Una pareja de Majadahonda extorsiona 500.000 € a 33 clientes de una red de contactos sexuales

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

JORGE RUBIO. La Policía Nacional ha registrado el chalet de una pareja de Majadahonda a la que se le acusa de haber extorsionado cerca de 500.000 euros a clientes de una red de contactos sexuales. “La Policía Nacional ha detenido a un hombre y una mujer, de 25 y 38 años, respectivamente, el primero de ellos español y la segunda de origen chileno, por supuestas extorsiones con connotaciones sexuales a 23 personas en Málaga, Sevilla, Badajoz, Guadalajara, Valencia, Barcelona y Madrid”. Con estas palabras el periodista de la Cadena SER Jesús Sánchez se hace eco de los presuntos delitos que se les imputa a esta pareja que residía en 2 casas de Majadahonda y Boadilla del Monte. “En el transcurso del operativo se practicaron dos registros domiciliarios en las localidades madrileñas de Majadahonda y Boadilla del Monte, que se saldaron con el arresto del principal investigado y, además, la incautación de 3 ordenadores, 5 teléfonos móviles, 9 tarjetas SIM y 2 cuentas bancarias bloqueadas, entre otros efectos. Del análisis de las cuentas bancarias se ha estimado que los investigados habrían obtenido un beneficio cercano a los 500.000 euros. Además de las 23 víctimas identificadas, los agentes han localizado datos personales de, al menos, otras 10 personas que supuestamente iban a ser extorsionadas“, detalla.  

El modus operandi de esta banda consistía en extorsionar a personas de alto poder adquisitivo que eran captadas a través de un portal  de citas, la mayor parte de ellas de la Zona Oeste de Madrid. Una vez habían “mordido el anzuelo” les amenazaban con publicar las fotos de carácter íntimo que habían compartido así como otras informaciones sensibles en caso de que no pagasen la cuantía que se les exigía. “El principal investigado contactaba con las víctimas a través de Whatsapp o mediante llamadas de teléfono, empleando mensajes de voz distorsionada para dar más seriedad al supuesto grupo criminal. Las exigencias de dinero y frecuencia de pago iban en aumento -100 euros, 150, 300 hasta llegar a cantidades elevadas como 5.000 euros-“, señala el periodista Jesús Sánchez. “Además de utilizar la extorsión como delito principal, miembros de la trama hicieron creer a dos de las víctimas que mantenían una relación sentimental real para estafarle, en uno de los casos, 1.360 euros a una de ellas”, concluye.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.