La “marea blanca” de Majadahonda reclama “no ceder el diálogo de Cataluña a los políticos”

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

El debate sobre lo que está ocurriendo en Cataluña sigue interesando mucho en la ciudad de Majadahonda (Madrid). La plaza del Ayuntamiento registró este sábado una concentración de la denominada “marea blanca”, organización independiente de los partidos que reclama “diálogo”. Pero este movimiento, que era apoyado desde fuera por Somos/Podemos/IU, recriminó el fracaso de los políticos que gestionan el problema y han provocado este “choque de trenes”. Fue Asamblea Majadahonda‏ la que bajo el eslogan “Hablemos” precisó: “Hablemos, pero entre la gente, no cedamos este diálogo a los políticos”. Por su parte, el Ayuntamiento informó que su iniciativa de regalar banderas de España para la festividad del 12 de octubre también ha calado y está siendo un éxito: “Banderas de España agotadas. Hemos pedido más. Éxito de la iniciativa que se ha hecho durante muchos años aquí, no es nada nuevo. Hemos pedido casi 200 metros más. Hemos dado ya unos 120 metros y mañana llegan más”.

Fuentes municipales informaron que las primeras banderas fueron adquiridas en una tienda de Majadahonda. “Las nuevas vienen de la provincia Toledo porque aquí está todo agotado”. Además señalaron que el coste de esta campaña era “simbólico” (en internet oscila entre los 3 y los 10 euros el metro según dimensiones). Por último en el Ayuntamiento precisaron que “aunque ahora se metan con este tema por lo que pasa en Cataluña es importante decir que esta iniciativa no es nueva y se ha realizado otros años”. También se han encargado banderolas informativas convocando al acto, que se han colocado ya en las principales calles de la ciudad.

Con respecto a la concentración de la “marea blanca”, que congregó a cientos de vecinos, fueron ellos mismos en las redes sociales los que informaron de su composición y repercusión. Teresa Ribera señaló: “Mucha gente y muy variada de blanco enfrente del Ayuntamiento de Majadahonda (no muy habitual). Me alegra. ¡parlem, hablemos!”. Y Julio, que tiene como lema‏ “si mis sueños se pelean con la suerte puede que fracase, abra los ojos y despierte”, dijo: “Parlem, Hablamos en Majadahonda. Sigue llegando gente. Sobre todo familias”. Mer Chapo, profesora interina de matemáticas de la publica que sigue “resistiendo y disfrutando con mi trabajo a pesar de Wert” afirmó: “En Majadahonda Hablemos Parlem”. Y la tuitera “Vecina de Majadahonda”, que desde el centro de la ciudad “observa lo que pasa a su alrededor” se sumó: “En Majadahonda parlem y hablemos”. Por último, Héctor Muñoz,‏ “politólogo en proyecto” concluyó: “Concentración en Majadahonda para exigir diálogo para solucionar los problemas”.

Mientras tanto, siguen llegando noticias preocupantes de Cataluña y hasta Majadahonda están arribando ya los primeros “exiliados”. Una familia que desea permanecer en el anonimato y que posee residencia y trabajo tanto en Barcelona como en Majadahonda, prestó su testimonio a MJD Magazin: “La presión hacia los que no somos independentistas es ya insoportable. Se colocan frente a tu casa y esperan a que salgas a la calle. Luego te persiguen y te acosan diciéndote que no eres catalana, que eres española”. Las escenas, que recuerdan mucho a las que se vivían en el País Vasco en los “años de plomo”, están provocando que esta familia se plantee dejar su negocio en Barcelona y radicarse definitivamente en Majadahonda. Y se asemejan a la que también ha padecido la cineasta Isabel Coixet. También ha llegado hasta MJD Magazin un testimonio inverso: el de un empresario catalán que acaba de implantar su negocio sanitario en Majadahonda, entre otras ciudades españolas. “Esto es ya asfixiante, los políticos van a lo suyo y es ya muy complicado aplacar el problema”. Este empresario se está pensando también trasladar el centro de su negocio a Majadahonda (ahora lo tiene en Barcelona) y con ello su residencia y la de su familia. Ambos serán objeto de un amplio reportaje y entrevista en MJD Magazin salvaguardando siempre su identidad por expreso deseo, lo que da idea del clima de intimidación existente.

CATALUÑA DESDE MAJADAHONDA. TONY DEL VALLE (OPINION). Hace 36 años, España dio una lección de valentía y democracia a todo el mundo, cuando el teniente coronel Tejero secuestró el Parlamento elegido libremente por todos los españoles. Desde el Parlamento demostraron al mundo que no tenían miedo, hubo tres políticos que no se doblegaron al miedo ni a las pistolas ni a las metralletas, permanecieron sin pestañear en sus escaños, eran políticos de otra talla –me refiero al presidente Suárez, al vicepresidente Gutiérrez Mellado y al histórico dirigente comunista Carrillo- gracias a todos ellos pudimos –con el Rey Juan Carlos a la cabeza- sacar adelante una democracia fuerte y unida. Hoy, unos políticos de una talla mezquina y de una mediocridad insultante, nos están llevando a España y en particular a Cataluña a un enfrentamiento y división que hasta ahora nunca habíamos visto en este país. Está claro, y nadie pone en duda que lo que ocurre en Cataluña es un golpe de estado puro y duro, dirigido por tres cabezas visibles: Puigdemont, Forcadell y Junqueras. Estos tres deberán rendir cuentas ante la justicia por lo que están haciendo con un comportamiento antidemocrático: despreciando las leyes constitucionales del Estado se han propuesto llevar a la más absoluta ruina a toda Cataluña.

Apoyándose en su guardia “pretoriana-callejera” de la CUP, están poniendo en práctica lo que es el nacionalismo, que desemboca en un fascismo puro y duro, que divide y ataca sin ningún complejo ni pudor a los que no piensan como ellos. Es hora de luchar contra estos golpistas de manual, hay que luchar contra el
adoctrinamiento que se está llevando a cabo en Colegios e Institutos. Los primeros que han empezado esta lucha, han sido las entidades Bancarias Catalanas y demás empresas multinacionales, han decidido abandonar Cataluña y buscar una protección jurídica en Europa–España.

No podemos esperar más, el Gobierno tiene el derecho y la obligación de articular las leyes constitucionales contra el golpismo catalán, y el resto de los demócratas españoles tenemos el derecho y el deber de apoyar todas las medidas legales que el Gobierno determine aplicar. Los nacionalistas catalanes son insaciables, todas las concesiones que desde los distintos gobiernos españoles se les ha dado, no han servido para nada, desde hace ya muchos años -siglo XVII- fueron calificados como la Cataluña rica, egoísta e insolidaria, después de cuatro siglos han ido a peor. La historia está ahí escrita y nadie la puede cambiar, ni manipular: en 1641 pasó a ser soberanía de Francia toda Cataluña. Esto duró exactamente 12 años. Fueron múltiples las conspiraciones catalanas contra Francia, al final se dieron cuenta que con Francia estaban peor. Francia terminó con un hartazgo monumental de Cataluña y de los catalanes. En julio de 1652 vuelve a pertenecer a España con la entrada en Barcelona de don Juan José de Austria. Hoy seguirá siendo España, porque España será lo que quieran los españoles, por mucho que les pese a los independentistas.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.