empleados covid

La mayoría de los empleados privados regresa a la oficina, la mayoría de los públicos siguen en casa: este departamento municipal de Majadahonda sigue cerrado desde que se inició la pandemia, como dice el propio cartel

MANU RAMOS. Menos teletrabajo y regreso paulatino a las oficinas: a partir de este lunes 6 de septiembre (2021), pero no en todas partes ni a todos los empleados. Numerosos departamentos públicos de Ayuntamientos, Ministerios, Comunidades Autónomas, Colegios y Universidades e instituciones de diferente índole (y en España la presencia política institucional es elefantiásica) llevan dos años y medio prácticamente parados sin actividad presencial y con una atención virtual deficiente, mientras el resto de la actividad privada ha tenido que adaptarse a toda velocidad. De hecho, el Ayuntamiento de Majadahonda recibe numerosas quejas de los vecinos por el mal funcionamiento de sus servicios públicos, que achacan a una mala gestión política de los mismos y al excesivo margen de maniobra de los funcionarios públicos en torno a sus privilegios laborales en comparación con el sector privado. De hecho, algunos llevan dos años y medio sin pisar las oficinas.

El teletrabajo ha perdido 1,1 millón de empleados en 2021 respecto a 2020

Que el teletrabajo ha llegado para quedarse ya no es una realidad. La vuelta a la oficina de este septiembre presenta dos escenarios: por un lado, grandes empresas que apuestan por fórmulas flexibles, combinando trabajo presencial y remoto para poder beneficiarse de los dos modelos. Por el otro, empresas y pymes que intentan volver a la presencialidad completa para ahorrarse costes. Según datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), actualmente hay 1,8 millones de ocupados trabajando desde sus casas, 1,1 millones menos que en el mismo período del año pasado cuando, en pleno confinamiento, la cifra se situaba en 3 millones de personas”, señala Nius Diario. 

El modelo híbrido se admite si no pierde productividad

El modelo híbrido entre presencialidad y distancia se impone en muchas empresas y septiembre es la fecha marcada en rojo para que muchos vuelvan a sus puestos tras meses trabajando desde casa. En Telefónica, por ejemplo, más de 10.000 trabajadores podrán teletrabajar 2 días con carácter universal y voluntario. Las pymes, sin embargo, son las que apuestan por la vuelta pura y dura. Algunas financieras como JP Morgan han obligado a los trabajadores a volver a la oficina. En cambio, multinacionales como Google, Apple, Facebook o Amazon han retrasado la vuelta a las oficinas hasta 2022, debido al auge de la variante delta y su rápida transmisión”, indica Nius Diario. 

Majadahonda Magazin