Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

Rafael, el vendedor de ropa del Mercadillo de Majadahonda, ha alcanzado sus «15 minutos de fama» que decía Andy Warhol, esta vez en la TV de Castilla la Mancha

LIDIA GARCIA. La TV de Castilla la Mancha ha ido este 19 de julio (2022) al mítico «Martes» de la ciudad de Toledo para ver cómo y qué pasa en la vida de las personas que atienden los puestos del mercadillo toledano. Este legendario espacio itinerante, que inicialmente se celebraba en la Plaza de Zocodover y a día de hoy se halla en el aparcamiento público del barrio de Santa Teresa, cuenta con aproximadamente 150 puestos autorizados y la emisora ha hablado con algunos de sus vendedores para que cuenten el día a día de su profesión. Y allí se ha encontrado a uno de Majadahonda: «Rafael lleva desde los 10 años como vendedor. Entonces ya venía al «Martes» con su madre y se le nota que le gusta su trabajo. Para él «la vida de un vendedor ambulante es como la del resto», aunque claro, con sus rutinas propias: «Levantarnos, colocar el puesto y a las 15:00 o 16:00 de vuelta a casa». Al día siguiente tocará otro lugar de trabajo, nos cuenta este madrileño que ofrece sus productos también en Majadahonda o Tetuán, entre más espacios».

Así ha saltado a la fama Rafael, un vendedor ambulante de Majadahonda entrevistado por la TV de Castilla la Mancha. Y en ella cuenta su vida: «Para Rafael «hace falta mucho dinero» para mantener el negocio, pero no se victimiza: «Como todo trabajo tiene sus pros y sus contras. Por una lado, como autónomo no tienes que rendir cuentas a nadie». Con pasión dice Rafael, cuyos puestos de ropa serán heredados por sus hijos, que esta profesión te hace llevar «una vida que te engancha. Haces este trabajo ya que no sabes hacer otra cosa, no estás igual de a gusto». «¿Quién no ha comprado alguna vez en un mercadillo? Pocos podrán decirlo. Los mercadillos son una parte más del paisaje de ciudades y pueblos; una parte que, a través de las voces de los vendedores haciendo ofertas, que son auténticas gangas, da un toque característico al sonido de los lugares. 27.000 familias viven de la venta ambulante en España, según sus propias cifras. Lo definen como un trabajo duro, como lo es la calle, pero con mucha libertad de acción y que algunos aseguran que «engancha». Su mayor queja, las tasas municipales, la ubicación y el riesgo de pérdidas ante cualquier fenómeno, ya sea meteorológico o económico», concluye el reportaje.

 

Majadahonda Magazin