Espectacular operación de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en la calle Príncipe de Asturias 35 de Majadahonda, en la lujosa barriada del Monte del Pilar. Los agentes de la benemérita realizaron en la noche de este miércoles una intervención en un domicilio particular tras una minuciosa investigación por tráfico de drogas. Según pudo saber MJD Magazin en fuentes policiales, se incautó “una importantísima cantidad de droga” que finalmente llegó a los 300 kilos y uno de los narcos se atrincheró en un domicilio”, aunque finalmente fueron 3 los detenidos. La Guardia Civil tuvo que obligarle a salir pidiendo una orden judicial de entrada en esta casa, que no se encontraba entre las inicialmente detectadas. A última hora de la noche todavía estaba la operación abierta y había numeroso personal de las fuerzas de seguridad uniformado y de paisano en la zona. No se llegaron a cortar del todo las calles para no alarmar a la población, pero un jefe de la UCO llevó en persona la operación.

La normalidad y eficacia con que la Guardia Civil atajó la situación fue la nota predominante. Solo hubo que detener y desviar al tráfico entre 15 y 20 minutos al llegar la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECI) de la Guardia Civil, los mismos que vienen para cubrir la seguridad de las Fiestas de Majadahonda. Eran 5 furgones y además muy llamativos, porque sus agentes se uniforman con chalecos antibalas, cascos y demás. La peligrosidad de la acción lo requería. Finalmente entraron en el domicilio, que se encontraba deshabitado, pero se llevaron del edificio a tres detenidos y un coche cargado con aproximadamente 300 kilos de cocaína, según estas mismas fuentes, que investigan si los “narcos” estaban “lavando” dinero a través de varios negocios legales en Majadahonda.

La investigación la lleva directamente la UCO de Guardia Civil, que venía siguiendo a la banda desde Madrid y finalmente tuvo que intervenir por la enorme cantidad de droga detectada, en unas fechas además muy próximas a las Fiestas de Majadahonda y de otras ciudades de la próspera zona del Noroeste de Madrid. La Policía Municipal de Majadahonda colaboró con Guardia Civil dando cobertura, cortando las calles cuando fue necesario, impidiendo los accesos de vecinos por las zonas comunes e incluso interviniendo con personal de paisano que ayudó a que la operación llegase a feliz término.

 

Majadahonda Magazin