Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

Una representación de la embajada de Polonia en España acudió al cementerio de Majadahonda en 2021 para conmemorar este mismo acto

MANU RAMOS. El Cementerio de Majadahonda es escenario este lunes 1 de agosto (2022) desde las 17.00 horas de un homenaje al soldado Stanisław Serdakowski, alías “Stasiek”. Y es que el 1 de agosto es el «Día Nacional del Recuerdo del Levantamiento de Varsovia». Según la web polaca Icom.museum «se trata de un momento decisivo de la historia moderna de Polonia, la culminación de la Operación Tempestad (Burza, en polaco) del Ejército Nacional Clandestino Polaco. La insurrección pretendía liberar a Polonia durante el repliegue Nazi tras 5 años de cruenta ocupación. El objetivo del Levantamiento era crear una administración polaca libre y evitar que la Unión Soviética tomara el poder. En el Levantamiento de Varsovia no solo participaron fuerzas militares, sino también civiles no combatientes. Se convirtió en una de las grandes batallas de la Segunda Guerra Mundial y resultó en la destrucción total de la capital polaca. Varsovia quedó arrasada y en el proceso murieron entre 150.000 y 180.000 polacos. Mientras tanto, el Ejército Rojo de Stalin, a solo unos kilómetros de distancia, observaba una Varsovia en llamas. La capital en ruinas fue lentamente reconstruida a lo largo de las cinco décadas posteriores bajo la atenta mirada de los soviéticos».

El acto de Majadahonda «se llevará a cabo ante la tumba de un veterano del Levantamiento sepultado en ese cementerio, Stanisław Serdakowski, en la que se hará una ofrenda floral para recordar a todos los soldados polacos que lucharon en el Levantamiento, simbolizados en él. Serdakowski, alías “Stasiek”, fue soldado del Armia Krajowa, la principal organización de la resistencia polaca contra la ocupación alemana de Polonia. Durante el Levantamiento combatió en el Batallón “Baszta”, en el Segundo Anillo “Żywiciel” (Żoliborz) del Distrito de Varsovia. Tras la caída del Levantamiento, Serdakowski fue enviado como prisionero de guerra a Alemania. Se trasladó a España a finales de los años 50 y en 1999 fue condecorado con la Cruz de Oficial al Mérito. Murió en Madrid el 23 de febrero de 2015″, informaba MJD Magazin en el homenaje que tuvo lugar en 2021.

«El 1 de agosto de 1944, martes, a las 17.00 horas (la llamada “hora W” de “libertad” en polaco) estalla el Alzamiento de Varsovia. Se trata de uno de los acontecimientos más importantes en la historia de la ciudad y a la vez uno de los más dramáticos. Pensado para durar varios días, el levantamiento llegó a durar hasta dos meses. Los sublevados buscaban arrebatar la capital de las manos alemanas antes de que lo hiciera el ejército soviético, para así hacer de Polonia un país soberano una vez finalizada la guerra. Si bien numerosas, las tropas insurgentes no estaban convenientemente armadas; y aun así plantaron cara al ejército regular de la Alemania nazi».

«La victoria solo hubiera sido posible con la ayuda de los aliados. Y esta nunca llegó. Atrapado entre los poderosos ejércitos nazi y soviético, el levantamiento fue desangrándose. La suerte de Varsovia, “París del Este” como era llamada antes de la guerra, quedó sellada con la orden de Heinrich Himmler: “Hay que matar a todos los habitantes. No se debe tomar prisionero alguno. Varsovia debe ser arrasada hasta el suelo, creando así un terrible ejemplo para intimidar a toda Europa”. La capital fue destruida en un 85% y sus vecinos expulsados a campos transitorios o a campos de prisioneros de guerra», concluye la web polaca Warsawtour.pl. El Museo del Levantamiento con sede en Varsovia se erigió como institución cultural polaca cuya exposición permanente muestra las dificultades y la vida diaria de los habitantes de la ciudad durante el Levantamiento de Varsovia de 1944 (del 1 de agosto al 2 de octubre de 1944).

 

Majadahonda Magazin