Amnistía Internacional Majadahonda denuncia “deficiencias institucionales” en la asistencia a mujeres violadas

Suscríbete gratis a nuestras noticias
Inserta este código⬇ captcha

JORGE RUBIO. “La violencia sexual, incluida la violación, es una grave violación de derechos humanos y una de las manifestaciones más extendidas de la violencia contra las mujeres y niñas, basada en la discriminación por motivos de género tanto en España como en otros países del mundo. Además, la violencia sexual es cualquier acto de carácter sexual contra una persona sin su consentimiento”. Con estas palabras, Amnistía Internacional define la violencia sexual para poner el foco en las “deficiencias en la respuesta de las instituciones públicas cuando una mujer ha sido violada“. Para ello han elaborado un manifiesto que busca sacar a la luz este problema y garantizar “una asistencia policial, sanitaria y judicial libre de estereotipos y prejuicios, que sea un apoyo para las mujeres objeto de violencia sexual“. Una problemática que no es ajena a Majadahonda, ya que durante la celebración de las últimas fiestas patronales se registró al menos un caso de violación. A través de la siguiente carta, Amnistía Internacional se ha puesto en contacto con MJD Magazin para dar difusión a este manifiesto, el cual reproducimos de forma íntegra para nuestros lectores:

“Sr. D. Federico Utrera. Director de Majadahonda Magazin: Desde hace más de 20 años, Amnistía Internacional se preocupa por la violencia contra las mujeres, investiga y publica informes. Desde hace casi dos años la investigación se ha centrado en la violencia sexual contra las mujeres en España y ha elaborado un riguroso y completo informe que se hará público el 22 de noviembre. Tendré mucho gusto en enviárselo si es de su interés. A la vista de los resultados de este informe, Amnistía ha promovido una acción que expone las deficiencias en la respuesta de las instituciones públicas cuando una mujer ha sido violada y trata de denunciar. Y solicita la adhesión a este Manifiesto para que tanto a nivel policial , judicial y sanitario mejore la atención a las mujeres violadas. Le solicito que incluya en su Magazin este enlace para que las personas que lo lean conozcan el manifiesto y, si están de acuerdo, se adhieran. Asimismo, cualquiera puede adherirse a nivel individual y/o, mejor como organización “Majadahonda Magazin”. También puede firmarse en papel. Para cualquier duda pueden ponerse en contacto conmigo (marisapalomo@outlook.es o lasrozas@madrid.es.amnesty.org). Un afectuoso saludo. Marisa Palomo. Coordinadora de Amnistía Internacional en Majadahonda-Las Rozas”.

Manifiesto Amnistía Internacional: “Durante muchos años, hemos vivido en una sociedad que consentía; que aceptaba el maltrato como algo cotidiano; que veía la violencia sexual como algo habitual; que permitía que los abusos y las agresiones a las mujeres quedaran impunes. Todo esto debería ser parte del pasado, pero aún hoy, en pleno siglo XXI, tenemos que vivir con ello. Y no lo consiento. No consiento que miles de mujeres y niñas sufran violencia sexual, y mucho menos, que, además, tengan que enfrentarse a un camino lleno de obstáculos, de piedras.  No consiento que si mi hija sufre el horror de ser violada, encima sea interrogada durante horas en la policía y tenga que escuchar frases como: “¿Qué ropa llevabas?”. No consiento que si mi pareja, mi hermana o mi amiga sufre una agresión sexual, le digan: “no importa, márchate, eso no es nada” o “aquí no te podemos atender” cuando acuda en busca de asistencia médica”.

“No consiento tener que aguantar que jueces y fiscales traten a las agredidas como agresoras. No consiento que haya mujeres que teman denunciar a su agresor por el terror a sentirse señaladas de antemano. No consiento que no se crea a las mujeres violadas, que su palabra sea cuestionada, que sean ellas las juzgadas y no los violadores. No consiento ni una sola agresión más, ni una sola humillación más, ni una sola piedra más en el camino de las mujeres que sufren violencia sexual. No consiento que se crea que la violencia sexual es solo una cosa de mujeres porque nos afecta a todos y a todas: seres queridos, familias, parejas, hijos, hijas, amigos…”

“Quiero una sociedad y unas instituciones que tengan claro que ante la violencia sexual hay derechos: El derecho a acudir a la policía y a ser informada y atendida sin prejuicios. El derecho a ir a cualquier hospital y recibir la atención adecuada. El derecho a una justicia libre de estereotipos y revictimizaciones. Somos miles las mujeres y hombres que exigimos que se respeten estos derechos, no solo cuando aparecen manadas, sino todos los días. Queda mucho por hacer y por eso vamos a seguir luchando. ¡Únete! ¡Dilo bien alto!”

Deja un comentario

Su correo no será publicado.