Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

Macarena Olona (Vox): «fracaso», «resbalón» o «fallo», según los distintos medios. En Majadahonda la tienen como referente y por ello ha visitado el municipio a invitación del grupo municipal (el partido apenas tiene actividad y ha sufrido una escisión de otro partido llamado «TúPatria»)

FELIPE TURULL. El resultado de Vox en Andalucía supuso un «fracaso» para algunos, un «resbalón» para otros o un «fallo» inesperado para los más benignos (así lo han calificado distintos medios de comunicación), que nadie fue capaz de esperar ni de prever. Encima a Vox se le inflaron las expectativas con la política del ego y del espectáculo. Apostaron todo al pose mediático y a la guerrilla verbal de una persona no andaluza llamada Macarena Olona, cuyo discurso es el no saber ni lo que se quiere: lo mismo denuncia la ideología de género que felicita a unas lesbianas por «casarse», que va de «proteccionista» pero tiene un alma muy «liberal»… Pero perdieron. El PP es como es pero la gente, visto el espectáculo y la falta de originalidad y honestidad (recordemos que en Castilla y León, el vicepresidente García-Gallardo, una figura muy anarcoliberal, tiene un sueldazo de esas autonomías…) prefirió ir a lo seguro y a lo honesto, puestos a no querer al PSOE.

Olona invitada por los concejales: «¡Gracias, Majadahonda! Adelante. Sin miedo a nada ni a nadie»

Hablamos de Andalucía, que es como es… aunque supuestamente fuera una de las mejores plazas de Vox en España… Igual en 2018 hubo engaño o se lo creen por eso del flamenco, los toros, la copla y las procesiones de la Semana Santa, la verdad… Sí, también se quejan de la inmigración en El Ejido. Ahora bien… ni siquiera en Málaga y Almería Vox ha conseguido aplastar íntegramente al PP. No, como ocurriera en Madrid, que en los sitios más de derechas prefieren votar muchas veces al original. Pero yendo al grano… ¿puede que Vox se descalabre también en el irresistible feudo de la derecha que es Majadahonda y el PP ya no lo necesite?. Para empezar, Vox en Majadahonda, de un ala muy liberal en lo económico y con aires de elitismo catolicón y familiarismo meapilas, ha estado cogobernando con un PP que casualmente intentó defenestrar a Ayuso directamente y a través del dúo Ana Camins-González Terol, los «caballos de Troya» de Pablo Casado en Madrid. Sí, el alcalde Ustarroz emprendió una cruzada contra esa chica que tanto seduce a los de Vox. Por lo demás, sus políticas se han obsesionado en la libertad de educación, que es de perdición, porque permite educar al alumno a merced del especulador, en el odio a la patria o en contravalores antitolerantes.

El grupo municipal de Vox en Majadahonda fue el autor de la invitación a Olona

Igualmente, no han enmendado el modelo característico del PP: urbanización privada, poco transporte público y mucha cultura de colaboración con las universidades privadas para la FP o lo que quiera que sea. No han pensado en el humilde, ni en la importancia de redistribuir la riqueza, por amor a la patria, cosa que tanto defienden, en uno de los municipios más ricos de España, tras Pozuelo, meca del lujo y del elitismo católico. Con lo cual… no es de extrañar que aunque el PP no se vaya del Ayuntamiento, muchos opten por votar al original, como pasaría mismamente en Las Rozas, en Madrid o en Boadilla del Monte. Incluso en el Sur, pese al tema de la inmigración, el PP está conectando mejor, como ocurre en Castilla y León y en Andalucía. No digo que el PP sea un buen partido. Pero Vox no es mejor que el original. De hecho, es mucho más favorable a la desigualdad bajo el «titulito» del liberalismo económico y la «libertad» de la familia. De hecho, existe un caucus paleolibertario, favorable a la destrucción del Estado y la dictadura del mercado, que estaría teniendo mucha fuerza en Galicia, en Madrid y en Navarra. Proponen además el fuero y el derecho de secesión. Son favorables a que haya una Confederación Madrileña, con capital en Pozuelo, con tal de «librarse de la izquierda», de no ayudar a los desfavorecidos. Y ojo… en Vox no se alarman ante este movimiento secesionista que propone secesionar Majadahonda, el Barrio de Salamanca o el mismísimo Pozuelo de Alarcón. Todo el mundo calla.

Olona paseando por las calles de Majadahonda. El partido creyó que el nombre de «Macarena» enganchaba con Andalucía pero su «paracaidismo» acabó en «fiasco». En el grupo municipal la toman como «modelo»

Es más, el caucus podría ser el tercer intento de supervivencia de este partido… De hecho, tiene un amplio poder logístico y asociativo a nivel nacional e internacional, útil tras no servir la instrumentalización de la facción de mayor sensibilidad social y tras fracasar trayendo a la socialpatriota Meloni a la meca del luxury que es Marbella con estas medidas: Colaboración por parte de miembros y colaboradores del Opus Dei, con egresados de la Universidad de Navarra y la Universidad Austral. Promoción por parte del Mises Institute y el Xoán de Lugo, dos entes anarcocapitalistas… el primero de ellos de matriz yankee. Instrumentalización de los «homosexuales conservadores«. Implicación de universidades foráneas como el SEK de Ecuador y el Collegium Intermarium de Polonia. Alianzas con el negacionista climático Hearland Institute y el Ordo Iuris de Polonia, centro jurídico de dudosa praxis católica, muy liberal en lo económico. Intentos de importación del modelo del aberrante Javier Milei en España. Medios de cabecera como España Navarra Confidencial (medio de la élite opusina) y El Toro TV (Julio Ariza es un empresario polémico que casualmente es del Opus Dei). Estos ya han sido expulsados de otras organizaciones católicas como el carlismo por su obsesiva instrumentalización al servicio del capital y de la especulación… Con lo cual, igual hay «Macarenazo» fallido en Majadahonda pero el caucus paleo (sus cabezas visibles en Vox son Rubén Manso y Adolfo Alústiza) puede apretar fuerte por ahí.

Majadahonda Magazin