313 mujeres maltratadas en Majadahonda

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

violencia-de-gc3a9nero-1La concejala de Bienestar Social de Majadahonda, María José Montón, asegura en una entrevista concedida a “Majadahonda Ciudad Aumentada” que desde octubre de 2013 hasta 1 de diciembre de 2015 se han atendido 313 mujeres en la ciudad, teniendo actualmente 181 expedientes abiertos, de las cuales 86 tienen orden de protección cuando acuden al PMORVG”. Se refiere con ello al Punto Municipal del Observatorio Regional de Violencia de Género (PMORVG) que arroja estas demoledoras estadísticas: el 64,08% de las mujeres en intervención son españolas y el resto tienen diferentes orígenes. El 41,44% son solteras, el 30,94% son casadas, el 25,97% separadas o divorciadas. En cuanto a la edad, la mayoría de las mujeres en atención tienen entre 26 y 40 años. Montón añade que no hay datos sobre hombres maltratados porque “la violencia de género en hombres es imposible”. Reproducimos por su interés un pasaje de la citada entrevista:

María José Montón
María José Montón

¿Hay alguna relación entre el nivel de la clase social en los casos de maltrato?
– No, el nivel de la clase social en ningún caso actúa como factor de protección o vulnerabilidad hacia la violencia de género. Se trata de una realidad que afecta por igual a todas las clases sociales.

¿Puede establecerse un perfil tipo de la mujer que sufre la violencia de Género? ¿Hay también hombres que sufren en este tipo de violencia?
En ningún caso podemos hablar de un perfil tipo de la mujer que sufre violencia de género. Sin embargo, sí podemos observar características comunes en las mujeres que han sufrido violencia de género después de haber sido expuestas a ella. Es decir, la violencia de género tiene sobre las mujeres unas consecuencias directas en aspectos como su autoestima, relaciones sociales, dependencia emocional etc. pero no podemos decir que estas sean características previas que las hagan más vulnerables para sufrir esta violencia. Partiendo de la definición de violencia de género que aparece en la Ley 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas De Protección Integral Contra La Violencia De Género, resulta imposible hablar de violencia de género hacia los hombres. “Violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia” (artículo 1). Sí podríamos hablar de violencia ejercida de mujeres hacia hombres, pero no la llamaríamos violencia de género, por no cumplir con sus principios fundamentales. En algunos casos estaríamos hablando de violencia intrafamiliar, en otros de violencia de una mujer hacia un hombre etc…

Actualmente está más castigada la agresión de hombre a la mujer que de la mujer al hombre… ¿le parece que está esto justificado?
– Las modificaciones legislativas y penales van respondiendo a las necesidades y situaciones sociales que se van detectando en nuestra sociedad para dar una respuesta adecuada. Desde la aprobación de la Ley de 2004 son más de mil las mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas. La violencia de género no responde a un impulso puntual sino que tiene un origen estructural de la sociedad, no es un acto violento sin más. En 2015 son ya 48 mujeres fallecidas asesinadas, sin conocer las muertes por suicidio que no pueden ser catalogadas en razones de violencia. El código civil hasta 1975 contemplaba la esposa sometida al “Ius corrigendi” (derecho de corrección) del marido y solo se castigaban en caso de excederse el marido produciendo lesiones muy graves en su mujer o causando la muerte. De esto hace muy poquito, ¿le parece a usted justificado?.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.