ciudadanos fue motivada por la necesidad de “consensuar su destino” ya que el concejal Ayuso aseguró que posee otras ideas sobre posibles usos del edificio. El concejal Ricardo Riquelme (PP) defendió la oposición de su partido diciendo: “Su destino será aquel que redunde en el beneficio general”, recordando al concejal de IU como denegó su apoyo cuando se decidió entregarlo a la Guardia Civil. Como cierre de la moción Juancho Santana (IU), ante las palabras del concejal de PP, concluyó: “Riquelme hará lo que le dé la gana”.

7 Respuestas a "Los concejales de Majadahonda debaten sobre el edificio cerrado “Rosa Agazzi” pero no se ponen de acuerdo sobre su uso"

  1. Estefania de la Vara   4 noviembre, 2018 at 11:17 am

    Que vuelva a ser una escuela infantil…

    Responder
  2. Mir Tudela   4 noviembre, 2018 at 12:04 pm

    Yo lo destinaría a ocio y educación! Ludoteca, talleres…

    Responder
  3. Jenn Morvil   4 noviembre, 2018 at 12:21 pm

    …y pasan los años…

    Responder
  4. Loli Redondo Rodríguez   4 noviembre, 2018 at 12:40 pm

    Pero que no lo tiren,, porfavor!!!

    Responder
  5. Don Quijote   4 noviembre, 2018 at 12:53 pm

    Añoche tuve un sueño, que el Rossa Agazzi se convertía en una colegioque contaba con 0 un comedor social y que nuestr@s político@s, personas del Pueblo y polític@s locales, echaban una hora par atender el servicio y, al femte, el alcalde/exconsejero con un mandil de chef con en el qe se podía leer: ” chef/exconsejero”. resiidentes del Pueblo deleitaban a l@s comensales acompañando los almuerzos con insrumentos musicales y canciones.
    Eso si es hacer Pueblo Soberano.
    Cuando intentaba servir una copa de agua noté que un líquido acuoso recorría mi mano y, cuando me desperté la …………la tenía metida en el orinal..
    ABRAN EL AUDIO Y CLIQUEN SOBRE MI NOMBRE Y OIGAN LO QUE DEBERÍA SER UN PUEBLO.

    Responder
  6. Cristina Chamorro Chamorro   4 noviembre, 2018 at 1:15 pm

    Mi cole….

    Responder
  7. Juan Delgado-Corredor Manzano   4 noviembre, 2018 at 11:44 pm

    Para lo que sea útil, no tirarlo

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.