JORGE RUBIO. Los responsables de Guardia Civil de Majadahonda y Policía Local suspenden en seguridad, según el informe que ha hecho público el Ministerio del Interior comparando los años 2017 y 2018. Y es que Majadahonda cerró el año 2018 con un incremento del 4,2% de la delincuencia, situándose inesperadamente en la tercera ciudad más insegura de la Comunidad de Madrid. Un total de 1.424 hurtos, 236 domicilios asaltados con fuerza (110 más que el anterior), 299 comercios, establecimientos y otras instalaciones (128 más que en 2017), 99 robos con violencia e intimidación (8 más), 20 delitos de carácter sexual (2 más), 18 peleas con lesiones y riñas tumultuarias (5 más), y así sucesivamente. Los únicos delitos que bajan en la ciudad son los robos de vehículos que bajan de 98 a 37 (-62,2%) y el tráfico de drogas que se reduce de 11 a 9 (-18,2%). También los homicidios, que pasan de 3 a 0. En total, el informe del Ministerio del Interior señala que en Majadahonda se cometieron 3.894 delitos en 2018 frente a los 3.738 de 2017, lo que supone que se infringe la ley más de 10 veces al día (10,66). Un dato que se contrapone a la tendencia a la baja que venía experimentando esta magnitud a lo largo de los últimos años y que viene espoleada por el incremento de los robos con fuerza que se producen sobre todo en los domicilios y comercios de la ciudad. “Majadahonda tuvo 4,2% más de delincuencia, principalmente robos con fuerza en domicilios (87,3%), lesiones y riñas (38,5%)“, detalla la Agencia Efe haciéndose eco de los datos proporcionados por el Ministerio del Interior.

Este incremento de la delincuencia no es exclusivo de Majadahonda, ya que en la Comunidad de Madrid la criminalidad “se ha incrementado un 2,3% en 2018 con respecto al año anterior, pasando de 381.242 infracciones penales en 2017 a un total de 389.955 al cierre del año pasado“. En lo que se refiere al conjunto de España “la delincuencia subió un 4,1%, un alza a la que contribuyó el aumento de las infracciones penales en Cataluña, País Vasco y Navarra, el de las estafas por Internet, que se dispararon y subieron un 46,8%, y las violaciones, con el 22,7% de incremento en el total nacional”.

Respecto a las localidades vecinas, en todas ellas se ha experimentado un incremento en las tasas de delincuencia a lo largo de 2018: “Pozuelo tuvo 15,3% más de delincuencia; 173% más de delitos sexuales y 75% más de riñas con lesiones. Boadilla registró una subida del 8,2%, sobre todo las riñas y lesiones (25%); delitos contra la libertad sexual (14,3%) y hurtos (13,6%). Collado Villalba registró 10,4% más de infracciones penales, con 41,7% de crecimiento en drogas y 25% en violaciones, aunque los demás delitos sexuales bajaron. En Galapagar el incremento general fue del 24,7%, sobre todo el tráfico de drogas (166,7%) y los robos con fuerza en locales y domicilios (59%)”. En cuanto a las ciudades que descienden en su criminalidad destacan Rivas (-12,2%), San Sebastián de los Reyes (-10,3%) Aranjuez (-8,9%) y Fuenlabrada (-7,4%). MJD Magazin publica el informe íntegro del Ministerio del Interior para su consulta.

Majadahonda Magazin