El Club de Fútbol Fuenlabrada ha presentado este jueves una petición de medidas cautelares en el Juzgado de Instrucción numero 3 de Majadahonda para que la jueza suspenda el sorteo de “play off” de ascenso a Segunda A que tiene lugar este lunes en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), con sede en Las Rozas. La petición, a la que ha tenido acceso el periódico Majadahonda Magazin, apela a los artículos 721 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil y señala que la inclusión en el “bombo” del Depor B, filial del Deportivo de La Coruña, puede dar lugar a la violación de la “integridad” de este minicampeonato (“play off”) por el ascenso y ocasionar “perjuicios” a terceros clubes, siendo una decisión que se dictaría a sabiendas de que es “injusta”, antesala de la prevaricación. El expediente, que lleva como número de autos 2084/2018, reclama la “tutela judicial” al ser el CF Fuenlabrada parte afectada al igual que el Rayo Majadahonda, Navalcarnero y Rápido de Bouzas, pero no única: también el Racing de Santander ha hecho público que la plaza del Depor en el “bombo” debe adjudicarse al mejor 5º clasificado de los 4 grupos de Segunda B y apela al reglamento regulador de la competición que así lo especifica cuando alude a los frustrados ascensos de los filiales.

Tras la publicación de la noticia en MJD Magazin, el CF Fuenlabrada emitió el siguiente comunicado: “El club ha llevado al juzgado el asunto del play off”: “El CF Fuenlabrada y el Rápido de Bouzas presentaron el miércoles a última hora una petición de medida cautelar urgente, que será evaluada por el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Majadahonda, para que se rectifique la posición de silencio de la RFEF y el juez decrete la no participación del Fabril en el sorteo del play off conforme estipula la normativa vigente. El principal argumento que sustenta esta petición es el caso del CD Iruña en 2017, en el que en una situación idéntica a la que actualmente nos ocupa, la RFEF negó explícitamente la posibilidad de participar en el torneo de ascenso de Tercera División a Segunda División B por ser el segundo filial de Osasuna. Asimismo, se ha comunicado por carta a la RFEF que el CF Fuenlabrada lamenta su silencio ante el requerimiento de cuatro clubes de Segunda B y se ha visto obligado a acudir a los tribunales para proteger sus derechos ante un inminente daño irreparable”.

 

Majadahonda Magazin