Las lluvias en Majadahonda no alejan a los jabalíes: fotos de los nuevos destrozos a las puertas de las casas

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

JULIA BACHILLER. “Difunda esas imágenes y que hagan algo”. Con esta petición sorprendía a este medio de comunicación un vecino residente en la avenida Rey Juan Carlos I de Majadahonda, el cual se dirigía a su domicilio en compañía de su esposa y su mascota. Durante una breve conversación, le aclarábamos que el motivo de la toma de imágenes era para valorar el estado de la zona tras el nuevo paso y avistamiento de jabalíes, ya que es la más cercana al Monte del Pilar y está situada junto al centro comercial “Monte del Pilar”. Es allí donde más daños se aprecian, como puede verse en las imágenes, aunque algunos vecinos consideraban que “lo peor ya había pasado”, ante la ausencia de alertas en las redes sociales sobre avistamientos de jabalís en los últimos días. Sin embargo, esta errónea percepción fue aclarada de inmediato: “Este domingo (25 de agosto de 2019), a las 10 de la noche, mi hijo se cruzó con una manada de jabalís en la zona de columpios que hay más abajo”. Todo ello le provocó una sensación de inseguridad y temor a transitar por la zona, según relataba. Fue en ese momento cuando, aun sorprendida por la inesperada noticia, me identifiqué como medio de comunicación local y garanticé la difusión de las imágenes. Antes de la rápida despedida por la lluviosa tarde, hice un recordatorio sobre lo que dice el Ayuntamiento: está intentando resolver de la mejor manera el problema, como declaró la concejal de Medio Ambiente, Vanesa Bravo, a lo que este amable vecino respondió con un sentimiento de esperanza para que “sea lo antes posible“.

Los barrios de Majadahonda afectados por los jabalíes

Mi intención al desplazarme a esta zona de Majadahonda que está expresando más quejas y alarmas por la irrupción de los jabalíes en los núcleos urbanos no era otra que visualizar personalmente los desperfectos ocasionados por estos animales en los barrios majariegos donde más relevante ha sido su presencia. Comencé el recorrido por la Carretera de Pozuelo en dirección al Centro Comercial La Bolsa. Curiosamente las zonas dañadas se encuentran alrededor de los árboles y conjunto de arbustos de pequeña altura, a cierta distancia unos de otros, donde continuos montículos levantados de césped alertan del suceso. Haciendo un cambio de sentido en la rotonda existente pasado el centro comercial, me dirijo hacia la rotonda que accede a la Avenida Rey Juan Carlos I, larga vía de doble carril de bajada con un tercer carril a la derecha de servicio para acceder a las viviendas. La amplia zona ajardinada que separa este carril es una de las más dañadas. Y así ocurre hasta llegar a la otra rotonda de la parte baja, también afectada en todo su interior.

Desde este punto, tomando la larga calle Príncipe de Asturias que transcurre en paralelo al Monte del Pilar, llegamos al centro comercial del mismo nombre y desde allí girando por la calle Valgrande, volvemos a acceder a la Avenida Rey Juan Carlos I en el único sentido de subida también en paralelo al Monte del Pilar. Desde el comienzo de la calle hasta su final junto a la valla de ladrillo de las viviendas, y tan solo saltando los accesos a dichas viviendas asfaltados y solados para su acceso, el lugar presenta un aspecto desolador: parece como si un motocultor hubiera pasado removiendo toda la tierra. Impresiona ver el estado en el cual se encuentra.

Una vuelta a esta manzana y seguimos bajando por la Avenida Príncipe de Asturias hasta la Estación nos dirige hacia la rotonda donde finaliza esta conocida Avenida majariega. También aquí hay constancia en su interior de montículos levantados que son el rastro que dejan a su paso los jabalíes. Para terminar, un cambio de sentido en la rotonda de la Estación de Tren y última parada en el parque situado entre las calles Norias y Mar Mediterráneo, donde habrá que recordar que hace un año comenzó todo. Entonces, las primeras imágenes de la presencia de jabalís en Majadahonda las proporcionó este medio de comunicación recogiéndolas en este mismo lugar. Arrecia la lluvia y en un breve vistazo desde el exterior, los desperfectos siguen siendo visibles desde el margen del parque.

Julia Bachiller

JULIA BACHILLER (OPINION): LA CONCEJALA, LOS PLAZOS, LOS DAÑOS Y EL COSTE. Si tuviera que dar una valoración personal sobre los daños que están produciendo los jabalíes en el entorno urbano de Majadahonda, es una pena ver el lamentable estado en el que han quedado las zonas ajardinadas y parques que rodean al Monte del Pilar. Los vecinos de Majadahonda se han visto sorprendidos con la presencia inusual de jabalís en busca de algo tan esencial como es comida y agua. Y sorprende también el gran numero de ejemplares que integra las manadas (debe haber varias, ya que el Ayuntamiento estima que son 150) pues carecen de depredadores y de control biológico. Lo primordial en estos momentos es controlar sus incursiones en la zona urbana, hecho que espero vaya a tener lugar en breve, otorgando mi voto de confianza a la concejal de Medio Ambiente, Vanesa Bravo y al equipo de funcionarios que colaboran con ella. En cuanto a los daños ocasionados inevitablemente van a tener un alto coste para los vecinos. Habrá que compararlos con los daños que durante todo el año realizamos para reparar el mobiliario urbano siendo esta la mejor forma de afrontarlos.

10 Respuestas a "Las lluvias en Majadahonda no alejan a los jabalíes: fotos de los nuevos destrozos a las puertas de las casas"

  1. Avatar
    Jesus E. Gala Rodriguez   27 agosto, 2019 at 1:39 pm

    Preparado para plantar patatas.

    Responder
  2. Avatar
    gurtelitos   27 agosto, 2019 at 2:10 pm

    Inaccion= cuando pasas de auxiliar administrativa en Mapfre a concejala de medio ambiente

    Responder
  3. Avatar
    Alejandro   27 agosto, 2019 at 2:15 pm

    Una pena, al final, los jabalies se vendrán a vivir a la Plaza de Cristobal Colon, zona de acogida.
    O hacemos con unos cuantos carne mecha, pa las fiestas.

    Responder
  4. Avatar
    Conchita Leal Celada   27 agosto, 2019 at 3:19 pm

    Deberían poner comida y bebida en el monte hasta que encuentren una solución.

    Responder
  5. Avatar
    JOSE   27 agosto, 2019 at 5:47 pm

    Impresionante. El ayuntamiento tiene que gestionarlo como situación crítica y pedir ayuda a quien sea preciso. No es de recibo seguir así.

    Responder
  6. Avatar
    Jesus E. Gala Rodriguez   27 agosto, 2019 at 5:49 pm

    Si. Una buena barbacoa y una caldereta. Rico rico.

    Responder
  7. Avatar
    Majariego   27 agosto, 2019 at 9:34 pm

    Por favor, que alguien adopte a los jabatos, dónde estáis animalistas, no se os ve por ninguna parte, que adopten a los jabatos (jabatos son las crias del jabalí).

    O mejor, proporcionarles agua y comida para que se multipliquen por 10 en meses.

    En serio, ni en Majadahonda ni en el Monte del Pilar, han estado nunca los jabalis, salieron del Monte del Pardo, hace unos años. Al no existir depredadores naturales, se convierten en especies invasoras.

    Si el hombre no pone los medios adecuados, ocurre lo que estamos viendo.

    La solucion, es muy sencilla, yo la tengo, pero claro, no se la voy a dar a la Concejala.

    Responder
  8. Avatar
    Txisco   27 agosto, 2019 at 9:52 pm

    Pasa como las cabras de la Sierra de Madrid. Hay mogollon y de cargan la vegetacion.
    Solucion: empresa municipal restaurante «El jabato sabroso» y a comer tapas y pinchos. O en el bar del Cerro del Espino.

    Responder
  9. Avatar
    Jose   28 agosto, 2019 at 12:23 am

    Llevo el Majadahonda 40sños, todas esas casas que en su día se vendieron como “en plena naturaleza” era campo y campo, hasta que más de uno que está en la cárcel se hizo de oro con el tema,nos metemos donde hay animales y al final estos buscan comida fácil, y nos extraña que estos u otros animales aparezcan en caso el salón de casa? Pero vamos que al ritmo de incendios y construcción de casas que vamos ya lo han dicho un desierto en 2050.

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.