La Embajada de Polonia visitará Majadahonda el 1 de agosto para el homenaje

MANU RAMOS. El Cementerio Municipal de Majadahonda (Madrid) es el escenario este domingo 1 de agosto (2021) del homenaje que españoles y polacos realizarán “a los soldados del Levantamiento de Varsovia” con motivo del 77 aniversario que tuvo lugar en 1944, “en el que la resistencia polaca se alzó contra el Tercer Reich”, informa la web Outono.net. La página añade que la Asociación Histórico-Cultural “Poland First to Fight”, que agrupa a españoles y polacos residentes en España “que recrean diversos episodios de la lucha de Polonia por la Libertad durante el siglo XX, comunicó que en recuerdo de aquella fecha, el domingo 1 de agosto se hará un acto en el Cementerio Municipal de Majadahonda (Madrid). Dará comienzo a las 17:00 horas, que fue la “Hora W” a la que se inició el Levantamiento. Al acto asistirá el Agregado de Defensa de la Embajada de Polonia, coronel Robert Tkaczik, y en la citada hora escuchará una sirena durante un minuto (como ocurre en Varsovia cada 1 de agosto a la Hora W), para posteriormente entonar el Himno Nacional de Polonia”.

El artículo recuerda que “el Levantamiento de Varsovia de 1944 es uno de los episodios más heroicos de la Segunda Guerra Mundial, pero tristemente muchos lo pasan por alto, tal vez porque su fracaso dio lugar a que los polacos pasasen de verse sometidos al yugo nazi durante cinco años a estar sometidos al yugo comunista durante cuatro décadas. Dedico esta entrada como homenaje a todos aquellos que lucharon y dieron sus vidas para conquistar la libertad de Polonia, a los que combatieron en las filas de la resistencia polaca y a los miles de civiles que fueron víctimas de la venganza alemana”, concluye otro reportaje de la misma web.

El acto de Majadahonda “se llevará a cabo ante la tumba de un veterano del Levantamiento sepultado en ese cementerio, Stanisław Serdakowski, en la que se hará una ofrenda floral para recordar a todos los soldados polacos que lucharon en el Levantamiento, simbolizados en él. Serdakowski, alías “Stasiek”, fue soldado del Armia Krajowa, la principal organización de la resistencia polaca contra la ocupación alemana de Polonia. Durante el Levantamiento combatió en el Batallón “Baszta”, en el Segundo Anillo “Żywiciel” (Żoliborz) del Distrito de Varsovia. Tras la caída del Levantamiento, Serdakowski fue enviado como prisionero de guerra a Alemania. Se trasladó a España a finales de los años 50 y en 1999 fue condecorado con la Cruz de Oficial al Mérito. Murió en Madrid el 23 de febrero de 2015″, finaliza la noticia.

La misma web recuerda la razón de conmemorar esta efemérides cada 1 de agosto: “Fue el 1 de agosto: el Ejército Rojo de Stalin negó su ayuda a los insurrectos. Varsovia 1944: el día que los católicos polacos iniciaron el mayor alzamiento contra los nazis“, titula Elentir Vigo un artículo en el que cuenta: “Es martes, 1 de agosto de 1944, a las cinco de la tarde: la hora “W”. En ese momento se inicia en Varsovia el mayor alzamiento antinazi de un grupo de resistencia de la Segunda Guerra Mundial”. Y añade: “Los insurrectos juraban ante ‘Dios Todopoderoso y María la Virgen“.

Miembros de la Asociación Poland First to Fight en un homenaje a los héroes de Levantamiento de Varsovia de 1944 en el Cementerio Militar de Powązki, en Varsovia, en agosto de 2019

“En ese momento en la capital polaca, el Armia Krajowa (AK, Ejército Nacional), la principal organización de resistencia del país, fiel al Gobierno polaco en el exilio, lanza ataques simultáneos contra instalaciones en manos alemanas en toda la ciudad, en el marco de la Operación Burza (Tempestad). La resistencia polaca que se alza en armas en Varsovia está formada por 50.000 soldados jurados, tanto hombres como mujeres de diversas edades, incluyendo niños y niñas, que tienen encargadas labores de enlace (llevando mensajes) y propaganda. En su juramento afirman: “Ante Dios Todopoderoso y María la Virgen, Reina de la Corona polaca, prometo lealtad a mi Patria, la República de Polonia. Juro firmemente guardar su honor y luchar por su liberación con todas mis fuerzas, incluso hasta el punto de sacrificar mi propia vida si fuese necesario.” A día de hoy, el Levantamiento de Varsovia se conmemora con diversos actos en la capital polaca. Pero lo que más sorprenderá a cualquier turista es lo que ocurre en Varsovia el 1 de agosto, año tras año, a la hora W, las cinco de la tarde, en recuerdo de los caídos en aquella sublevación”, en alusión a la paralización del país como homenaje a aquel infausto recuerdo.

Varsovia 1944: cuando Polonia se alzó contra el Tercer Reich… y Stalin se cruzó de brazos” es otro de los reportajes del mismo autor en el que rememora como a las 17:00 -la hora W- se cumple el aniversario “del inicio del mayor alzamiento popular de la Segunda Guerra Mundial, el que protagonizaron los polacos en Varsovia el 1 de agosto de 1944″. Y añade: “con motivo de este aniversario, os traigo hoy una serie de fotos de aquella heroica gesta, con la que los polacos pretendían hacerse con las riendas de su propia Nación ante la inminente llegada del Ejército Rojo a Varsovia. Sin embargo, Stalin ordenó a sus fuerzas detenerse en la orilla oriental del Vístula, y permitió a los alemanes reprimir a sangre y fuego a los polacos, incluso negando a los Aliados occidentales la posibilidad de enviarles ayuda desde bases soviéticas. Lo que estaba previsto que durase unos días, acabó prolongándose más de dos meses, hasta que el 2 de octubre, agotadas sus reservas y ya sin alimentos, los alzados tuvieron que capitular”.

 

Majadahonda Magazin