“Rodri” (72,2 millones €): su aprendizaje en el Rayo Majadahonda con 11 años y sus “discusiones tácticas”

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

SID LOWE (ESPN). La manivela gira, la puerta se abre y Saul Ñíguez irrumpe en la habitación. Hay suficiente espacio para deslizarse tranquilamente hacia el campo de entrenamiento y hasta la residencia de los jugadores para almorzar, pero él no está dispuesto a hacerlo. Ha estado escuchando desde una pequeña oficina cubierta con cientos de viejos retratos de futbolistas en la sede de la selección española de Las Rozas, a 25 km al noroeste de Madrid, y está sonriendo. “Joder, qué inglés, loco!” grita mientras pasa, riendo. A grandes rasgos, significa: ¡Maldito infierno, qué inglés, hombre! Es decirlo de manera algo ruidosa, pero también es verdad. Cuando se lo plantearon, Rodrigo Hernández, que estaba a medio camino de decir algo acerca de que los jugadores de fútbol también eran humanos cuando su ex compañero de equipo del Atlético de Madrid interrumpió, dice suavemente: “Bueno, lo intento“.

Sid Lowe (ESPN)

Rodri es de por aquí, jugó en el club Rayo Majadahonda antes de unirse al Atlético a la edad de 11 años. No tiene familia inglesa y nunca había vivido en Inglaterra hasta este verano, cuando se convirtió en el jugador más caro en la historia del Manchester City, Pero aprendió el idioma. Hay algo en ese hecho que, si bien es simple, se siente como si dijera algo sobre él. De hecho, es probablemente lo que se hace más claro mientras habla: solo dos veces verifica una palabra, no pide ni una sola vez una aclaración. Cuando la cinta rueda y la transcripción se escribe una hora más tarde, “aprender” aparece más de una docena de veces: mucho más que cualquier otra palabra, aparte de “reproducir” (y cosas como “el”, “y” o “en” y “por supuesto”).

Theo, Lucas y Rodri: las tres grandes “perlas” del Rayo Majadahonda que se llevó el At. Madrid, con Munir (FC Barcelona) y Frutos (Real Madrid). Y hay más.

Cada vez que menciona el aprendizaje, se siente genuino. Rodri ha aprendido. Siempre lo ha hecho, siempre lo hará. Una vez admitió que cuando era niño (en el Rayo Majadahonda), estaba más interesado en entender el fútbol que en disfrutarlo. Incluso entonces, cuando tenía 11 o 12 años, los entrenadores recuerdan haber tenido discusiones tácticas con Rodri de una manera que no tenían con nadie más. Quería saber cómo funcionaba todo. No solo miraba a los jugadores: los estudiaba. La forma en que juega refleja eso: en su posición, él es el único jugador, dice en un momento dado, “con tiempo para pensar”. Incluso si en Inglaterra ese tiempo se reduce, incluso si el cerebro no niega la necesidad de lo físico. Él es, dice, como una gran esponja, absorbiendo todo. El Atlético liberó a Rodri a los 17 años, por lo que fue al Villarreal, aprendiendo de Bruno Soriano, el centrocampista más “pensador”. Mientras estuvo allí, Rodri estudió Economía en la universidad y vivió en una residencia de estudiantes. Cuando se fue para regresar al Atlético de Madrid por 25 millones de euros, para ese entonces internacional de España, no parecía tener mucho sentido. No era un gran candidato para el club estilísticamente, pero, dijo, eso fue precisamente por lo que fue: quería aprender de un entrenador que enseñara las cosas que no tenía, no las cosas que había hecho. Alguien que le mostrara algo diferente le daría algo más para empaparse. Quería jugar en un equipo que lo desafiara, lo completara, lo obligara a repensar y desarrollarse.

Rodri (izq) y Lucas Hernández (der) en el Rayo Majadahonda

Un año después, Rodri se fue a Inglaterra, una nueva liga, listo para jugar en un equipo aparentemente hecho para él: fue aclamado por el manager del Man City como el futbolista más necesario (y por el que pagó 62,8 millones de libras, 72,22 millones de euros), pero era un lugar donde, según encontraría Rodri, había (y aún hay) mucho que aprender. Que es exactamente lo que él quería. Rodri ha sido indispensable para el mediocampo de Man City hasta ahora, pero reconoce cuánto trabajo todavía tiene que hacer y cuánto aún tiene que aprender sobre este hermoso juego. Y comienza la entrevista: Hiciste estudios de Economía: ¿fueron los 70 millones de euros para ti?Rodri: Ja, ja, ja… sabes que el mercado está un poco loco ahora. No sé cuál es el valor de los jugadores. Soy joven, tengo muchas cosas que aprender: solo tengo 23 años. Lo único que puedo decir es que daré todo a mi equipo. Siempre soy un tipo que quiere mejorar todo el tiempo, y creo que tengo una larga carrera [por delante]. Lo bueno es que tengo mucho que aprender y estoy en un gran lugar, con un gran entrenador y excelentes padres para convertirme en jugador.

Si alguien sabe lo importante que es tu rol, es tu entrenador. Tu posición es la misma que jugó Guardiola. Estás aprendiendo de alguien que cambió ese rol, que lo hizo suyo y lo hizo pensar, posicionarse, jugar, no solo ser atleta…: –Yo era muy, muy pequeño. Nací cuando él terminó, en 1996, [así que] no sé del fútbol de años anteriores, pero ahora en la posición del mediocentro en el fútbol moderno, en la Premier League, tienes que ser agresivo, tienes para ser fuerte, debes ser bueno con el balón, debes controlar, debes poder jugar todo tipo de pases: pase largo, pase corto, adentro, afuera. Así que creo que debes ser muy completo como jugador porque en la forma en que jugamos, siempre serás el hombre que decida [el movimiento] con el balón porque los jugadores que tienes delante siempre tienen jugadores en la parte superior de ellos, entonces tú eres el que tiene tiempo para pensar.

Si eliges bien, el equipo hará cosas buenas. En tu última temporada en Villarreal, fuiste el jugador que hizo más pases en la Liga. En tu última temporada en el Atlético de Madrid, fuiste el jugador que hizo más recuperaciones en La Liga. Son roles diferentes, pero eres un híbrido … –Sí, por supuesto, porque entiendo que en mi posición debes ser el mejor en ambos lados del juego. Tienes buenos jugadores ofensivamente, tienes buenos jugadores a la defensiva, pero los grandes jugadores son los que pueden hacer ambas cosas bien. Ese es mi reto. Hace años, solo era un chico que podía jugar bien, y eso fue todo. Pero cuando me convertí en profesional, me dijeron: “si quieres jugar aquí, tienes que ser fuerte, tienes que estar a la defensiva, tienes que hacer las dos cosas”, así que comencé a aprender eso. Y ahora creo que tengo estas cosas, pero tengo que mejorar. Me di cuenta de que en mi posición tenías que hacer eso. “Aprendizaje”: ¿es esa la clave de todo? -Sí. Cuando tenía 18 o 19 años, no era el jugador que soy hoy. Es una progresión, aprendes de tus entrenadores. Eres como una esponja. Te dan cosas. Si las tomas, bien. Si no las tomas, será peor para ti. Creo que soy bueno en eso: soy como una gran esponja, estoy aprendiendo: te dan cosas y yo las tomo. Y lo he hecho de Diego Simeone, del Villarreal y ahora de Pep. Lea la entrevista completa.

Una respuesta para "“Rodri” (72,2 millones €): su aprendizaje en el Rayo Majadahonda con 11 años y sus “discusiones tácticas”"

  1. Avatar
    Nacho García   13 octubre, 2019 at 9:45 am

    Marcado como Me gusta de Nacho García. Licenciado CAFyD-INEF (UPM) | Máster PF Fútbol RFEF | Entrenador Nivel II

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.