A vueltas con la farola del Cerro del Aire (Majadahonda): “una lección de historia”

EL DUENDE MAJARIEGO (EdM): Hace unos días este duende publicó unas líneas sobre los vestigios de 1832 (bajo el reinado de Fernando VII) en una farola ubicada a la entrada del Cerro del Aire (Majadahonda). Inesperadamente la cosa ha traído cola, ya que he recibido numerosos mails sobre el tema. Sin embargo es de destacar uno remitido por un amable y anónimo vecino de iniciales FdS, cuyo tenor textual se reproduce a continuación por su interés: “De vez en cuando echo un vistazo a MJD por curiosidad. La verdad es que solo con ver la redacción de los titulares dan ganas de abandonar. Ganas que por cierto se aceleran si se entra en la noticia en sí. Pero allá cada cual con lo que firma con su nombre, sin tener ningún asomo de vergüenza por hacerlo sin tener la más mínima noción de redacción y demasiadas veces, lo que es peor, de ortografía. Pero hoy me ha llamado la atención una noticia que lleva su firma como “El duende majariego” y ya colma el vaso de la paciencia. No ya por el titular, que parece aludir a que hay restos de Fernando VII en Majadahonda, sino por la absoluta falta de veracidad de la noticia en sí”. ¿Cuales son esas faltas de “redacción” o de “ortografía”? ¿Por qué se fustiga nuestro apreciado lector con nuestros titulares y vuelve una y otra vez para mortificarse con ellos? Nada explica y nada se sabe de esas oscuras profundidades del alma y la psique humana, pero su interesante carta continúa así:

El Duende y la farola

“En Majadahonda no existe ninguna farola de 1832, como alegremente asegura. Ese tipo de farolas como la que ilustra la noticia, ubicada por cierto a la entrada del parque Cerro del Aire, son llamadas fernandinas por ser instaladas las primeras en el reinado del citado monarca. La fecha que usted, sin encomendarse a nadie, asegura que es la de su datación, es en realidad la del nacimiento de la infanta Luisa Fernanda, en cuya conmemoración se instalaron las primeras. De hecho se siguieron instalando durante el reinado de Isabel II, por lo que también son conocidas como isabelinas, respetando el diseño y la fecha”.

Víctor D´Ors

Por último, nuestro ínclito pero desconocido lector concluye su escrito de la siguiente guisa: “A mediados de los años cincuenta del pasado siglo XX, el diseño de estas farolas fue retocado por el arquitecto municipal de Madrid Víctor D´Ors, quién respetando el original, lo aligeró simplificando detalles, como por ejemplo la corona. Es más, en el siglo XXI continúa la fabricación de este tipo de farolas fernandinas o isabelinas, con el mismo diseño y la misma fecha de 1832. Eso sí, algunos modelos ya disponen de iluminación LED”. Desde aquí, le agradezco a don FdS su lección de historia. Amén. Puede remitirme sus comentarios y noticias para esta sección al correo electrónico duendemajariego@gmail.com.

Suscríbete
Recibir aviso
guest
2 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios
Alfonso
Alfonso
hace 3 meses

Interesante aclaración histórica y felicitaciones al duende por transcribirla a pesar de la dureza con la que le critica FdS

Enrique
Enrique
hace 3 meses

Ante todo rigor informativo.
Cualquier “chorrada” No es noticia.