Los ladrones rumanos que robaban en obras de Majadahonda y Pozuelo desguazaban calderas y vitros para vender el metal

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

MANU RAMOS. “Los guardias civiles comprobaron que el grupo desmantelado contaba con una nave alquilada en el distrito madrileño de Barajas, donde almacenaban los efectos sustraídos –calderas, vitrocerámicas y radiadores– antes de enviarlos a una empresa del municipio de Mejorada del Campo dedicada a la recuperación de metales, cuyo propietario también ha sido arrestado”. El periodista Rubén S. Lesmas de web “Noticias para municipios” ha desvelado el producto de los robos que la Guardia Civil obtuvo cuando desmanteló esta semana una organización especializada en robos de viviendas en construcción a la que se atribuyen una treintena de sustracciones en Castilla-La Mancha, Aragón, Navarra y la Comunidad de Madrid, en las localidades de Móstoles y Arroyomolinos, entre ellas. Hasta el momento se han esclarecido 27 robos con fuerza perpetrados en Guadalajara, Pamplona, Teruel, Albacete y las localidades madrileñas de Pozuelo de Alarcón, Majadahonda, Colmenar Viejo y Tres Cantos, además de Arroyomolinos y Móstoles.

La pesquisas permitieron poco después localizar el coche y sorprender ‘in fraganti’ a siete personas que se encontraban desvalijando una promoción de viviendas a punto de ser entregadas, por lo que los agentes pudieron recuperar los efectos robados, que superaban los 100.000 euros. En la operación los agentes han detenido a diez personas, nueve de ellas integrantes de la banda –ocho hombres y una mujer-, de origen rumano y entre 26 y 41 años. El otro arrestado es presuntamente el receptor de la mercancía, de origen español. Según ha informado la Dirección General de la Guardia Civil, la investigación se inició a raíz de un control que permitió identificar a los ocupantes de un vehículo que se encontraba merodeando por una zona de viviendas en construcción en la madrileña localidad de Tres Cantos. A partir de ese momento los agentes descubrieron que los investigados tenían numerosos antecedentes por robos con fuerza en viviendas, por lo que se intensificó la vigilancia.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.