Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

EL DUENDE MAJARIEGO (EdM): No todo van a ser quejas en Majadahonda. A veces, incluso en los momentos más convulsos, se reciben ideas y propuestas interesantes que mejoran la vida de los vecinos. En esta ocasión es una vecina quien se dirige a este duende para pedir que se considere seriamente la posibilidad de instalar toldos y parasoles en las calles más estrechas del centro de Majadahonda, principalmente en aquellas que se encuentran repletas de terrazas. Por ejemplo en Escudero, Santa Ana o San Isidro. ¿Qué se consigue? Nuestra amiga habla de tres objetivos: decorativo, sombra y ruidos. Y tiene mucha razón. Nos recuerda que Getafe ha colocado en la calle Madrid un hermoso y enorme parasol formado por paraguas de colores. Eso es el aspecto decorativo. Pero pueden no ser paraguas. Valen toldos como los que ilustran estas líneas.

El Duende Majariego pide más sombra


En segundo lugar, la sombra. Parece evidente que ese tipo de instalaciones proporcionaría una agradable umbría a estos agobiantes días y además evitaría las sombrillas instaladas por los hosteleros que los peatones se ven obligados a sortear. Y finalmente, el ruido. Tienen razón los vecinos de esas calles que se quejan del ruido que sube a sus casas como consecuencia de las conversaciones de los clientes que consumen sentados en esas terrazas. Bien, pues esos parasoles, aunque no reduzcan a cero esos ruidos, al menos los mitigarían. Y ¿quién debería instalar esos toldos? Eso ya se lo dejamos a nuestros insignes munícipes para que lo valoren, pero no parece que sea algo desmesurado ni en coste ni en tiempo de instalación. Esperemos, querida vecina, que se recoja el guante de su idea, se valore y pronto la veamos hecha realidad. Puede remitirme sus comentarios y noticias para esta sección al correo electrónico duendemajariego@gmail.com.

Majadahonda Magazin