Manuel Quiroga Clérigo dedica un poema al Parque Cerro del Aire (Majadahonda) como hizo Juan Ramón Jiménez

Suscríbete gratis a nuestras noticias
Parque Cerro del Aire de Majadahonda que el Ayuntamiento quiere convertir de nuevo en otro “Parque Welby” tras su reciente y costoso remozamiento: ahora gastará 1.6 millones para llamarlo “Parque de la Naturaleza”

MANUEL QUIROGA CLÉRIGO. Cerro del Aire (Majadahonda), 23 de mayo de 2020, mediodía. Adjunto un poema del Cerro del Aire, donde, por cierto, las tortugas están moribundas gracias a la inmensa basura que acumula el laguito, ya se lo he dicho a dos policías municipales y además hay niños de 13/14 años tratando de pescar, cazar más bien, pececillos. Se titula “Los Vivos” y se encabeza con una frase de Álvaro Mutis: “…el soberbio espectáculo de los vivos”. [Más información sobre el poema “Cerro del Aire” de Juan Ramón Jiménez pinchando este enlace].

Manuel Quiroga Clérigo

Sí, parece un milagro/estar vivos ahora
escuchando a los mirlos/en el Cerro del Aire,
pensar en las amadas/de los tiempos antiguos,
recordar aventuras/del siglo adolescente
y extender nuestra vista/por toda la planicie,.
la pinos añosos./eucaliptos enormes,
esperar que se posen/mariposas de leche.
Hay borraja morada,/margaritas pequeñas,
plácida enredadera,/campanillas brillantes,
libélulas sin norte,/esos loros gritones,
niños con voz de hada/pisoteando la hierba,
deportistas corriendo/por las empalizadas.

Vemos como aterrizan/los jilgueros sin sombra,
las muchachas recientes/con mascarillas breves
o fogosas mujeres/surcando los arbustos,
el polen subalterno/y palomas doradas.
No conozco los nombres/de las flores distantes
ni de pájaros grises/llegados de algún bosque.
Las torcaces de nube/picotean el césped,
lavanderas azules/contornean los setos,
polillas invisibles/descienden de los árboles.

No veo saltamontes/saltando en la hojarasca
o desfiles de avispas/asustando a la gente
aunque hay hormigueros/de recorrido largo,
piñas en los senderos,/tórtolas en pareja,
colibríes, palmeras,/chopos junto a los prunos,
espigas disecadas,/petirrojos del este,
dos chicas en bikini/jugando a voley playa
(¡oh, qué bellos paisajes!,/¡qué divinas presencias!).
Caléndulas moradas/y abejas del espliego
son la clara nostalgia/del “soberbio espectáculo
de los vivos” viviendo/en el Cerro del Aire.

Suscríbete
Recibir aviso
guest
3 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios
Enrique
Enrique
hace 3 meses

Qué pena, desapareció el único frontón público en 10 km. a la redonda, por cierto el Concejal de turno prometió recuperarlo.
Siguen sin instalar máquinas Bio saludables para hacer ejercicio físico sobre todo para gente mayor, tan abundante en esa zona, en un ambiente sano.
La próxima qué será????

manuel quiroga
manuel quiroga
hace 3 meses

EL CERRO DEL AIRE HAY QUE CUIDARLE, MENOS BICIS EN EL CÉSPED, MÁS CONTROL A LOS PERRITOS, NO ECHAR BASURA AL LAGUITO, NO CORTAR TALLOS DE ESPLIEGO, NO SALTAR PARA COGER HOJAS DE EUCALIPTO, SER CIVILIZADOS.
GRACIAS

Alejandro
Alejandro
hace 3 meses

Precioso poema, yo, que no soy de poemas, me hace pensar, mirar con otros ojos, otra mirada, otros pensamientos.
Gracias