100 adolescentes de Majadahonda piden al alcalde que traiga a “Auryn” para las fiestas

Suscríbete gratis a nuestras noticias

aurym PAULA BERBELL. “Nos gustaría que Auryn tocara en las fiestas de Majadahonda del próximo septiembre ya que nunca han tocado aquí. Atraería a un montón de gente y sería muy beneficioso para el pueblo”. Más de un centenar de adolescentes de Majadahonda se han dirigido al alcalde, Narciso de Foxá, para realizarle una petición a través de Change.org: “Auryn En Majadahonda. Dirigida a: Ayuntamiento Majadahonda”. La petición la firman María e Irene Guijarro Arribas. Y el grupo no para de recibir ofertas: Con más de 20 millones de reproducciones en Spotify y dos discos de platino, Auryn se siente orgulloso de cantar en inglés con sonido internacional. La petición no le costaría nada al Ayuntamiento porque sus promotores la sufragan a cambio de quedarse con la recaudación del concierto, que sería de pago y no gratuito como hasta ahora. Y hay que contextualizarlo, porque cada grupo es diferente: Por ejemplo, con Pablo Alborán la empresa promotora asume todos los gastos a cambio del 100% de la recaudación y 6.000 euros más IVA. Abraham Mateo actúa cobrando un cache de 18.000 euros al Ayuntamiento, quien a cambio se queda con todo lo generado en taquilla. Auryn es más cara y el caché de la banda se sitúa en 20.000 euros, algo de lo que el organizador del concierto se hace cargo a cambio de recaudar todo el dinero de la venta de entradas. Miguel Bosé es el cantante que más caché tiene y son 70.000 euros los que le pagan por traerlo: como contraprestación los organizadores se quedan con todo lo recaudado en taquilla. La productora de Melendi corre con los gastos del concierto y a cambio se queda con lo recaudado en taquilla y 6.000 euros.

aurym1Tamara Vera, presidenta del club de fans de Auryn, la defiende: «Al ser sobre todo adolescentes se nos etiqueta de histéricas. Nos gusta este grupo y no hay nada de malo. Es un poco injusto». Estudiante de Administración y Dirección de Empresas en Murcia, 21 años, Vera seguía a Blas Cantó o Carlos Marco antes de que formaran Auryn, pero el grupo multiplicó su factor de atracción por «cómo empastan sus voces, no es fácil combinar cinco voces así». Ahora preside el club de fans, órgano de propaganda que promociona al quinteto incluso escribiendo a ayuntamientos para que les contraten, como ha ocurrido en Majadahonda. “Destaca de Auryn su cercanía, nunca mayor que en los Auryn My Camp, una especie de Campamento Krusty de Los Simpson que se celebró durante tres veranos en un cámping en El Escorial y una Navidad en el parador de Segovia. Las fans pagaban unos 350 euros por convivir durante tres días, participando en encuentros con el grupo, que ofrecía además conciertos especiales, «acústicos y más íntimos», recuerda Vera, que asistió a casi todos los My Camp”, escribió el periodista Darío Manrique.

aurym2Y concluye: “Auryn llena auditorios y pabellones, provoca revuelos en los centros comerciales donde firma sus discos y sus tres últimos álbumes -incluido el más reciente, Ghost Town- han sido número uno en la lista de ventas. Es una de las historias de éxito más llamativas del pop español en esta década. Aquí ha habido grandes fenómenos de fans (desde Camilo Sesto, en los 70, a Los Pecos o Alejandro Sanz), pero el concepto de boy band parecía resistirse a la mentalidad hispana. De EE UU e Inglaterra nos han llegado -y han triunfado- grupos de chicos con voces aterciopeladas y caderas líquidas como New Kids on the Block, Backstreet Boys, Take That o, más recientemente, One Direction. Pero, pese a la costumbre de la industria musical española de replicar las fórmulas de éxito foráneas, aquí no se apostaba por las boy bands. Tampoco ocurrió en un principio con Auryn, que incluso tuvieron que autoeditar su primer álbum, Endless Road, 7058 (2011). «Cada uno de ellos venía de intentarlo por su cuenta», explicó su mánager y co-creador, Magí Torras, en una reciente entrevista. «En España no había ningún grupo vocal. Todos los intentos han salido mal; tan mal que no recuerdo ni sus nombres. Les propuse crear una banda. Financiamos el primer disco entre los seis».

aurymTienen entre 24 y 27 años y se llaman Álvaro Gango, Carlos Marco, Daniel Fernández Delgado, David Lafuente y Blas Cantó. Se presentaron a realities como Factor X o representando a España en Eurovisión Junior. Magí Torras, periodista fundador de la revista de moda y tendencias “Must!”, los juntó a todos en una fiesta. «Algunos ya nos conocíamos, teníamos amigos comunes», cuenta Álvaro Gango, madrileño de 26 años: «Magí nos propuso reunirnos en un local de ensayo y vimos que nuestras voces empastaban bien y que había química. La sensación que tuvimos desde el principio era que todo salía muy rápido». “¡Firmad para que mas gente pueda ver a sus ídolos, todos merecemos esa oportunidad!”, subraya Andrea desde Majadahonda. ¿Escuchará su grito Narciso de Foxá?

Fuente:

Change.org

Suscríbete
Recibir aviso
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios