Rayo Majadahonda consigue una gesta en Leioa (1-2) y levanta a la afición para el final de liga

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

ENRIQUE OCTAVIO. Todas las apuestas en contra y todos los pronósticos pasaban por la derrota, cayendo además un aguacero de los que hacen época que se suponía beneficiaba a los locales. Pero esta vez el Rayo Majadahonda se sobrepuso a las adversidades y con el buen juego que le caracteriza logró ganar en el País Vasco 3 puntos de oro ante el actual subcampeón de liga, resultado que le hizo dormir este sábado en puestos de Copa del Rey y encarar el tramo final de la temporada con la suerte que se le ha mostrado esquiva durante todo el campeonato. La alegría entre los aficionados por el triunfo con los goles del “chupete” Portilla y el gaditano Quintana ha sido tal que a las 2.00 de la mañana de este domingo llegaba el autobús al Cerro del Espino y un grupo de aficionados esperaba coreando al equipo. La victoria, además, traspasó fronteras: Edwin Fabry, el ex jugador colombiano que hizo la primera vuelta con el Rayo Majadahonda, envió un mensaje desde Suiza, donde ahora juega: “Enhorabuena Rayo Majadahonda sois muy grandes chavales… os merecéis lo mejor. Fuerte abrazo para todos ¡a disfrutar!”. Real Madrid TV, que retransmitía el encuentro entre Real Madrid-Castilla y Barakaldo, también felicitó a los majariegos por un resultado que favorece al filial merengue, mientras que Andrés Basurto‏ resumía el sentir de la afición: “¡Vaya tres puntazos! Toca seguir soñando con este equipo, ¡vamos Rayo Majadahonda!”. El delantero rayista Álvaro Portilla‏ tuvo que contestar a las felicitaciones de las peñas desde su red social: “¡muchas gracias! 💪🏻💪🏻💪🏻 ¡el domingo os esperamos para animar como siempre!”. Y en efecto, será el “derby” contra el Fuenlabrada (5º clasificado) el que mida las expectativas de un Rayo Majadahonda que está haciendo historia en la Segunda B, categoría sobre la que aún no ha dicho su última palabra.

Sin acertantes esta semana en nuestro concurso Porra Leioa. Nadie apostásteis por la victoria del Rayo Majadahonda por 1-2. Enhorabuena por la victoria cosechada, buen viaje de regreso a casa y suerte en el resto de la competición liguera”. El club vasco, con su habitual señorío, revelaba como la victoria majariega había roto todas las quinielas, algo que ocurrió también en todas las casas de apuestas on line: la victoria del Rayo se pagaba a 5 euros y el empate a 3,5, mientras que la victoria local solo a 1,5. Y el resultado pudo ser más abultado: “El guardameta de la Leioa, Iturrioz, ha protagonizado tres intervenciones de muchísimo mérito en esta 1ª parte. Larguero del Rayo Majadahonda. Portilla estrella su disparo en el travesaño tras una parada salvadora de Iturrioz”, contaba la red social del club vasco. Estas son otras reseñas que la prensa deportiva ha realizado de la última heroicidad que ha logrado esta extraordinaria plantilla:

Marca: El Majadahonda hurga en la herida de un Leioa en horas bajas. Cortocircuito de un Leioa que encaja su segunda derrota seguida. El cuadro azulgrana no se encontró en el primer acto y luego no pudo remontar ante el Rayo Majadahonda.

Mundo Deportivo (Endika Río): Un mal día en la oficina para el Leioa. En realidad, un mal día a medias que pesó demasiado. Y es que el conjunto azulgrana nunca se encontró en el primer tiempo frente al Rayo Majadahonda. Los madrileños llegaron al descanso con dos goles de ventaja, que incluso pudieron ser más, algo que fue una losa enorme para los de Igor Gordobil. Lo intentaron y estuvieron cerca, sin embargo no pudieron rescatar nada. El Leioa salió dispuesto a anular el fútbol de toque del Rayo, sin embargo los visitantes golpearon en su primer acercamiento de peligro. Todo se originó en un balón largo de Basilio. La zaga vizcaína falló, Portilla se plantó ante Iturrioz y le superó por alto. El gol espoleó a los visitantes y cortocircuitó el fútbol azulgrana. Quedaron muy tocados. Iturrioz se erigió en héroe al salvar con el pie el disparo a bocajarro de Rubén. Desvió lo justó para mandar el balón al larguero. No tardó mucho el Rayo en poner más tierra de por medio. Lo hizo Quintana desde el balcón del área al culminar una buena jugada colectiva. Xesc estuvo cerca de recortar la diferencia, aunque su remate se perdió por encima de la portería. A la media hora, Pedro Capó rozó el autogol tras otra gran intervención de Iturrioz. El arquero salvó de nuevo a los suyos al filo del descanso ante Carlitos. El rechace le cayó a Portilla y su intento lo repelió la madera.

Esperanza de Fran Sota: El guión del encuentro no varió en exceso en el segundo tiempo. El Rayo dominaba, pero el que acertó fue Fran Sota poco antes de llegar a la hora de fútbol. El riojano culminó con un preciso testarazo un centro desde la derecha. Había tiempo para darle la vuelta a la tortilla. Las tornas cambiaron de forma brusca. El Leioa asumió las riendas con un Córdoba que se asomaba con bastante peligro al área madrileña. Lo probó con un remate que fue muy centrado. Los madrileños quisieron anestesiar el partido, que pasaran pocas cosas. En el último tramo se sucedieron las oportunidades vizcaínas. Los disparos de Fran Sota y de Córdoba se perdieron por muy poco. Jacobo casi sentencia en una falta de entendimiento de Iturrioz con su defensa. Xesc la tuvo, aunque se quedó en mala posición y no pudo dirigir la pelota entre los tres palos. El Rayo jugó el descuento en inferioridad por la expulsión de Rubén, sin embargo el Leioa no sacó provecho y encajó su segunda derrota consecutiva.

Prolegómenos en Leioa

El Correo (Íñigo Sánchez de Luna/ Jordi Alemany (foto): El Leioa sufre mal de altura. El conjunto de Sarriena pierde su segundo partido consecutivo al sucumbir ante la buena puntería del Majadahonda. Una mala primera parte le costó al Leioa su segunda derrota consecutiva (1-2). Cayó derrotado frente al Rayo Majadahonda, que desplegó un juego muy vivo y demostró una gran efectividad de cara a la portería del Leioa. En la segunda parte los locales recuperaron un halo de esperanza con el tanto de Sota, pero no pudieron culminar la remontada pese adueñarse del esférico y disponer de varias ocasiones para empatar. Desde el principio quedaron patentes los planteamientos tácticos de ambas escuadras. Por un lado, los locales presionaban muy arriba para intentar robar el esférico en el campo rival, santo y seña de ese manual futbolístico que tan buenos resultados les ha dado la presente campaña. Por su parte, los madrileños se mostraron como un equipo muy técnico acostumbrado a sacar el esférico desde atrás con criterio para aprovechar la velocidad de sus jugadores más ofensivos. El ritmo de juego fue muy alto sin especular con la pelota, pero sin generar peligro en ninguna de las áreas, hasta que Portilla, aprovechando un error de Aitor Córdoba, envió una vaselina para batir por alto a Iturrioz. Los azulgranas acusaron el golpe y quedaron a merced de un rival que se sentía muy cómodo sobre el césped de Sarriena. El Rayo llevó la iniciativa en el juego sin rifar el esférico en ningún momento. Con el paso de los minutos los pupilos de Igor Gordobil se sacudieron el agobio y llegaron con más asiduidad al área contraria”.

“Sin embargo, los madrileños en un nuevo contraataque dieron muestras de su efectividad con un disparo con la izquierda de Quintana que alojó el balón en el fondo de la red (0-2). La mejor ocasión para recortar la desventaja no tardó en llegar, con un testarazo de Xesc que se marchó por encima del larguero. También Sota probó fortuna con un disparo que tampoco encontró hueco entre los tres palos. El portero local se volvió a convertir en el protagonista en otra espectacular intervención en un mano a mano frente a Portilla, el principal estilete de los visitantes. Sin más sobresaltos concluyó una primera parte dominada por el equipo dirigido por el vizcaíno Antonio Iriondo. Tras el descanso, ambos técnicos dieron entrada a hombres de refresco. Pese a estos movimientos, el panorama del encuentro no cambió un ápice, con el Majadahonda llevando de nuevo las riendas sin arriesgar nada, frente a un conjunto local que no bajó los brazos y logró su propósito de recortar diferencias con un buen remate de cabeza de Sota, a pase de Eric Polanco. Este tanto dio un giro al devenir del partido, con los de Sarriena volcados en ataque. La incertidumbre en el marcador se tradujo en algunos choques entre jugadores saldados con varias amarillas. Los minutos finales fueron un monólogo azulgrana pero sin acierto”.

El Desmarque: la SD Leioa, en la cúspide de la tabla, perdió ante el Rayo Majadahonda en Urritxe su segundo partido consecutivo tras 15 jornadas de dulce. El conjunto de Igor Gordobil no se encontró cómodo ante el Rayo Majadahonda tras su derrota en Fuenlabrada. Los madrileños llegaron al descanso con dos goles de ventaja, obra de Portilla y Quintana, que pudieron ser alguno más. Fran Sota casi salva los muebles en el segundo acto, con tiempo bajo el aguacero de Sarriena, que sin embargo no pudo sumar un punto más a estos sobresalientes 53 que les sigue manteniendo en la zona noble.

Vavel (Daniel García Arnáiz): La fuerza del Rayo derriba Sarriena. El Rayo Majadahonda vence al Leioa en Sarriena por 1-2 y mantiene sus opciones de clasificarse entre los cuatro mejores. Los locales caen por segunda vez esta temporada en Sarriena y esperan que sus rivales directos también lo hagan, para poder mantener su privilegiada posición. Estamos ya en los momentos certeros del campeonato, donde el esférico determina el destino de los equipos. Sueños de verano pueden tornarse en pesadillas, pero también puede ocurrir lo contrario. Proyectos humildes destinados a sufrir pueden terminar convirtiéndose en sueños. Todo es posible en la categoría de bronce, donde ni los jugadores, ni el presupuesto, ni el dinero garantizan el éxito. Todos los equipos están a un nivel muy parejo y cualquier equipo puede sorprender a cualquiera. Nada está escrito”.

La Cruz Roja en Leioa: esta vez la víctima no fue el Rayo

“En estas últimas jornadas comienza otra liga. Una liga para ascender, para meterse en playoff o para no bajar. Restan muchas batallas por resolverse dentro del campeonato. El Leioa llegaba a Sarriena siendo el segundo clasificado. Con 53 puntos, los leioztarras acumularon quince partidos sin caer antes de la pasada jornada. La pasada fecha, los vizcaínos tuvieron que hincar la rodilla ante un Fuenlabrada en un gran estado de forma. San José, a escasos minutos de la conclusión, decidió con un certero cabezazo un encuentro que olía a empate. Pero el trabajo hecho durante toda la temporada no puede de ninguna manera quedar empañado por una sola derrota. Así pues, los vascos afrontaban el encuentro con la idea de volver a conseguir los tres puntos, para consolidar su plaza en el segundo escalón de la competición y mantener a raya a rivales directos, como el propio Fuenlabrada o el Toledo. Por su parte, el Rayo Majadahonda se presentaba en Sarriena ostentando la undécima posición en la tabla clasificatoria. Los de Iriondo, con 41 puntos, comparecían en Leioa situados a medio camino entre el sufrimiento de la permanencia y los sueños del play off. A los del Cerro del Espino solamente les valía ganar si querían seguir con opciones de colarse entre los cuatro mejores. La temporada de los madrileños está siendo hasta el momento irregular. Llegaron a ocupar el liderato en las primeras jornadas, pero se fueron descolgando de la cabeza, hasta quedar en zona media de la tabla. La victoria frente al Gernika elevó los ánimos de una plantilla que pretende estar más arriba en la tabla”.

Formaciones iniciales: Gordóbil salió al césped de Sarriena con la siguiente formación, bastante diferente de la habitual debido a las bajas de Jorge García y Óscar: Iturrioz en portería; Polanco, Simón, Córdoba y Arregi como defensas; Unda y Capó en el mediocentro; Kike Tortosa, Sota y Silas en mediapunta y como “9” Xesc Reguís. Por su parte, Iriondo confió en estos once hombres: Basilio en puerta, Aitor Núñez, Oliva, Portuga, Villalón en la zaga; Cidoncha, Quintana, Rubén, Carlitos; Portilla en la parcela central y Jorge Félix como referencia.

Enrique Vedia (reacciones): “Mi objetivo es jugar un partido oficial en el Bernabeu”

El Rayo descarga: Y así, el cronómetro echó a andar en el lluvioso Sarriena. El Rayo Majadahonda salió dispuesto a llevar la manija del encuentro desde el primer minuto. Con un fútbol alegre y ofensivo, Iriondo ya advirtió antes del encuentro acerca de sus intenciones de atacar. Y exactamente ese plan llevó a cabo en el campo del segundo. Con una formación destinada principalmente al ataque, generó inquietud en la zaga local desde el inicio. Pronto la insistencia tuvo su premio y antes del cuarto de hora los madrileños pudieron adelantarse gracias a Portilla. Poco después, Quintana ponía tierra de por medio al anotar el 0-2 al minuto 21. A partir de ahí, el partido cambió. El Leioa tuvo que lanzarse al ata que, dejando espacios que aprovecharon los atacantes visitantes. Carlitos y Portilla trataron de aprovechar los espacios dejados por los locales, que trataban de recortar distancias. Las malas noticias se iban acumulando para los locales. Unda fue amonestado y con ello se perderá el partido en Toledo. El Rayo estuvo muy cerca de obtener el tercer tanto. Los capitalinos tuvieron varias ocasiones muy claras, pero un acertado Iturrioz consiguió mantener vivos a los suyos. Portilla tuvo la más clara a pocos minutos del descanso, cuando su chut se estrelló en el larguero. El césped de Sarriena no era ajeno a las inclemencias del tiempo, la lluvia caía con insistencia sobre el verde, que cada vez estaba más pesado. El cuero cada vez circulaba con más dificultad y el partido se fue trabando y ralentizando poco a poco. Con un temporal de agua cayendo sobre toda Bizkaia, el intervalo llegó.

El Leioa responde: Antes de iniciar la segunda parte, Gordobil movió ficha, sustituyendo a Undabarrena por Picón. El Leioa salió decidido a buscar un gol que les metiera en el partido. El guión no cambió en exceso, aunque sí es cierto que el conjunto azulgrana intensificó sus acciones ofensivas. Conforme pasaban los minutos, el 1-2 parecía más cercano. Y al final llegó. Sota conectó un cabezazo que tras pegar en el palo, se coló en la meta madrileña. A partir de ahí, el duelo se abrió. El Rayo Majadahonda siguió manteniendo su propuesta de fútbol ofensivo y el Leioa comenzó a carburar, buscando el empate.

El autobús, en Leioa

El empate nunca llegó: Los locales fueron acumulando llegadas. Sota, Capó y Córdoba no cejaron en su empeño de buscar la portería contraria, pero Basilio, el guardameta majariego se mostró muy seguro, no dando opciones a los delanteros en los rechaces. El gol se mascaba en las gradas. Pese a que los visitantes pudieron matar el partido en alguna ocasión, la falta de precisión lo evitó. En esa disyuntiva, el míster visitante decidió que era el momento de replegar filas y Gordobil arriesgó metiendo a Izaro Abella. Con los madrileños replegados, los locales tuvieron varias ocasiones para hacer las tablas. La más clara, un mano a mano de Xesc, que el atacante mallorquín falló y no pudo subir el empate al marcador. Así, el encuentro finalizó con victoria capitalina. El Rayo Majadahonda certifica su salvación y es ahora noveno, con 44 puntos. Los de Iriondo recibirán al Fuenlabrada en casa, en un duelo directo por la cuarta plaza.

LEIOA: Un mal arranque condena a la S.D. Leioa. Segunda derrota de la presente temporada en Sarriena, 1-2 ante el C.F. Rayo Majadahonda, tras encajar sendos tantos en los minutos 14 y 21 de la primera mitad, antes de que Sota recortara distancias ya en la segunda parteLos goles de Portilla en el minuto 14 y de Quintana en el 21 han puesto cuesta arriba el partido para la S.D. Leioa desde demasiado temprano. En una primera mitad en la que el C.F. Rayo Majadahonda se ha mostrado superior sobre un pesado terreno de juego de Sarriena, tres soberbias intervenciones de Iturrioz y la ayuda del larguero en el minuto 41 han provocado que el conjunto leioaztarra llegase con vida al descanso. Tras la reanudación se ha visto otro partido, con un conjunto local arrollador en busca de un primer tanto que diese esperanzas en la remontada. Lo ha logrado Sota de cabeza y tras golpear su remate en el poste, después de un gran centro desde la derecha de Polanco. Era el minuto 58. Desgraciadamente, durante la última media hora se ha continuado llegando al área de Basilio pero sin acertar en el último remate.

RAYO MAJADAHONDA: Tres puntos vitales son los que el CF Rayo Majadahonda ha conseguido esta misma tarde en un partido muy complicado, y ante uno de los mejores equipos de la Liga en el Grupo II de Segunda División B, el Leioa. Viajaba el equipo a tierras vizcaínas como decía Antonio Iriondo en la previa, con la sana idea de ganar, y esa sana idea se ha materializado con dos goles, uno de Portilla muy al comienzo del encuentro, en el minuto 11, y otro de Quintana en el 20, resultado que se mantuvo hasta el descanso y que continuó sin moverse hasta el 58, momento en el que llegaba el gol del Leioa, un equipo que aunque arriba en la tabla de clasificación, ocupa la segunda posición, no atraviesa últimamente su mejor momento de juego. Los tres puntos sumados hoy se puede decir que son los de la tranquilidad para conseguir el objetivo del club y del equipo esta temporada, que no ha sido otro desde el inicio de la misma que el de mantenerse en la categoría para afianzarse ya, como un equipo de Segunda B con todo lo que eso implica a nivel futbolístico y deportivo como entidad. 44 son los puntos que suma ahora mismo el equipo de Majadahonda haciendo que, a falta de que se jueguen algunos partidos en los que estarán implicados sus inmediatos “perseguidores” en la clasificación, el Rayo Majadahonda duerma colocado en el noveno puesto, sabiendo además que todavía quedan siete partidos para a partir de ahora, poder fijar el próximo objetivo, no sin tener “aire” suficiente para respirar y poder mirar más arriba. La única nota negativa de este partido, ha sido la expulsión del capitán del Rayo Majadahonda, Rubén, casi en las postrimerías del mismo (m.89) por doble amarilla.

SD. Leioa: Iturrioz; Polanco, Arregi, Córdoba, Simón; Undabarrena (Picón, min. 46), Capó; Kike Tortosa (Ízaro, min. 77), Fran Sota, Silas; Xesc.

CF. Rayo Majadahonda: Basilio; Aitor Núñez, Villalón, Oliva, Cidoncha, Portuga; Rubén, Quintana (Parla, min. 77), Carlitos; Jorge Félix (Jacobo, min. 46), Portilla.

Goles: 0-1, Portilla (min. 14). 0-2, Quintana (min. 21). 1-2, Fran Sota (min 58).
Árbitro: Sánchez Alba (1). Amonestó a Capó, Arregi, Undabarrena, Silas, Córdoba, Picón; Basilio, Núñez, Carlitos, Cidoncha y Rubén (2, min. 90). Campo: Sarriena, ante 900 espectadores.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.