El valenciano Camps (PP) en el banquillo por corrupción con “tentáculos” en Majadahonda

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

MANU RAMOS. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha dictado este jueves 19 de septiembre (2019) un auto de apertura de juicio oral al expresidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, por presuntas irregularidades en la adjudicación de un contrato a la trama Gürtel en la edición de Fitur del año 2009. Además de procesarle por los delitos de prevaricación y fraude a la administración, también incluye el de tráfico de influencias. Fuentes jurídicas calculan que el juicio se señalará para la próxima primavera, informa El Cierre Digital, que menciona a dos empresas como beneficiarias de la trama valenciana por sus contratos con el Ayuntamiento de Majadahonda: “El letrado De Miguel aparecía como representante o administrador de empresas tan curiosas como “Virky Oy sucursal España”, “Real Estate Equity Portfolio”, “Dehesa El Corchuelo”, “Ingrid Inversiones”, Transatun”, “Caroki”, “Traquitana España”, “Sansoles Decoración”, etc. Pero también de nuevas empresas facturadoras del holding como Boomerangdrive y Down Town Consulting, sociedades que habían cobrado dinero del Ayuntamiento de Majadahonda y que ampliaron sus tentáculos recaudadores a la Comunidad Valenciana creciendo en sus facturaciones, gracias al apoyo político de la Generalitat valenciana y presuntamente de su expresidente Francisco Camps. Su viejo amigo“. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 considera que ha quedado acreditado que el expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps ayudó a la trama Gürtel “con el fin de favorecer los intereses económicos de Orange Market, tal y como había ocurrido en las ediciones anteriores de Fitur, y para contentar a sus gestores ante la elevada deuda acumulada hasta el año 2008 en favor de dicha mercantil por la celebración de actos del PP en dicha Comunidad“.

El periódico que dirige el periodista de investigación Juan Luis Galiacho señala que “la investigación judicial del caso Gürtel se inició en el 2004 a raíz de los chivatazos de algunos miembros directivos del PP disgustados por las comisiones que se estaban pagando a esta red de empresas y amigos de Alejandro Agag (casado con la hija del entonces presidente José María Aznar), organizadores de numerosos actos vinculados con el PP. Sobre todo, en la zona de varios municipios de la Comunidad de Madrid, como Majadahonda, Boadilla del Monte y Arganda; así como en la capital de España. Normalmente, los grandes partidos políticos solicitan los servicios de empresas “amigas” y les otorgan contratos millonarios”.

Y añade: “En Valencia, los amigos de Alejandro Agag operaron a través de la empresa Orange Market. Esta sociedad fue constituida el 24 de julio de 2003, con domicilio en la calle Conde Salvatierra, número 22. Su objeto social era “la creación, diseño, investigación, ejecución y control de campañas publicitarias y marketing”. Pese a contar con un capital social mínimo, 3.006 euros, optaron a llevarse casi todo el pastel publicitario y de marketing de la Copa de América, el gran evento deportivo y social a celebrar en Valencia en el 2007. En esta sociedad, donde figuraba como apoderada Mónica Magariños Pérez, aparecía como administrador único el abogado Luis de Miguel Pérez, en cuyos despachos de Madrid, situados en el Paseo de la Castellana 151, piso 11 A, Castelló 84, piso 2 Izda, se ubicaron casi todas las empresas del grupo de Correa-Sabarís”. El abogado cumple ahora más de 50 años de cárcel tras diferentes sentencias por corrupción en la misma trama en la que fue condenado el ex alcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega, conocido como “Willy”, que cumple 38 años de cárcel y que según fuentes penitenciarias no saldrá de prisión al menos hasta el año 2040. Lea la noticia completa.

Una respuesta para "El valenciano Camps (PP) en el banquillo por corrupción con “tentáculos” en Majadahonda"

  1. Avatar
    fasgamome   21 septiembre, 2019 at 7:19 pm

    Marcado como Me gusta de fasgamome y Federico F. Aceytuno

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.