“Obrador Majariego” abre en Majadahonda recordando las viejas tahonas y panaderías

Suscríbete gratis a nuestras noticias

JULIA BACHILLER. Los vecinos de Majadahonda cuentan con un nuevo obrador de panadería. El emprendimiento y la inversión esta vez vienen de la mano de un joven matrimonio majariego, Cristina y Javier. Situado en la calle Norias 14 (local posterior), tradición y elaboración artesana son los primeros conceptos que a primera vista nos aporta este nuevo comercio. La tradición reflejada en sus instalaciones, que a muchos les trasladará a las primeras tahonas que hubo en Majadahonda. Curiosamente fue el bisabuelo de Cristina uno de los que desempeñó este duro oficio en una de las dos tahonas que hace años comenzaron en Majadahonda. El blanco de las paredes, un sencillo mostrador y el lugar de elaboración con sus hornos y maquinaria cara al público, evocará aquella época. La elaboración artesanal, principal ingrediente de este obrador, comienza de manos de Javier: sus estudios en gastronomía ampliados a panadería, repostería y confitería, otorgan un resultado de apreciada calidad. Todo ello, unido a una materia prima ecológica seleccionada, le confieren unos acreditados resultados.

Entre la variedad de panes que a día de hoy están disponibles destacan la tradicional “Pistola”, el pan de” Semillas”, el Integral, el” Barrote Majariego”, el pan de “Maíz”, el “Colón”, la “Rosca” y la “Libreta”, todos ellos identificados en el expositor con sus ingredientes y precio. E irá innovando con nuevos sabores y componentes porque también dispone de pan troceado para elaborar las tradicionales “Migas”. Para los aficionados al dulce tradicional deslumbran las exquisitas “Magdalenas”, el “Brownie” espectacular por su chocolate y las destacables nueces de su interior. Y como estamos en Navidad no podemos olvidar el “Roscón de Reyes”, de interior esponjoso, cubierto de láminas de almendras y azúcar, con una característica a destacar: la fruta confitada como decoración en la parte superior, que también está elaborada artesanalmente por ellos, lo que le aporta un toque y aroma fácilmente identificable.

LOS PROS. Que un nuevo comercio abra sus puertas en Majadahonda es una gran noticia, que esperamos sea recompensada con el éxito que se merecen estos jóvenes emprendedores. Tan solo su amable trato al público y su simpatía ya les asegura una amplia clientela. Finalizar con nuestros mejores deseos de éxito en este duro trabajo con el que se enfrentan día a día y un consejo: que no pierdan la ilusión con la que han comenzado. LOS CONTRAS. El local se encuentra en el centro pero un poco escondido así que si no tenemos GPS para facilitar su localización debemos situarnos en la calle central de la Gran Vía. Podemos acceder o bien por la calle de Las Norias o por la calle Escudero. Y ambas nos llevaran a la Calle Don Quijote. Llegados a este punto si procedemos de la calle Las Norias, hay que girar a la derecha y en pocos metros veremos la rampa de acceso a un garaje. Y sobre el local , identificado por una gran cristalera, un lema: “Aquí hacemos Pan”. Y si accedemos por la calle Escudero al finalizar el tramo peatonal giramos a la izquierda y es más sencilla su localización.

Suscríbete
Recibir aviso
guest
8 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios
Glo Ry
hace 9 meses

Maria Correas

Julia BACHILLER
Julia BACHILLER
hace 9 meses

La calidad y el esfuerzo del pequeño comercio en Majadahonda necesita un pequeño reconocimiento.

Pilar Gala Rodriguez
hace 9 meses

Gracias por este pequeño reportaje

Bicho Bola
hace 9 meses

Ahora, hay que apoyarlos e ir a comprar y dejar los grandes centros comerciales, en la medida de lo posible

Bicho Bola
hace 9 meses

A los propietarios del obrador, les aconsejaría que dieran cursos para aprender a hacer pan. Bollos etc.. .. La pedagogía, ayuda a mantener las tradiciones. Y espero tengáis mucha suerte

José Miguel Cambronero
José Miguel Cambronero
hace 9 meses

No dejéis de degustar todos sus productos, realmente son exquisitos y nos transportan a esa época donde hacer pan era arte ; dirigido por un verdadero maestro panadero con la colaboración de su mujer no sólo disfrutareis de su arte ,sino también de su simpatía y saber hacer, muchísima suerte Javi y Cris.

Clara Liras
Clara Liras
hace 9 meses

Que buena noticia!!! Ahora lo que necesitan estos emprendedores es apoyo por parte de los vecinos de Majadahonda, y que se pase por la panadería mucha gente y compré. Yo pienso hacerlo, prefiero que haya mucho pequeño comercio, de cercanía, y no tantas grandes superficies, que no contribuye nada a la riqueza de un pueblo. Muchísima suerte, chic@s.

Alim
hace 8 meses

Muy buen pan y dulces, yo ya he ido varias veces y lo recomiendo