Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

Una vecina envía a MJD Magazin una foto que captó el momento en que Guardia Civil comenzaba a desalojar los edificios de Doctor Calero (Majadahonda) que podían verse afectados por el incendio o la intensa humareda

LIDIA GARCIA. Tres dotaciones de bomberos de la Comunidad de Madrid tuvieron que personarse este viernes 29 de julio (2022) a las 20:16 horas en la calle Madrid, esquina con Doctor Calero, a causa de un aparatoso incendio, del que por fortuna no hubo que lamentar desgracias personales, según informaron a MJD Magazin en fuentes del 112 así como por diversos vecinos que se pusieron en contacto con la redacción a través de las redes sociales del periódico. Las llamas se originaron en un segundo piso de un edificio a causa del incendio de una campana extractora de humos: el aceite y la grasa prendieron de la campana prendieron de manera aparatosa originando una intensa humareda negra que salió incluso por las ventanas de las calles Santa María de la Cabeza y Doctor Calero. Guardia Civil y Policía Municipal de Majadahonda tuvieron que acudir al lugar de los hechos para bloquear el tráfico ante el riesgo de que las llamas se extendieran al resto del edificio y locales comerciales adyacentes, además de para facilitar la labor del cuerpo de bomberos.

A. Merino

El incendio originó retrasos en las líneas de autobuses que pasaban a esa hora por la zona, como advertía la vecina Begoña G.: «En Majadahonda ha habido un incendio, están desviando a los buses y nos hemos tenido que ir a la siguiente parada y lo peor es que los buses no venían. Se ha quemado un bloque entero de pisos porque había dos coches de bomberos, mucho humo que costaba respirar y muchos polis», señalaba en las primeras y aún confusas informaciones.

El extractor de humos exige una limpieza de la grasa y aceite o se corre el riesgo de incendio

«Fuego en casa: el peligro está en la campana de la cocina« es el título del reportaje que el periodista Alfredo Merino ha publicado en el diario «El Mundo», donde explica que «por simple que resulte, un repaso a nuestra vida corriente de la mano de un experto en prevención de incendios es devastador: vivimos en un polvorín. Y con mayor frecuencia de lo que se piensa, con una metafórica mecha encendida en nuestra mano. El compendio de causas de fuego abarca todos los lugares de casa, la mayoría de los destinos fuera del hogar y atañe una infinidad de actos y fenómenos voluntarios, involuntarios o fortuitos. Cortocircuitos, olvidos, cigarrillos, productos inflamables, acumulación de residuos, fricciones, chispas, rayos… la lista es interminable y, por desgracia, en muchas ocasiones letal.

La céntrica área de Majadahonda afectada por el incendio y la intensa humareda posterior

Los bomberos señalan que el punto más habitual donde se produce un fuego en nuestras casas es en la campana extractora de humos de la cocina: «Más del 50% de los incendios se originan en este punto». Estos aparatos expulsan humos impregnados de elementos grasos, que se van adhiriendo a las paredes internas de la campana y quedan retenidos en los filtros. «Si no se limpian estos elementos, se acumula una capa importante de grasa, materia muy combustible, que cuando está muy caliente se prende y se origina un incendio», dice Rincón. Sartenes sobrecalentadas llenas de aceite hirviendo que se incendian y cigarrillos que prenden la ropa de quien se queda dormido, mientras fuma tumbado en la cama, son otros clásicos que desencadenan incendios. Por el contrario el gas no es un elemento peligroso como desencadenante de incendios. Sí lo es por la explosión que produce su acumulación por escape. Después puede venir un incendio como daño colateral, pero la explosión es la principal fuerza destructora.

La campana de humos es el lugar más peligroso de la cocina, según los bomberos

El peligro del gas es la explosión de las bolsas acumuladas por una chispa. Revisar llaves y tuberías al menos una vez al año. «Casi nadie ha sufrido un incendio y nadie piensa que le puede pasar alguna vez. Esto hace que muchas veces se relajen las medidas de prevención», explica Luis Rincón, oficial de Bomberos de la Comunidad de Madrid y experto en prevención de incendios como causa genérica en el origen de muchos fuegos. «La medida más efectiva contra los incendios es la prevención. «Muchas veces nos encontramos con cuadros en los que familias enteras viven en una sola habitación. Allí hacen todo, incluso cocinan con un hornillo eléctrico. En esas condiciones es fácil que se inicie un fuego», denuncia Rincón. «Muchas viviendas son antiguas y tienen las instalaciones igual de antiguas. Es habitual sobrecargar estos enchufes y líneas vetustas con varios aparatos. El resultado es que se produce una sobrecarga en el propio enchufe o en el cable. Y así se produce el inicio de la ignición», explica Rincón en este reportaje.

 

 

Majadahonda Magazin